iProfesional

Suba de tarifas: se reedita la interna Guzmán-Bernal por el precio del gas y la quita de subsidios

En el Presupuesto 2022, rechazado en el Congreso, Guzmán preveía una actualización tarifaria para las facturas gasíferas que oscilaba entre el 35% y 72%
Por Antonio Rossi
08/01/2022 - 19,09hs
Suba de tarifas: se reedita la interna Guzmán-Bernal por el precio del gas y la quita de subsidios

Como las series taquilleras de Netflix que tienen una segunda temporada, la pulseada interna entre el ministro de Economía, Martín Guzmán y el interventor del Enargas, Federico Bernal por el ajuste en el precio del gas sumó un nuevo episodio que ha vuelto a poner en evidencia la falta de una política energética y tarifaria clara y concreta.

A menos de dos semanas de que la intervención del ente regulador convocara a una audiencia pública para tratar los aumentos para distribuidoras y transportadoras, la cartera de Economía—por medio de la Secretaría de Energía—llamó a otra audiencia pública paralela para considerar el valor del gas que debería trasladarse a los usuarios residenciales que actualmente solo están pagando el 35% del precio real que reciben las productoras gasíferas.

La audiencia que lleva adelante Bernal –el interventor de Enargas y segundo vocal del Instituto Patria—está agendada para el 19 de enero y tiene como fin analizar los ajustes tarifarios transitorios destinados a recomponer los ingresos específicos de las distribuidoras Metrogas, Naturgy, Gasnea, Gas Pampeana, Gas del Sur, Gasnor, Litoral Gas, Gas Cuyana y Gas del Centro y las transportadoras TGN y TGS.

En el Presupuesto 2022, Guzmán preveía una actualización tarifaria para las facturas gasíferas que oscilaba entre el 35% y 72%

En tanto, la audiencia que el titular de Energía, Darío Martínez convocó por medio de la resolución 2/22 tendrá lugar el 31 de enero para tratar "la porción del precio del gas natural en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST) que el Estado Nacional tomará a su cargo en el marco del "Plan de Promoción de la Producción del Gas Natural 2020-2024 aprobado mediante el decreto 892 del 3 de noviembre de 2020".

Actualmente, los usuarios residenciales vienen pagando por el gas un valor que ronda 1,60 dólares por millón de BTU. El Estado, por su parte, cubre con subsidios la diferencia entre ese valor y el precio promedio del Plan Gas 2020-2024 de 3,50 dólares por MMBTU que reciben las petroleras.

Guzmán y Martínez no dieron a conocer aún cuáles serían las escalas de aumentos que tendrían que afrontar los usuarios hogareños por el valor del gas. Ese interrogante quedará develado una vez que presenten el informe técnico y económico que contiene el monto de las compensaciones tarifarias que seguirá pagando el Gobierno y las subas finales que se trasladarían a las boletas.

Una pista del ajuste que tendría en mente el equipo económico figura en el proyecto de Presupuesto 2022 que fue rechazado en el Congreso. Ahí Guzmán había previsto una actualización tarifaria para las facturas gasíferas que oscilaba entre el 35% y 72%. Con esas subas, el ministro apuntaba a dos objetivos: alivianar la carga fiscal de los subsidios energéticos que en 2021 treparon a casi 10.000 millones de dólares y cumplir con una de las medidas de recorte del gasto público que reclaman los funcionarios del FMI para llegar a un acuerdo por la restructuración de la deuda.

La "primera temporada" de la disputa pública por el precio del gas entre Economía y el Enargas se había registrado en marzo del año pasado. En ese momento, las dos partes en pugna convocaron a audiencias por separado para tratar las mismas cuestiones que ahora: una mejora en los ingresos de las distribuidoras y una quita de subsidios en el precio del gas.

Guzmán y Martínez no dieron a conocer aún cuáles serían las escalas de aumentos que tendrían que afrontar los usuarios

En la audiencia por el valor del gas realizada hace 10 meses, los funcionarios de Economía habían planteado la necesidad de aplicar un aumento promedio del 35% para mantener estables los subsidios. Pero ese ajuste quedó frenado por Bernal, quien terminó imponiendo un único aumento tarifario del 7% promedio que fue a parar a manos de las distribuidoras.

De cara a la nueva audiencia del 19 de enero donde se tratarán los aumentos transitorios para las distribuidoras y transportadas, Bernal y los funcionarios kirchneristas del área energética ya anticiparon que las subas finales no van a superar el 20%.

Quedará por ver en las próximas semanas si ese ajuste del 20% será el único que tendrán las facturas de gas o si esta vez se impone la posición de Guzmán y logra añadir a ese aumento otro mayor por el precio del gas que ayude a bajar el peso de los subsidios.

Temas relacionados