Más de lo mismo: en su debut, Roberto Feletti congeló precios de productos hasta el 7 de enero

Más de lo mismo: en su debut, Roberto Feletti congeló precios de productos hasta el 7 de enero
Luego de una reunión con empresarios de alimenticias, Comercio amplió a 900 la cantidad de productos de supermercado con precios congelados
Por iProfesional
13.10.2021 12.01hs Economía

Luego de reunirse este miércoles empresarios de consumo masivo, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, anunció un congelamiento por 90 días de los precios de la canasta básica.

La medida incluye a alimentos, bebidas, artículos de tocador y limpieza que deberán mantenerse sin cambios al menos hasta el 1 de enero de 2022.

La medida fue comunicada durante la reunión que se llevó a cabo en la sede de la Secretaría de Comercio, de la que participaron representantes de las distintas cámaras del sector y ejecutivos de las principales empresas de cada rubro de consumo masivo.

De esta forma, la Secretaría de Comercio acordó con los supermercados una ampliación del congelamiento de precios de los principales productos alimenticios, bebidas, de higiene y limpieza hasta el próximo 7 de enero de 2022.

Así, la iniciativa amplía de 670 a 900 los productos del plan Precios Máximos, que incluye artículos de la canasta básica alimentaria.

Durante la reunión, Feletti les comunicó que mañana cada una de las empresas deberá presentar sus listas de precios vigentes al 1 de octubre para su homologación.

Las listas deberán estar certificadas por la propia compañía y no podrán registrar ningún cambio hasta los primeros días del año próximo, incluyendo las bonificaciones y descuentos que les realizan a los distintos canales comerciales.

Primera medida de Feletti: se congelarán los precios de alimentos y bebidas por 90 días
Primera medida de Feletti: se congelarán los precios de alimentos y bebidas por 90 días

Alimentos, eje de la disputa

La pregunta que se hacían los empresarios de la alimentación, previo al encuentro con Feletti, refería a la relación que está pensando el Gobierno para los próximos meses. Si sería un vínculo de "confrontación permanente" o, más bien, de "negociaciones permanentes".

En una entrevista reciente con iProfesional, Feletti planteó que los precios de los alimentos debían ser regulados por el Estado. Lo argumentó de esta manera:

"El Estado tiene regulaciones potentes sobre los mercados de consumo básicos: energía y alimentos. El año pasado, la economía cayó casi 10% y la canasta alimentaria aumentó 45%. ¿Cómo se explica que en un contexto de semejante recesión, los alimentos aumenten de ese modo? Sucede porque existe un comportamiento monopólico no regulado. Combinado con la presión de los mercados externos. Durante el gobierno de Néstor y de Cristina se trabajaba con cupos de exportación y altas retenciones, que aseguraban la demanda interna".

Justamente, Guzmán y Kulfas vienen siendo centro de críticas desde las filas del propio oficialismo. No por la demora en el acuerdo con el Fondo Monetario -que no depende de ellos sino de Cristina y Alberto F.- sino por la inflación de los alimentos. Una dinámica que no se apaga a pesar de los acuerdos con empresarios y del freno de mano aplicado al "crawling peg", que mueve apenas un 1% al tipo de cambio oficial.

La cuestión, ahora, no sólo refiere a los acuerdos de corto alcance que pueda sellar el Gobierno. La clave para lo que viene tiene que ver, más bien, con las señales que la coalición gobernante vaya dando sobre el rumbo para después del 14 de noviembre. Ni más ni menos.

Temas relacionados
Economía en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído