Más artículos
El mercado financiero reaccionó con escepticismo luego de la postergación del plazo de Kicillof

El mercado financiero reaccionó con escepticismo luego de la postergación del plazo de Kicillof

El mercado financiero reaccionó con escepticismo luego de la postergación del plazo de Kicillof
La propuesta llegó al filo de cumplirse el plazo para la adhesión de los bonistas a la propuesta para postergar pagos del título BP21 hasta mayo
23.01.2020 00.42hs Finanzas

La primera reacción del mercado denotó escepticismo. Ya los bonos habían arrancado a la baja, pero cuando se conoció la noticia de que la provincia de Buenos Aires había decidido prorrogar el período de adhesión para que los bonistas aceptaran cobrar el vencimiento de capital por u$s250 millones del bono al 2021 recién en mayo (la fecha original es este 26 de enero), la tendencia se acentuó.

Como consecuencia, el riesgo país no logró frenar su escalada. El miércoles avanzó un 3,1%, este porcentaje representa 60 puntos y hace que la medición termine en 1.984 puntos, cada vez más cerca de los 2.000 puntos que se creía que se habían dejado atrás en las semanas anteriores.

La reacción del mercado ante lo que pasaba con la deuda provincial se sumó al malhumor que traía desde el martes los inversores por las pocas novedades en torno a la reestructuración a nivel nacional y el cambio de discurso del ministro Martín Guzmán, memos "market friendly".

"Luego de conocerse el proyecto de ley de sostenibilidad de la deuda, en el inicio de la jornada bursátil, los bonos reaccionaron en general de manera negativa. Tanto los bonos en dólares como los pagaderos en pesos vieron retroceder sus cotizaciones debido a que en el proyecto presentado no hay definición alguna sobre el plan para volver sustentable a la deuda, es por eso que los inversores se encuentran actuando con cautela", dice un informe de Rava Sociedad de Bolsa.

"En el potencial caso de que la provincia de Buenos Aires genere un evento crediticio, podrían verse afectados los bonos de otras provincias principalmente pero no hay que descartar que los bonos soberanos sufran castigos como daño colateral", añade.

En el mercado creen que hasta que la situación no se estabilice, este índice no podrá experimentar una baja sostenida, mientra tanto solamente podría reaccionar a buenas noticias y ver bajas momentáneas hasta que se reestructuren la deuda.

El dólar MEP volvió a avanzar luego de algunos días de retrocesos: cerró la rueda en $80,34 y se encuentra solamente $1,56 más barato que el "dólar solidario".

Este tipo de cambio avanzó 10,9% en lo que va del año, lo que es un dato interesante ya que los inversores que inviertan en pesos deben tener en cuenta la proyección de este tipo de cambio para poder dolarizar sus ganancias en el mercado local y por lo tanto afecta al rendimiento de la inversión medido en moneda dura.

Por otro lado, el contado con liqui retrocedió 0,1% y finalizó en $81,61, levemente por debajo del dólar oficial cargado con el impuesto.

La provincia quiere seguir negociando

En un comunicado difundido este miércoles, la administración de Axel Kicillof dijo que esta prórroga se otorga teniendo presente "el diálogo constructivo que la Provincia viene manteniendo con sus acreedores, para que la comprensión más acabada de las circunstancias de emergencia social, económica, productiva y energética existentes, y la voluntad de dar tratamiento equitativo a los acreedores en su conjunto, permitan a los bonistas oportunamente aceptar la propuesta realizada el 14 de enero último".Si bien todavía no trascendió que tan lejos estaban de lograr el 75% de adhesión necesario para despejar el escenario de default, el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, señaló que: "A la fecha hemos recibido el apoyo de un número significativo de bonistas, y continuamos en diálogo con inversores institucionales cuya participación permitiría arribar al resultado buscado".

El funcionario de la Provincia afirmó que para que el proceso tendiente a recuperar la sostenibilidad de la deuda provincial continúe de manera ordenada, y contemplando a la totalidad de nuestros acreedores, "consideramos que este es un paso fundamental. Por ello, y dado que la situación de la Provincia no ha cambiado, hemos resuelto utilizar todo el tiempo a nuestro alcance para lograr el entendimiento necesario de los acreedores para postergar el pago de capital".

De acuerdo con las cláusulas de acción colectiva incluidas en el Contrato de Fideicomiso del bono por u$s750 millones con tasa de 10,875% con vencimiento en 2021, si la propuesta de diferir el pago de capital correspondiente al 26 de enero es aceptada por los tenedores de al menos el 75% del capital en circulación de dichos bonos, estos serán modificados con efecto vinculante para todos sus tenedores.Bajo los términos del bono, la Provincia cuenta con un período de gracia adicional de 10 días para el pago de capital y de 30 días adicionales para el pago de intereses, sin incurrir en una causal de incumplimiento bajo dichos instrumentos.

De esta manera, las nuevas fechas claves son:

1- 26 de enero no se pagará el capital del bono que vencía por u$s250 millones

2- 31 de enero se sabrá si la Provincia puede sumar más voluntades y llegar al 75%

3- en caso de no alcanzar ese número y no registrarse el pago, el 5 de febrero la provincia caería el default 

En caso de que ocurra esto último, no sólo se incumplirá el pago de este título sino que los inversores podrán generar más complicaciones. Los bonos tienen cláusulas que permiten "acelerar" los pagos de otros títulos. 

Esto quiere decir que el incumplimiento de este bono en particular podría generar que los bonistas con otros títulos en cartera le pidan a la provincia que adelante el pago de esos vencimientos.

Según los estatutos, con el 25% de los tenedores de un bono que pidan la "aceleración" de los pagos, la Provincia tendría que hacer frente a eso o también caer en default de otros títulos.

Como se ve, la situación es compleja y el verdadero desenlace se conocerá el 31, última fecha para que los acreedores decidan si esperan a mayo o prefieren empujar a la PBA a un incumplimiento de la deuda.

En esa línea, será crucial que la Provincia tenga el visto bueno de un puñado de fondos importantes que ostentan algo así como el 30% del Buenos Aires 2021. Pica en punta Fidelity que tiene el 16% de esa tenencia pero hay otros seis o siete grandes jugadores que también serán determinantes.

Si los grandes entran, será más fácil convencer al resto si bien la deuda está atomizada en varias manos. Por lo pronto, el círculo íntimo del gobernador Kicillof dice que "utilizarán todos los plazos legales para buscar el entendimiento con los acreedores". 

Buscarán evaporar una de las críticas más importantes que tenían los bonistas para no aceptar esta vez la invitación. Los inversores critican el poco tiempo que le dio la Provincia  para decidirse (Kicillof lo anunció el 14 de este mes).

"Me cuesta creer que hayan tenido tiempo de evaluar la proposición. Acá entra mucha gente, abogados, y la Provincia ni siquiera tenía un banco para que actúe de interlocutor. Aparece un 'consent agent' que nadie sabe quién es. Estuvo todo muy atado con alambre el proceso", agregó una fuente cercana a los fondos.

Nerviosismo en la City

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Finanzas