NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

CDS en alza

El riesgo de quiebra de Turquía se dispara y supera ya al de Grecia

El riesgo de quiebra de Turquía se dispara y supera ya al de Grecia
El CDS turco alcanza los 573 puntos básicos, en niveles no vistos desde 2008 y la rentabilidad que se exige al bono a un año turco alcanza ya el 22,84%,
15.08.2018 09.22hs Finanzas

El nerviosismo generado por el desplome de la lira turca se ha trasladado al mercado de deuda donde los CDS (credit default swaps, en sus siglas en inglés) de Turquía se han disparado a niveles no vistos desde la crisis financiera de 2008.

Los seguros de impago -instrumentos financieros que compran los inversores para cubrirse ante la posibilidad de quiebra de un país o una compañía- alcanzaron ayer los 573 puntos básicos, 230 enteros por encima de la cota a la que cotizaban hace justo una semana.

Esta escalada de los CDS ha convertido a Turquía en una economía más vulnerable a la quiebra, incluso, que Grecia, cuyos seguros de impago suben 25 puntos en las últimas cinco sesiones -hasta los 393-

Pero ahora, apunta Bloomberg, "los inversores se están preparando para una rebaja de dos escalones de la calificación de Turquía", lo que la situaría por debajo de Grecia, con un rating sobre su deuda extranjera de largo plazo de B, un escalón por debajo de la griega, desde el BB- actual -aunque ya cuenta con perspectiva negativa-.

El contagio entre emergentes ha golpeado también a la deuda argentina, como ya ocurriera con el peso ante el desplome de la lira. Sus CDS a cinco años volvieron ayer a máximos de 2014, cuando el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner llevó al país a una situación de impago, al escalar 185 puntos básicos en una semana, hasta los 668.

Ni siquiera los esfuerzos del Banco Central argentino al subir los tipos de interés al 45%, entre una batería de medidas, han podido contener el miedo a una quiebra del país. Sólo le supera Venezuela, que está en números estratosféricos, por encima de los 10.000.

"Los CDS de Turquía se han disparado porque la economía está tremendamente endeudada y hay un miedo generalizado a que buena parte de las obligaciones (pendientes de pago) tengan que ser canceladas", apunta Ulrich Leuchtmann, analista de Commerzbank en una nota a clientes recogida por Bloomberg. Y esta situación está directamente relacionada con la depreciación del 19,7% de la lira turca en la última semana, algo contenida tras la subida del 5,7% de ayer.

Cuanto más débil es la divisa más costoso es para las compañías y el Gobierno turco devolver los préstamos denominados en moneda extranjera. Según cálculos elaborados por HSBC, que recoge Financial Times, octubre será el mes de mayores vencimientos de deuda extranjera para las firmas y el Ejecutivo turco, cuando deberán afrontar un pago de cerca de 11.000 millones de dólares, 9.000 de ellos en préstamos privados. "Sólo los bancos deben afrontar pagos de su deuda por valor de 51.000 millones de dólares a lo largo de los próximos doce meses y otros 18.500 millones que correrán por cuenta del Estado", apuntan desde el banco británico.

Esta situación ha llevado a los directivos de las mayores compañías turcas a solicitar al presidente, Recep Tayyip Erdogan, que frene la espiral de tensión con EE.UU. y que tome medidas, conscientes de que una rebaja de rating les puede poner en serios aprietos para seguir pidiendo financiación en el exterior. Hay que tener en cuenta que la deuda de las empresas representa un 62% del PIB turco, y la mitad está denominada en divisa extranjera.

El bono se dispara

La rentabilidad que se exige al bono a un año turco alcanza ya el 22,84%, después de haberse disparado a cotas no vistas desde la crisis financiera de Lehman Brothers. El temor a un posible impago lleva a los títulos con vencimiento inferior a 10 años a superar el retorno que se le exige a los bonos a una década.

Te puede interesar