Domingo Cavallo pronosticó una inflación del 60% en 2023 "si las cosas se hace mínimamente bien"

El exministro de Economía anticipó el 2023 y dijo: "No creo que podamos estar en mucho menos de eso con este tipo de gobierno y de política"
Por iProfesional
07/12/2021 - 07,00hs
Domingo Cavallo pronosticó una inflación del 60% en 2023 "si las cosas se hace mínimamente bien"

El ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, sostuvo que la inflación en 2023 puede llegar a estar en torno al 60% "si el Gobierno hace las cosas mínimamente bien. No creo que podamos estar en mucho menos de eso con este tipo de gobiernos y de política".

El economista planteó, no obstante, que la situación puede ser peor. Y criticó, entre otras medidas, el atraso en el tipo de cambio. "Para tratar de mantener la inflación al 3% mensual, corrigieron el tipo de cambio a razón del 1% a 1,5%. Eso no lo pueden seguir haciendo", remarcó.

Por otro lado, Cavallo dijo que la Casa Rosada tiene que "como mínimo" llevar al tipo de cambio "al ritmo de la inflación, de entre 3% y 4%".

De todas maneras, manifestó su rechazo a una devaluación. Dijo que eso "le agregaría puntos" a la inflación e impactaría en los salarios y también en las tarifas. "Como los costos están atados al dólar, habría que pagar más subsidios o pegar un tarifazo de mayor envergadura", señaló.

En ese sentido, Cavallo advirtió: "Recomiendo que ajusten las tarifas antes de hacer una corrección cambiaria, porque sino van a terminar en una especie de Rodrigazo".

El economista sostuvo que la gestión de Alberto Fernández "es disfuncional" y afirmó que "no está en condiciones de resolver los problemas más graves" del país, "sobre todo la inflación". Sugirió que es necesario retirar las restricciones y los controles de precios.

Críticas de Cavallo al presidente Alberto Fernández.
Críticas de Cavallo al presidente Alberto Fernández.

"Tienen un afecto por las intervenciones que van a contramano de una economía con competencia, libertad de comercio, y posibilidades de integrarse al mundo", lanzó.

Cavallo consignó que Martín Guzmán "no tiene ningún tipo de apoyo" y le achacó que tampoco tiene un equipo preparado para abordar la problemática argentina. "Las ideas que expone son muy parciales y, en lo referente a comercio exterior, no tiene ideas o no las puede aplicar", remarcó.

De todas formas, insistió en que la situación actual no es problema del ministro de Economía "sino del Gobierno". Señaló que el equipo económico debe tener una "gran capacidad de comunicación para convencer" y transmitir aquellas "ideas que son buenas".

En esa línea, insistió con la propuesta de avanzar en un desdoblamiento cambiario, que ya había formulado tiempo atrás. "Creo que podría ayudar", dijo. La medida implicaría que importaciones y exportaciones se manejen con el cambio oficial y que el resto de las transacciones lo hagan "sin intervención del Gobierno".

A 20 años de la crisis de 2001, Domingo Cavallo analizó su estruendosa salida del Ministerio de Economía aquel año en medio de una fuerte crisis económica y social que dejó muertos y heridos durante los episodios del 20 y el 21 de diciembre en la presidencia de Fernando de la Rúa.

Cavallo no dudó en hablar de "golpe institucional" y dijo que hubo una "conspiración" de sectores políticos. Le apuntó a Eduardo Duhalde, referente entonces del peronismo bonaerense, "por empujar" el estallido, aunque le atribuyó también responsabilidad a dirigentes de la UCR por la falta de respaldo a De la Rúa, en particular a Raúl Alfonsín.

"El golpe del 20 y 21 de diciembre interrumpió un proceso ordenado de reestructuración de la deuda", manifestó Cavallo. El exministro dijo que se esperaba un desembolso del Fondo Monetario Internacional que estaba comprometido y para el que el Gobierno "había cumplido todas las condicionalidades".

El extitular del Palacio de Hacienda señaló que la Unión Industrial Argentina, con José Ignacio de Mendiguren, había encabezado un movimiento para salir de la convertibilidad, que había prendido en parte de la clase política. "Habían decidido que se iban a sacar de arriba las deudas a través de un proceso de pesificación compulsiva de la economía", esgrimió.

Domingo Cavallo defendió el corralito.
Domingo Cavallo defendió el corralito.

En esa línea, se refirió al "corralito" y defendió la medida. "En realidad era una restricción para el retiro de efectivo, pero la gestión podía disponer de sus dólares de sus fondos a través de tarjetas de crédito, débito y cheques", observó.

Y profundizó: "Utilizaron esa excusa para disponer lisa y llanamente la pesificación de todos los depósitos en dólares". Agregó que la medida, que beneficiaba a los endeudados en la moneda norteamericana, significó "destruirles los ahorros a todos los que habían depositado dólares en los bancos".

El exministro recordó que lo habían criticado por un recorte del 13% de los salarios nominales a salarios y jubilaciones "de más de 500 dólares", en un momento de "deflación", de caída de precios.

"Provocaron una caída del salario y de las jubilaciones del 30% en términos de poder adquisitivo. Y la pobreza saltó del 33% a más del 50%", apuntó.