Más artículos
Para evitar la "maquinita", Guzmán consiguió $14.000 millones y busca refinanciar vencimientos en pesos

Para evitar la "maquinita", Guzmán consiguió $14.000 millones y busca refinanciar vencimientos en pesos

Para evitar la "maquinita", Guzmán consiguió $14.000 millones y busca refinanciar vencimientos en pesos
Emitió Letras a corto plazo para evitarse la inyección de moneda y pagar o terminar reperfilando a los inversores. Se viene test para la deuda en dólares
Por Leandro Gabin
26.03.2020 18.33hs Finanzas

El Gobierno logró sortear otra operación de "manejo de pasivos" con la licitación de deuda en pesos. En esta oportunidad, la secretaría de Finanzas a cargo de Diego Bastourre consiguió casi $14.000 millones en el mercado local en su estrategia de "rollear" la mayor cantidad de vencimientos y hacerse de pesos para pagar las abultadas necesidades fiscales y financieras en medio la pandemia del coronavirus.

Concretamente, Economía realizó la reapertura de Letras a descuento con vencimiento en julio del 2020 y una reapertura de la Lebad (S28G0) con vencimiento en agosto del mismo año. Mediante la primera captó $1.364 millones y pagó 34,5% y por la segunda $12.596 millones con un rendimiento de 38,8%.

Esta operación viene después del "éxito" en el megacanje de deuda en pesos de la semana pasada cuando logró refinanciar alrededor del 50% de los vencimientos (fueron alrededor de $250.000 millones).

"El gobierno continúa claramente con la estrategia de renovar los vencimientos correspondientes a la deuda en pesos con nuevas emisiones y/o canjes. En un marco donde la emisión monetaria se incrementa por las necesidades generadas por la crisis del coronavirus, el gobierno busca evitar la emisión para estos pagos", sostiene Portfolio Personal Inversiones (PPI).

La compañía financiera recuerda que, después de todo, en lo que queda del mes el gobierno debía afrontar vencimientos en moneda local. Hace pocos días venció el Bopomo (TJ20) y la semana que viene caen otros pagos de letras (Lecer, Lecap y Lelink). 

La idea del equipo económico es seguir realizando operaciones de manejo de pasivos en pesos para contrarrestar la fuerte emisión monetaria que se viene. El Banco Central a cargo de Miguel Pesce ya avisó que saldrá al rescate del Tesoro para financiar el mayor gasto social durante la crisis.

Si bien el BCRA dice que no debería irse a los precios, todos saben (incluso Martín Guzmán) que eso no es cierto y que una emisión de pesos sin mayor demanda terminará en la inflación o el mercado paralelo del dólar

Es el temor del ministro de Economía: que la inflación se espiralice y termine en niveles inmanejables. Ya hay algunas consultoras de la city porteña que ven un IPC en 60% o más a finales del 2020 por la batería de medidas expansivas que tendrá que lanzar el Gobierno ante la pandemia (y la fuerte recesión que vive la economía argentina).

En el exterior concuerdan. El JP Morgan cree que la presión para financiar el déficit fiscal primario mediante la emisión de dinero en medio de la disminución de la demanda real, más la falta de un ancla monetaria, podría poner a la Argentina en puertas de una hiperinflación ya en primer semestre del 2021.

Pronóstico agorero o no, Economía sabe que no sólo no hay dólares para la deuda y por eso reestructurará o irá al default, sino que tampoco hay pesos para los bonistas. O toman otros instrumentos o irán al reperfilamiento directo.

La semana que viene habrá otro test para Guzmán: el martes próximo corta cupón el PARA y el PARY por un monto total de alrededor de u$s120 millones. Todo indicaría que se pagan (al ser intereses se venía haciendo eso). El tema es hasta cuándo rifará dólares.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ