Ganale a la inflación: inversiones que ahora eligen expertos para lograr buena rentabilidad

Ganale a la inflación: inversiones que ahora eligen expertos para lograr buena rentabilidad
Expertos recomiendan diferentes alternativas, con diferentes niveles de riesgo, para hacer rendir tus pesos y no perder frente a la suba de precios
Por Sebastián La Mastra
07.03.2021 17.18hs Finanzas

Ya lo dijo Warren Buffet, el famoso inversor norteamericano y una de las personas más ricas del mundo: "Todo lo que se requiere para ganar en el mercado de valores es tiempo, calma y diversificación".

Y en una economía como la argentina, donde el peso acostumbra a generarles muchos dolores de cabeza a los usuarios que ven como día a día la moneda local pierde valor ante la incesante inflación y la suba del dólar, dejar el dinero durmiendo en una caja de ahorro no producirá ningún tipo de ganancia, sino más bien lo contrario.

Y en la frase de Buffet se encuentra una idea para tener éxito y que es recogida por los especialistas: la diversificación. Por tal motivo, los expertos recomiendan poner a trabajar los ahorros para proteger el valor y además obtener una renta.

Pero antes de apostar por alguna de las herramientas que están al alcance de los inversores promedio, es fundamental que cada uno realice un balance entre la cantidad de dinero que puede utilizar para este fin y el riesgo que está dispuesto a correr.

En diálogo con iProfesional, Regina Martínez Riekez, CEO y Fundadora de Amauta Inversiones, destacó que al momento de armar una cartera, se debe tener en cuenta que toda decisión de inversión implica asumir un riesgo.

"Mientras mayor sea la rentabilidad esperada, mayor será el riesgo y seguramente el plazo de inversión. Por lo tanto es fundamental considerar los distintos peligros asociados", explicó la especialista, y agregó que es fundamental operar siempre en entidades reguladas, "a fin de evitar fraudes, algo bastante frecuente dentro de nuestra industria".

Alejandro Bianchi, fundador de la consultora y web Asesor de Inversiones, coincidió con su colega y destacó la importancia de que cada uno realice alguno de los test gratuitos elaborados por profesionales que analizan qué tipo de inversión es acorde al perfil e informarse para "ampliar su universo de alternativas y salir del clásico plazo fijo, dólar al colchón y ladrillo".

Mientras mayor sea la rentabilidad esperada, mayor será el riesgo asociado a una inversión

La opción fácil no siempre es la mejor

Recurrir al plazo fijo tradicional, con una tasa mensual apenas superior al 3% y una TNA de 37%, cuando la inflación de enero fue del 4% es, como los números lo reflejan, perder valor adquisitivo.

Además hasta el propio ministro de Economía reconoció que la suba de precios, estimada por el Gobierno en su momento en un 29%, sería superior (31%). Cabe destacar que las expectativas del sector privado están en 50%.

Entonces la opción de recurrir al plazo fijo UVA como primera alternativa de la cartera podría ser el paso inicial para aquellos inversores de perfil conservador, pero no se debe perder de vista que se constituyen por un plazo mínimo de 90 días.

Al respecto Bianchi calificó a esta opción como "una medida de protección porque hoy no paga más de 0,5 o 1% por sobre la inflación. Ante la imposibilidad de comprar dólares, es una alternativa viable, sobre todo para el pequeño inversor".

Como ya se sabe, muy pocas personas tienen la chance de acceder a la compra de los u$s200 mensuales ante el endurecimiento del cepo, pero aquellos que sí pudieron hacerlo, por los diferentes cargos que la divisa estadounidense tiene, pagaron en el inicio de la semana $145, similar a los valores del MEP.

Se debe tener en cuenta que la consultora OJF estima que el valor del dólar a fin de año será de $160.96, cifra que saltaría a $264,33 si se le agregan el Impuesto País y la retención de adelanto de Ganancias.

Salir de la zona de confort

Ganarle a la inflación y obtener una renta implica dar el paso hacia otras herramientas, debido a que las inversiones conservadoras, si bien protegen el capital, no logran mantener el poder de compra.

"Si el ahorrista tiene registro del riesgo y, -siempre que tenga un horizonte de inversión de mediano plazo-, puede cubrirse en parte con activos atados a la inflación, ya sea fondos comunes de inversión CER o bien bonos que ajusten por inflación", explicó Martínez Riekez y destacó que estas alternativas pueden desarmar la posición en cualquier momento del tiempo, pero poseen una desventaja: cuentan con un mercado secundario y, por ende, el inversor está sometiéndose a la volatilidad o riesgo de mercado.

Cabe destacar que en 2020, el rendimiento de un FCI de renta fija, a corto plazo y para un perfil conservador registró una ganancia promedio al mes de 6%, mientras que las opciones más agresivas, de renta variable y a largo plazo tuvieron una media de 7% para el mismo periodo de tiempo.

Otra alternativa recomendada por Bianchi son los Cedears. Los Cedears son certificados que se emiten en Argentina, en moneda nacional, que representan una fracción determinada (ratio) de diversas acciones listadas en otro país.

Es decir, son instrumentos de renta variable para invertir indirectamente en acciones de compañías del exterior, sin la necesidad de tener que contar con una cuenta afuera del país.

"Son para aquellos que tienen más capacidad de ahorro, y posibilidad de asumir más riesgo en pos de una mayor ganancia dado su horizonte de inversión más largo. Creo que es la alternativa superadora", subrayó el especialista.

"Esta es una inversión que se puede comprar con pesos, pero al tratarse de acciones internacionales, es una manera de dolarizarse escapando al riesgo local. Dan protección ante la suba del dólar libre o contado con liquidación. Además, los dividendos que pagan las acciones los cobra el inversor en dólares en el mercado local", remarcó e inclusive destacó también la compra de bonos en dólares, "que están a valores de descuento" porque fueron recientemente reestructurados y volverán a pagar en septiembre.

En cuanto a las Obligaciones Negociables, Mauro Mazza, Research de Bull Market Brokers, al ser consultado por este medio, brindó un rápido pantallazo por los papeles más atractivos por tener, en su mayoría, una renta en dólares igual o superior al 10% anual, y que se pueden encontrar explorando el mercado secundario.

Celulosa 2025 paga trimestralmente intereses y capital. "Su rendimiento es de 22%, lo que la hace una inversión única", sumó Mazza.

Otras ON en dólares que captaron la atención del mercado son "YPF 2024" e "YPF 2025", que tienen pagos semestrales y rinden por encima del 15%.

Por su parte, Edgardo Pascualini, fundador de la consultora Funny Money explicó que la opción de apostar por la bolsa argentina -actualmente está en el rango de los u$s 300 (valor del índice Merval sobre dólar CCL)-, tiene un potencial de 6X, pero acarrea el riesgo de una caída de 75% de su valor actual. "Depende el país que nos creemos a futuro, la bolsa argentina actual es una inversión de riesgo", completó.

Otra alternativa que sugiere el experto es el instrumento ETF (Exchange Traded Funds o Fondos Cotizados), que funciona como un FCI y cuyas cuotas partes se compran y venden en el mercado como si fuese una acción.

"Por ejemplo pueden invertir en empresas y laboratorios que investigan sobre el uso medicinal de la marihuana. Si apuesto que será legalizada y se descubren nuevas propiedades, esas empresas subirán de valor y por consiguiente el ETF también y así se podrá ganar dinero con eso", completó.

Se debe tener mucho cuidado con el componente volátil que acarrean las criptomonedas

La nueva inversión de moda: las criptomonedas

En el "marzo negro" de 2020, Bitcoin (BTC) alcanzó su mínima cotización desde que llegó la pandemia: se desplomó a u$s 3.800, pero apenas doce meses más tarde su valor ronda los u$s50.000.

Esto es un claro ejemplo del excelente negocio que podría ser apostar por este tipo de activos digitales, pero se debe tener mucho cuidado con el componente volátil que acarrean.

Franco Bianchi, CMO de Lemon Cash destacó que cada uno de los usuarios debe hacer su propio análisis, "pero una cartera básica puede estar compuesta por 40% Bitcoin 40% Ethereum y 20% DPI (DeFi Index), que contiene los proyectos defi más importantes y es una forma de diversificar".

Por su parte, Manuel Beaudroit, Ceo de la billetera digital Belo, aportó que para un perfil más conservador, una cartera sugerida podría contener "un 50% en BTC, 30% en otra altcoin y el 20% restante en una opción estable –Dai por ejemplo-, donde se puede poner la toma de ganancias e ir a lo seguro".

Otras tres alternativas que se destacaron en el último año, según indica Coincodex, fueron:

-Aave: acumuló una rentabilidad del 6398,22%.

-Kusama: su rentabilidad en 2020 fue del 5222,37%.

-Celsius Network: fue la tercera que más creció en 2020 con 3843,88%.

Estos tokens son menos conocidos, tienen un historial pequeño y por ende el riesgo es mayor.

En definitiva, si bien los intereses prometen ser tentadores en las diferentes herramientas para superar a la inflación y obtener una renta, la clave es no perder de vista que siempre se corren grandes riesgos. Por eso, lo más interesante es armar un mix en la cartera, de acuerdo a las necesidades de cada persona, para maximizar las posibilidades de ganarle a la pérdida de valor del peso.

Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído