La AFIP pone a punto un software para detectar potenciales evasores

La AFIP pone a punto un software para detectar potenciales evasores
Es el "SIPER", un programa basado en un modelo matemático que permite evaluar el comportamiento de los contribuyentes antes de que lleguen a convertirse en evasores
Por iProfesional
17.03.2005 03.00hs Legales

Los funcionarios de la Administración Federal de Ingresos Públicos trabajan en la puesta a punto de un sistema informático que, en rigor, funciona desde fines de 2003 pero que a mediados de este año, estará funcionando plenamente para vigilar el comportamiento de 1.100.000 contribuyentes.

El "SIPER":  un sofisticado programa informáticoEl software "SIPER" (Sistema de Perfil de Riesgo) le permite a la AFIP obtener un preciso ranking de calificación  que refleja el riesgo de incumplimiento de cada contribuyente. 

Con esta herramienta, los agentes del organismo recaudador obtendrán la información para desplegar gran parte de las fiscalizaciones:

  • Proeza tecnológica: el software permite cruzar una serie de hasta 40 variables sobre cada contribuyente que permiten generar "alertas" sobre los perfiles de los contribuyentes.  
  • Este programa informático se basa en un modelo matemático que permite anticipar si un contribuyente está adoptando un comportamiento que permite calificarlo como evasor potencial. 
  • Cada contribuyente tendrá así­ una calificación del uno al cinco, en función de la calidad de su comportamiento (pagos realizados, inversiones declaradas, facturas "infladas", etc.). 
  • Lo novedoso de este sistema de evaluación:  los contribuyentes podrán consultar y conocer la nota que les atribuye la AFIP y mejorar su posición regularizando su situación fiscal.
  • El "SIPER" estarí­a en condiciones de ser implementado en todas las regiones y agencias de la AFIP dado que las bases informáticas alcanzan los 2 millones de registros, lo que hará posible múltiples cruces con todo tipo de información proveniente del sector financiero.

Esta herramienta se convertirá en la columna vertebral de los operativos de fiscalización, ya que será la fuente que los inspectores utilizarán para decidir a quiénes poner bajo la lupa del organismo.

Fue impulsada por el propio director de la DGI, Horacio Castagnola, quien es un experto en la aplicación de estadí­sticas en la administración tributaria y fue instrumentado por la Sudirección de Fiscalización, a cargo de Marcelo Costa.

En diálogo con INFOBAEprofesional,  Castagnola explicó cómo será la implementación del "SIPER".

-¿Cómo funcionará el sistema?-El sistema está asociado a experiencias implementadas en distintos paí­ses y tiene por objetivo central seleccionar de un forma objetiva y sistemática casos con mayor probabilidad de encontrar un ajuste o diferencia de impuesto en una actividad de auditorí­a fiscal. 

Se trabajará a través de 40 variables de comportamiento que permiten establecer promedios y valores modales de cumplimiento en universos relativamente homogéneos identificando en forma objetiva a quienes se encuadran en conductas riesgosas y merezcan ser fiscalizados.-¿Cómo se determinará a quiénes se acudirá en la fiscalización?-La AFIP ya incluye dentro de los padrones de sus sistemas informáticos a dos millones de contribuyentes.

Además, las relaciones técnicas se diseñan con el auxilio de información proporcionada por los propios contribuyentes, así­ como  también la recibida de fuentes externas, como el sistema financiero, los registros de la propiedad, automor.

También se alimenta de las exteriorizaciones de gastos o patrimonios, participaciones societarias y transacciones internacionales. El análisis de la información permite determinar indicadores como débito-crédito, utilidad sobre ventas, ventas por empleado, denuncias penales, clausuras aplicadas, diversas formas de analizar la conducta de pago como los incumplimientos formales, multas, sumarios, y otras 30 variables.

El sistema tiene su raí­z en un modelo matemático que establece una función que discrimina a aquellos que tienen mayor probabilidad de estar evadiendo. Por ejemplo, se puede detectar cuándo se inflan los costos en la medida que estén desví­ados del estándar que surge de determinado sector.-¿Las categorí­as podrán ser conocidas por los contribuyentes?-Nuestro objetivo es inducir una mejora en el cumplimiento relativo. Para ello vamos a buscar la manera de que cada uno sepa dónde está ubicado. Es decir en qué tramo está calificado. Supongamos que el valor 1 sea el mejor valor relativo y 5 el peor.

Nadie va a querer estar en el 5 y por lo tanto van a tratar de mejorar su valor relativo-corriéndose hacia el 1- mejorando su conducta de forma tal de alejarse del tramo con mayor probabilidad de ser fiscalizado. Con esto se genera un corrimiento automático hacia un mejor cumplimiento.

Esto no quiere decir que se va a reducir automáticamente la evasión pero todos van a competir entre sí­ para no estar en el peor escalón.

-¿Cuándo comenzará a funcionar?-Ya lo estamos usando internamente en todas las dependencias. Por ahora lo hacemos en forma interna para consolidar y mejorar los criterios con pruebas de campo.

Cuando aseguremos tanto la capacidad predictiva de las variables usadas como su consistencia interna, vamos a habilitar a que el contribuyente acceda a ver en qué tramo está categorizado.

La experiencia internacional más conocida, la denominada función discriminante usada por el Internal Revenue Service de los Estados Unidos, tiene más de 40 años de uso y es un sistema dinámico que se va ajustando permanentemente a partir de la experiencia práctica y de los resultados obtenidos.

Es un sistema de realimentación permanente que se hizo viable en nuestro paí­s a partir de las mejoras computacionales y la flexibilidad operativa que posibilitan las nuevas plataformas tecnológicas de la AFIP. 

Legales en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído