Molesto porque las personas no hablan en el ascensor, creó WeWork y ganó fortunas: ahora todo se le vino abajo Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

En la cuenta regresiva para las elecciones, Macri deberá revelar el peor dato de su gestión

En la cuenta regresiva para las elecciones, Macri deberá revelar el peor dato de su gestión
El Presidente dará a conocer una información que había sido un objetivo clave al inicio de su Gobierno, y que no logrará cumplir
23.09.2019 08.23hs Política

A pocos días para que Mauricio Macri tenga que enfrentarse a las elecciones definitivas de octubre, el Gobierno deberá revelar un dato clave de su gestión, que justamente no serán buenas noticias.

Se trata de los índices de pobreza, que cuando el Presidente llegó a la Casa Rosada se habían convertido en su principal objetivo.

Hoy, lo números, lejos de haber mejorado, parecen que avanzaron drásticamente.

Cuando Macri llegó al Gobierno no era claro el índice que recibía. En ese entonces, la vicepresidenta Gabriela Michetti dijo lo obvio: "Pobreza cero no existe en ningún lugar del mundo".

Hacía unos días se había conocido el primer dato oficial de pobreza de la gestión Cambiemos. Era un 32,2%, correspondiente al segundo trimestre de 2016. Ya entonces se había generado una polémica por el eslogan de campaña: sin números creíbles en el Indec desde la intervención K en 2007, ¿esos casi 13 millones de pobres de Macri eran más o menos de los que había dejado Cristina Kirchner en diciembre de 2015? ¿Cómo había impactado la primera devaluación M?

La conclusión que se sostiene hasta hoy es que la ex presidenta se fue de la Casa Rosada con un 29% de pobreza.

Es la cifra que calcularon los especialistas de la Universidad Católica Argentina (UCA), durante años la fuente alternativa más utilizada anta la ausencia de cifras gubernamentales.

Macri se apresta a informar ahora el último porcentaje de pobres de su mandato debut. Y será el peor dato de su gestión.

"Dará al menos un 35%, o un poco más, unos 15 millones de pobres", aseguró un alto funcionario a este diario, días atrás, mientras cuestionaba a sus compañeros de Gabinete que critican el número de planes sociales que se reparten a argentinos, que, se presume, le dieron la espalda al Gobierno en las urnas.

"Vamos a dejar el Gobierno con cerca de un 36% de pobres", calculaba otro dirigente, y adelantaba cuál sería el discurso-defensa de Juntos por el Cambio cuando el lunes 30 el Indec informe el nuevo dato: "Es el promedio de pobreza desde la vuelta de la democracia". Una idea similar a la que utilizan los actuales funcionarios para matizar el fracaso de Macri y su equipo en la lucha contra la inflación.

A principios de agosto, Clarín adelantó que la pobreza ya se encaminaba a un récord dentro de la gestión macrista. Por datos de la encuesta permanente de hogares podía calcularse en un 34,1% para el primer trimestre del año.

Las variables en el segundo trimestre, que completa el período que informará el instituto de estadísticas, habrían empeorado el cuadro: los ingresos nunca pudieron ganarle a la inflación y por eso más personas habrían caído en la pobreza.

La cifra, advierten los especialistas, habría seguido creciendo también en el tercer trimestre y podría continuar haciéndolo en el cuarto. Es decir, Macri podría terminar su gestión con una cifra superior al 35/36 por ciento que informarán en una semana.

"Hay que ver cómo evoluciona la inflación. Pero hay algunos parámetros que ayudan a que la situación mejore o no empeore tanto. En el segundo semestre no tenés aumento de tarifas, están los bonos de la AUH y pegan más las paritarias", analiza un funcionario que sigue de cerca el tema.

Más allá de ese paliativo, el balance es muy duro para el Presidente. No sólo por el eslogan de "pobreza cero" con el que llegó al poder, sino porque él mismo pidió ser juzgado por esta lucha. Lo dijo, quizás, en el día más feliz de su gestión: el 28 de marzo de 2018 Macri, en persona, anunció que la pobreza había bajado a 25,7%. El dato correspondía a fines de 2017 e implicaba una clara mejora respecto a la situación que había dejado el kirchnerismo.

"Si seguía ese crecimiento, en algún momento pensamos en que podíamos bajar la pobreza al 20%, que es el porcentaje estructural que tiene este país hace décadas. Pero con tres años de recesión y sólo un veranito entre 2017 y 2018, fue imposible", se resigna un funcionario de Desarrollo Social.

La mirada retrospectiva, más amplia, revela que hace más de 10 años que la Argentina no llegaba un nivel de pobreza como el que se informará en unos días. Es difícil hacer una comparación precisa por los cambios de metodología para medir la pobreza y por la intervención kirchnerista en el Indec.

Lo que parece claro es que la parábola con los números de este indicador acaso sean el mejor resumen del fracaso de los dos polos de la grieta. Macri, que pidió que lo juzguen por este parámetro, terminará su administración con muchos más pobres que en 2015. Y el kirchnerismo, favorito para abordar el problema, no sólo no había podido solucionarlo sino que directamente había dejado de medirlo.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Política
Te puede interesar