iProfesional

Salarios en dólares: esto gana un argentino comparado con otros sueldos de la región

Perú, Chile y Panamá tienen los sueldos medidos en dólares más altos de la región. Cómo evolucionaron los ingresos en moneda dura en la Argentina
Por iProfesional
06/12/2021 - 16,08hs
Salarios en dólares: esto gana un argentino comparado con otros sueldos de la región

Los salarios en dólares de los argentinos se encuentran entre los más bajos de la región producto de la devaluación del peso en comparación con el dólar. 

Así se desprende de datos de Mercer, consultora global líder en recursos humanos, al analizar los salarios en dólares de un nivel de Director/Ejecutivo en los diferentes países de la región, y en donde se observa que disminuyeron en 2020 respecto a 2019 y luego se recuperan en 2021. 

Argentina continúa presentando los salarios más bajos en dólares en la región, mientras que Perú tiene los más altos.

"Los salarios en dólares más altos en la región los tienen Perú, Chile y Panamá. Los cambios año a año responden a la relación entre ajustes salariales en cada país y la devaluación o apreciación de su moneda", destacó Valeria Bohórquez, líder de productos de Career de Mercer para Latinoamérica.

Evolución de los sueldos en dólares en los últimos tres años
Evolución de los sueldos en dólares en los últimos tres años

Para realizar el análisis, se complementa con los datos de costo de vida de los países. Tomando como base de comparación a Nueva York, se observa que los costos de vida en las ciudades de Latinoamérica son menores.

Por otra parte, el análisis de Mercer contempla también la evolución del otorgamiento de tres beneficios entre 2016 y 2021 en las empresas de los distintos países de la región. Respecto al auto compañía que muchos ejecutivos reciben se observa que la prevalencia de este beneficio en el mercado disminuyó un 4 por ciento.

Al analizar beneficios de bienestar y salud, se observa que en los últimos 5 años su prevalencia se incrementó un 6 por ciento. En cuanto al beneficio de trabajo remoto, su prevalencia creció 32% en los últimos años en las empresas de la región.

Al analizar con más detalle los beneficios de salud y bienestar que se incrementaron, se desprende que han crecido principalmente los programas de asistencia al empleado, las pausas activas, la telemedicina y la asesoría psicológica familiar y personal. Por otra parte, ha disminuido el otorgamiento del plan nutricional; el seguro de vida; el plan de salud complementario, el programa o sesiones para manejo del stress

En la región se observa el otorgamiento de beneficios adicionales para el trabajo remoto, entre los que se destacan los subsidios para gastos del hogar; subsidio para compra equipos de protección; subsidio para guardería o niñera; subsidio para actividades físicas, entre otros.

"La pandemia hizo que las compañías revisaran los beneficios para adecuarlos a los nuevos esquemas de trabajo adaptándolos gradualmente a las nuevas necesidades", destacó Bohórquez.

Perspectivas regionales de regreso a la oficina

Cómo se produjo en la región el regreso a las oficinas
Cómo se produjo en la región el regreso a las oficinas

Al analizar cómo las empresas están pensando sus políticas a futuro, el esquema híbrido, que combina el trabajo en la oficina con el trabajo en la casa, es el preponderante. También las empresas están pensando en políticas de tiempo flexible (tiempos de inicio y finalización ajustados, por ejemplo) y en trabajo remoto a tiempo completo. El esquema híbrido consiste, en general, en trabajar en forma remota 3 días a la semana y 2 días en la oficina.

"El trabajo remoto es principalmente voluntario, aunque para algunos grupos puede ser obligatorio si hay restricciones de espacio en la oficina en el caso de algunas empresas", señala Bohórquez. "El desafío para las compañías es cómo hacer que las personas quieran volver a la oficina en vez de quedarse en su casa", agregó la experta.

El 49,8% de las empresas relevadas en la región respondieron que los horarios de trabajo los establecen los empleados dentro de los límites establecidos por la empresa o el gerente. Un 43,4% indicó que los horarios de trabajo se prescribirán a nivel de la empresa o el gerente; y un 6,8% indicó que los empleados tienen una amplia libertad para establecer sus propios horarios y patrones de trabajo. 

Al analizar la productividad, el 61,4% de las empresas señaló que se mantuvo constante y el 35,6% indicó que aumentó; mientras que ha disminuido para el 3 por ciento. Sin embargo, el 65,1% no monitorea la productividad con métodos formales, mientras que el 34,9% si lo hace.

Temas relacionados