Más artículos

La tasa bajó 13 puntos en lo que va del año, pero se demora el efecto sobre la actividad

La tasa bajó 13 puntos en lo que va del año, pero se demora el efecto sobre la actividad
Para los especialistas, el recorte continuará pero se "ralentizará" porque las expectativas de inflación le ponen "un límite" alto por la suba de tarifas
09.02.2019 12.17hs Finanzas

La baja de tasa de interés de referencia surgida de las licitaciones diarias de letras de liquidez o Leliqs volvió a bajar esta semana. El promedio fue 46,24%, o sea una caída semanal de 6,2 puntos. En lo que va de 2019, descendió 13,17 puntos, y se redujo 27,26 puntos frente al pico de 75,3% del 8 de octubre, apenas inciado el nuevo plan monetario.

El recorte continuará pero se "ralentizará" el ritmo porque las expectativas de inflación –aún altas en el primer trimestre por el ajuste de tarifas– le ponen "un límite", y creen que el factor electoral puede "interrumpir" el sendero bajista, indicó el diario Perfil.

Cuando se les pregunta si una menor tasa contribuirá a reactivar la economía, la respuesta unísona es que "una baja es condición necesaria, pero no suficiente" ya que juegan además, otros factores y entre ellos, que se desacelere en mayor medida la inflación.

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) nutrido de las proyecciones de las consultoras estimaba para febrero una tasa promedio de 52,8%, pero esta semana ya quedó por debajo.

En enero, la reducción de la tasa había sido más gradual, de 0,2 a 0,5 puntos diarios, pero este mes fue más agresiva llegando a 1 punto por día. Atribuyen la baja a las compras de divisas del BCRA, y por "cambios" hace diez días en la licitación de Leliqs.

Guido Lorenzo, de LCG, explicó que ahora el BCRA "anuncia específicamente cuál es el monto que licitará –antes no– y entonces los bancos para no quedarse afuera compiten fuerte pidiendo menos tasa". Miguel Kiguel, de EconoViews,  juzgó de "astuta" la estrategia, indicó el matutino.

Federico Furiase, de Eco Go, plantea que "mientras el riesgo país no suba el BCRA tiene margen para seguir bajando las tasas aunque a una velocidad más lenta. Con este nivel de expectativas de inflación podemos tener una primera escala en 43%, con el dólar convergiendo de forma estable a la zona de no intervención y los bancos empezando a mirar con mejores ojos la demanda de crédito de las empresas". Y agrega: "Ayudaría una baja de encajes no remunerados para potenciar la capacidad prestable de los bancos".

Federico Moll, Ecolatina, afirma que "seguir bajando a esta velocidad es inviable porque hay un límite en la expectativa de inflación" y acotó que "el clima político por eso puede interrumpir el proceso de baja".

Los economistas dicen que es difícil predecir el nivel de tasa que empezará a impactar en la economía real. Para eso, la mayoría estima una tasa real (por encima de la inflación proyectada) de alrededor de 5 puntos.

Moll argumentó a Perfil que "cuánto impacta la tasa sobre el nivel de actividad no es algo fácil de calcular, hay que analizar que pase con en el mercado cambiario, porque una tasa baja que genere cierta incertidumbre en el mercado cambiario no te activa nada".

Kiguel es más optimista: "hay muchos indicadores financieros, como riesgo país, que están indicando que probablemente se dé vuelta la actividad real; lleva tres o cuatro meses que el efecto financiero se transmita a la economía real, si sigue todo en la misma dirección para mediados de año ya debería haber un claro cambio de tendencia".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas