Más artículos
Ante la emergencia, el Central cuida las reservas y prepara una asistencia masiva al Tesoro

Ante la emergencia, el Central cuida las reservas y prepara una asistencia masiva al Tesoro

Ante la emergencia, el Central cuida las reservas y prepara una asistencia masiva al Tesoro
Con los mercados cerrados y un déficit fiscal en aumento, el BCRA será clave para financiar al Tesoro. ¿Cómo impactará en el dólar y la inflación?
Por Juan Bergelín
27.03.2020 06.05hs Finanzas

La pandemia del coronavirus y el estrago que está haciendo sobre los activos de todo el mundo cambió drásticamente las prioridades de todos. Así como el presidente Alberto Fernández sostiene una y otra vez que con las medidas que toma está priorizando la vida -y la salud- por sobre la economía, el ministro de Economía, Martín Guzmán, ya avisó a los acreedores que va a empezar a proteger los dólares de las reservas. Esto, en medio de un déficit fiscal que crece al ritmo de los anuncios para paliar esta crisis.

En ese contexto, y con los mercados prácticamente cerrados, el Banco Central comienza a ser visto como una opción cada vez más firme para cubrir el rojo del Tesoro, quedando en un segundo plano el impacto sobre la precios que pueda tener esa emisión de pesos adicional.

"Yo creo que lo más probable es que intenten preservar las reservas, que son los pocos dólares que quedan disponibles, también sabiendo que el comercio internacional se va a frenar, con lo cual se van a reducir los dólares que ingresan al país por la balanza comercial", explica Amílcar Collante, economista de Cesur.

Patrimonialmente, agrega, la estrategia va a ser cubrir el activo y expandir los pasivos, "teniendo seguramente el riesgo de aumentar un poco la inflación por el pasaje a precios de esa emisión que no tiene demanda".

En su última videoconferencia con acreedores, Guzmán fue clarísimo. "El país ha continuado el pago de intereses en moneda extranjera con reservas del Banco Central hasta el comienzo formal del proceso de reestructuración con una oferta de canje. Esto muestra un compromiso de la Argentina, para tener un camino hacia una deuda sostenible y su preferencia por hacerlo de forma ordenada", detalló.

Y no tardó en advertirles a los bonistas: "Ya llegamos a un límite del uso de reservas para pagar deuda en moneda extranjera. No podemos seguir haciéndolo".

Al 17 de marzo las reservas del BCRA sumaban u$s44.236 millones de dólares, unos 550 millones menos de los que tenía al comenzar marzo. La intervención cambiaria para evitar un salto del dólar y el pago a organismos internacionales explicaron esta sangría, que ahora el Gobierno busca contener.

Un balance con anabólicos

"Creo que van a tener que empezar a usar las utilidades del Banco Central del año pasado, que las aumentaron con el cambio del criterio contable, al valuar de otro modo la letra intransferible que el Tesoro le dio al BCRA a fin del año pasado", asegura Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, quien calcula que la emisión de este año rondará el 2% del PBI.

"El tema es que todavía no sabemos dónde termina esto. Es probable que anuncien más cosas", agrega.

El cambio contable al que hace referencia el economista es uno que en diciembre de 2018 aprobó el Directorio del BCRA, con el cual pasó a computar las letras intransferibles a valor técnico, en vez de hacerlo a valor de mercado, donde cotizan a un precio mucho menor. Con ese cambio, en el mercado calculan que el patrimonio neto del BCRA pasó de un negativo de u$s2.000 millones a uno positivo de u$s33.000 millones.

La última vez que el BCRA le transfirió utilidades al Tesoro fue en agosto de 2019, cuando le giró 127.000 millones de pesos. Desde ahí, la única forma con la que el BCRA asistió al Tesoro fue a través de adelantos transitorios, unos préstamos a un plazo de entre 12 y 18 meses que el organismo monetario otorga al Gobierno.

Pero esta asistencia tiene un límite, y el BCRA está muy cerca de alcanzarlo. Según el artículo 20 de la Carta Orgánica del Banco Central, el organismo podrá hacer adelantos transitorios al Tesoro hasta una cantidad equivalente al 12% de la Base Monetaria, y no debe superar el 10% de los recursos en efectivo que el Gobierno Nacional haya obtenido en los últimos 12 meses. Como una excepción puede otorgar una suma adicional, también equivalente al 10% de los recursos corrientes en efectivo que tenga el Tesoro.

En ese sentido, según un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) el stock de Adelantos quedó en $852.730 millones, cuando el límite máximo es de $997.932 millones, con lo cual ya se utilizó el 85% del financiamiento disponible por esta vía.

En la entrevista que Miguel Pesce otorgó a iProfesional se lo consultó sobre la posibilidad de ampliar ese límite y dijo que por ahora no están estudiando ninguna medida al respecto.

Si hay poco margen para emitir vía Adelantos Transitorios, el Central encontrará otra forma de ayudar al Tesoro, en un contexto en donde el déficit irá aumentando. En parte por la asistencia que otorgó y que seguramente siga otorgando el Gobierno para paliar esta crisis y por los menores ingresos que tendrá el fisco por la caída en el nivel de actividad.

El costo fiscal, cada vez mayor

En los últimos días el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) aseguró que es posible que el déficit consolidado de Nación, provincias y municipios crezca al menos 2 puntos porcentuales del PBI durante este año. "Las cuentas públicas venían con déficit y este shock las empeorará de manera importante. La emisión de pesos es el instrumento al que va a tener que recurrirse casi con exclusividad", explicó en su informe

Así, el instituto que se especializa en analizar las cuentas fiscales del Tesoro recomendó a los tres niveles de gobierno "garantizar la eliminación de gastos superfluos y un proceso ordenado y transparente del uso de la emisión de pesos".

Según las estimaciones del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), el conjunto de políticas que el Gobierno se dispone a aplicar para inyectar recursos en la economía y evitar una brusca merma de la actividad asciende aproximadamente a $680.000 millones, lo que representa más de 2 puntos del PBI.

Para Martín Kalos, economista jefe de Elypsis, la clave es analizar si el organismo liderado por Pesce puede financiar al Tesoro con emisión o no, según el efecto que tenga en la economía. "Puede, pero siempre dependerá del tamaño del déficit, de la velocidad de la emisión y de los niveles a los que puede llegar", advierte.

Para Kalos, lo ideal sería que esa emisión se diera en forma muy moderada, para evitar consecuencias peligrosas para la economía, como una aceleración inflacionaria. "En cierta magnitud y moderada la emisión monetaria es un recurso más a utilizar para financiar el déficit fiscal", aclara.

En ese sentido, los mecanismos con los que dispone el BCRA son varios. "Que el Central compre títulos públicos emitidos por el Tesoro o los adelantos transitorios son dos posibilidades que se usan en todo el mundo hoy en día y de hecho es lo que están usando los Bancos Centrales de los países centrales", detalla Kalos.

Olor a reperfilamiento

En la misma línea, Rajnerman, de Ecolatina, considera que la emisión monetaria va a ser la salida que encuentre el Gobierno para cubrir gran parte del déficit. "Creo que el Tesoro va a cambiar esa emisión que iba a ser para la deuda en pesos que no se pudiera rollear y se va a usar para financiar el déficit", analiza. Respecto al pago de esos títulos, Rajnerman considera que van a reperfilar "o a reprogramar de manera compulsiva", ya que son títulos emitidos bajo ley local.

Los economistas de Delphos Investment también tienen la misma impresión que Rajnerman con respecto a los vencimientos de corto plazo. "Las declaraciones del ministro acerca de no usar las reservas internacionales para vencimientos de deuda sumadas a la crisis actual, que resulta cada vez más aguda, hacen que el reperfilamiento del pago mencionado del AY24 parezca ser la opción más probable", escribieron en su último informe destinado a sus clientes.

Esta emisión, coinciden los distintos economistas, tendrá un impacto sobre los precios y hasta podría presionar sobre el tipo de cambio. "Puede generar una presión sobre la inflación pero acá lo que se trata es atenuar la pérdida, no de revertirla", sostiene Rajnerman.

"Lamentablemente la economía argentina va a tener este año una recesión más grave que al del año pasado y si sale mal también va a tener una inflación más alta, pero no se puede dar el lujo de dejar caer todavía más la actividad", razona el economista jefe de Ecolatina y agrega: "Es una mala salida pero el resto serían peores".

La consultora Elypsis fue la primera que le puso un número al impacto que podría tener el coronavirus sobre la economía argentina. Según sus cálculos, sólo el efecto de la pandemia provocará un rojo del 2,6% en el PBI, lo que hará que la economía en 2020 termine con una caída del 4,5%.

"Esta emergencia sanitaria encuentra a la Argentina en plena crisis financiera y económica, sin recursos para afrontarla", destaca la consultora timoneada por Eduardo Levy Yeyati en su último informe. Por eso, agrega, "cuantificar el impacto es prematuro, pero según nuestras proyecciones el PBI se estará retrayendo 4,5% este año, y 2,6 puntos de esa caída es consecuencia del Covid-19".

El equipo de Elypsis resume en ese informe que Argentina vive tres crisis simultáneas: sanitaria, financiera y económica con fuerte caída en la producción, impactos sociales que deberán atenderse en tiempo real, e impactos fiscales que marcarán el pulso cuando pase el Covid-19.

Asimismo, según las proyecciones que manejan en Ecolatina, la inflación de este año será del 40%, aunque podrían modificarla al alza. "Hay que ver qué pasa con la deuda, eso va a ser lo determinante", acota Rajerman.

El impacto sobre el dólar

Respecto del impacto de la emisión sobre el tipo de cambio, Amílcar Collante se imagina al Banco Central convalidando un alza gradual del dólar para resguardar las reservas.

"Probablemente, el BCRA va a dejar que ajuste un poco el tipo de cambio en este contexto, y tratar de no utilizar las reservas para esas cuestiones", sostiene el economista de Cesur. "Las reservas se pueden preservar en este contexto de crisis que no sabemos cuánto va a dudar y Argentina tendría que cuidar los pocos dólares que tiene", advierte Collante.

Se vienen semanas decisivas, no sólo para ver el avance concreto de los casos de coronavirus sino también para empezar a mensurar el impacto concreto que dejará este freno total de la actividad económica. Eso es lo que irá llevando al Estado a tomar nuevas medidas para mitigar el impacto sobre los sectores más vulnerados, con el consecuente aumento del déficit fiscal.

"El riesgo es que la emisión monetaria sea una de las pocas fuentes de financiamiento que queden para un gasto público que va a tener que subir bastante, de la mano de las medidas para paliar los efectos del coronavirus", advierte Kalos.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Finanzas