Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Nuevo capítulo de la "guerra de los relatos": Axel Kicillof y Hernán Lacunza polemizan por la deuda

Nuevo capítulo de la "guerra de los relatos": Axel Kicillof y Hernán Lacunza polemizan por la deuda
El gobernador calificó de "insostenible" la coyuntura y el ex ministro respondió que la deuda emitida entre 2016 y 2019 fue "mitad en pesos y en dólares"
Por Leonardo Coscia
16.01.2020 00.20hs Política

La difícil situación financiera que enfrenta la provincia de Buenos Aires deja todavía mucha tela que cortar, a partir de que la Nación negara un salvataje por u$s250 millones del pago del bono BP21.  Ante esta situación, el gobernador Axel Kicillof tuvo que salir a ofrecer una postergación del pago de capital del título emitido bajo la gestión de Daniel Scioli hasta mayo.

No obstante, el gobernador eligió salir a cuestionar la administración de su antecesora, María Eugenia Vidal, a quien responsabilizó por la "insostenible" coyuntura que atraviesa la Provincia.

Además, el mandatario bonaerense dijo estar "perplejo" por el tratamiento que "una parte de la prensa le está dando a la complicada situación en que dejaron las finanzas provinciales".

Rápidamente, Kicillof recibió la respuesta del ex ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, quien a través de Twitter defendió la "herencia" que dejó la administración macrista.

Este contrapunto, se convierte en un nuevo capítulo de la "guerra de los relatos" que protagonizan dirigentes y funcionarios del Frente de Todos, ahora en el poder, y los de Juntos por el Cambio, tal como sucedió días atrás, cuando el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis advirtió que recurrirá a la Justicia si encuentra alguna irregularidad en la gestión del macrismo en el área.

Esto generó la veloz reacción del ex titular de la cartera de Transporte, Guillermo Dietrich, -Tal como lo hizo Lacunza con Kicillof- quien le contestó al actual ministro de Obras Públicas y se preguntó si estará "mal informado".

Está claro que desde el macrismo no están dispuestos a dejar pasar las acusaciones que surjan desde el seno del kirchnerismo sobre la herencia que dejaron luego de cuatro años de Gobierno, tanto a nivel nacional como en la provincia de Buenos Aires.

La "bronca" de Kicillof con Vidal

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, acusó a su antecesora, María Eugenia Vidal, de haber dejado una "situación insostenible y desastrosa" con las finanzas de la Provincia.

"Atravesamos un delicado panorama con las finanzas provinciales. Después de cuatro años de macrismo en la Provincia, dejaron una situación insostenible desde el punto de vista financiero", se quejó el mandatario bonaerense.

El ex diputado nacional aseguró que "la cuestión no es sólo financiera: han dejado problemas con la situación salarial de los trabajadores de la provincia, o la infraestructura educativa, las rutas".

"Es que hubo un endeudamiento desenfrenado y ahora, tienen cobertura y blindaje de algunos medios", advirtió el gobernador.

Según explicó, hay "casi 3 mil millones de dólares de vencimiento, de los cuales 2 mil millones son atribuibles a la gestión anterior. El resto, a todas las gestiones anteriores. Es muy difícil defender la política de endeudamiento de (Mauricio) Macri y Vidal".

Kicillof recordó que, al momento de asumir, había advertido "que no hay recursos en la caja de la Provincia para afrontar el enorme vencimiento de 570 millones de dólares que caía en enero".

En ese sentido, resaltó que la política de deuda -en sintonía con el Gobierno nacional- "es renegociar: no pagar vencimientos de capital pero sí de intereses. Como está la deuda, es insostenible" abonarla en tiempo y forma.

"La idea es poner en frecuencia el tratamiento de la deuda con lo que sucede a nivel nacional", enfatizó y, a la vez, consideró que "el problema no es este bono (el BP21) sino los 8.880 millones de dólares que caen este año, que es una carga desmesurada para el presupuesto".

 A su criterio, la deuda "limita la capacidad de acción del Gobierno provincial. Resta recursos a todas las políticas del Estado. Es que la política de endeudamiento del Gobierno anterior concentró todo en este período".

Según Kicillof, "tiene lógica no pagar vencimientos de capital, en el marco de una discusión global para darle sostenibilidad a la deuda de largo plazo".

Lacunza asegura que la deuda emitida entre 2016 y 2019 fue "mitad en pesos y en dólares"

Por su parte, el ex ministro de Economía bonaerense Hernán Lacunza le contestó este miércoles al mandatario sobre la crisis de la deuda provincial al sostener que el pasivo actualmente es "algo inferior" al registrado en diciembre de 2015 y al afirmar que hay recursos suficientes para cumplir con los vencimientos de capital e intereses de enero.

El ex ministro bonaerense, quien también fue jefe de Hacienda nacional los últimos meses de 2019, desdramatizó la situación y dejó entrever que lo ocurrido actualmente tiene que ver más con las expectativas de los acreedores que con el pasado.

"El crédito siempre se otorga al futuro, nunca al pasado. Argentina y la Provincia lo recuperaron a fin de 2015, y terminaron de perderlo después de las PASO. Volver al mercado voluntario para renovar vencimientos depende de la credibilidad que generen las políticas futuras", afirmó.

En los mensajes publicados en su cuenta de la red social Twitter, el ex funcionario también planteó que la deuda actual de la provincia, unos 11.160 millones de dólares (flotante incluida), "es algo inferior" a la de fines de 2015, que consistía en unos 9.400 millones de dólares registrados y otros 1.800 millones "escondidos".

Esa deuda había sido "escondida" en las estadísticas públicas: 900 millones de dólares en el Banco de la Provincia (Bapro), otros 600 millones con proveedores y finalmente, otros 100 millones de dólares a municipios, según afirmó Lacunza. 

"Aún si no quisiera computarse la `deuda oculta´ de 2015 (con el Bapro y otros), entre 2015 y 2019 habría aumentado 1.800 millones de dólares, unos 100 dólares por habitante. En igual lapso se hicieron obras por 6.000 millones (unos 350 dólares por bonaerense), el doble que en el mandato de Daniel Scioli", agregó.

Asimismo, Lacunza sostuvo que el crédito de mercado 2016-19 llegó a tasas más bajas (7,8% versus 10,7%) y plazos más largos (5,3 años versus 3,3) que el de 2011-15.

"Como en los últimos dos años no se colocaron bonos nuevos, el plazo residual va bajando, pero obviamente hay que medirlo al momento de la emisión", afirmó.

Añadió que la deuda renovada/emitida entre 2016 y 2019 fue mitad en dólares y mitad en pesos y argumentó que el aumento del peso de la deuda en moneda dura (del 60% al 80% aproximadamente) "no obedece a una dolarización de pasivos, sino a la devaluación real del peso frente al dólar".

 "Con los 33.000 millones de pesos de caja que dejó el gobierno anterior, la autorización de deuda por 67.000 millones y 8.000 de Letras más los recursos que proveen la ley impositiva provincial y de emergencia nacional, podrían cubrirse los vencimientos de enero para encarar una negociación integral", concluyó. 

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar