Elecciones y subsidios amenazan la meta fiscal del Gobierno: ¿cómo pegará en el dólar?

Elecciones y subsidios amenazan la meta fiscal del Gobierno: ¿cómo pegará en el dólar?
Las elecciones y un mayor gasto anticipan un 2° semestre con más demanda de dinero para el Gobierno ¿Qué se viene en materia de gasto, déficit y dólar?
Por Pilar Wolffelt
12.07.2021 06.30hs Finanzas

No es novedad que, en la Argentina, durante los años impares se da siempre la misma combinación de política monetaria y fiscal con el fin de generar una sensación de mayor bienestar en la sociedad y captar votos.

Así, se utilizan el dólar oficial y las tarifas como ancla inflacionaria para favorecer la recuperación del poder adquisitivo de los ciudadanos y se implementan políticas fiscales expansivas con el objetivo de favorecer a los sectores sociales más castigados.

Como consecuencia de este tipo de estrategias, desde la consultora Equilibra prevén que se dará lo que denominan un "push fiscal", que redundará en "un fuerte aumento del déficit" para en lo que resta del año tras un primer semestre de 2021 que mostró un rojo inferior al 1% del PBI.

Así, proyectan que se acumulará un déficit del 3% del PBI en el segundo semestre (excluyendo los DEGs, que llegarán en breve tras la reciente aprobación por parte del FMI) y esto está relacionado con que, según anticipa en diálogo con iProfesional Lorenzo Sigaut Gravina, director de Análisis Macroeconómico de la consultora, "va a haber una inyección fuerte del gasto para llegar a las elecciones con más obra pública, bonos para jubilados, refuerzos a la AUH y subsidio de tasas con mucha oferta de cuotas para incentivar al consumo".

El camino a las elecciones rquerirá mayor gasto público.
El camino a las elecciones requerirá mayor gasto público.

Se viene un incremento del gasto

El economista especializado en administración financiera del sector público, Rafael Flores, anticipa en igual sentido que "para los próximos meses, de acá a las elecciones, vamos a ver un crecimiento del gasto basado en tres componentes principales: obra pública, subsidios económicos (particularmente a la energía), ya que no se van a aumentar las tarifas más de un 9% este año  y transferencias a provincias para gastos relacionados con el proceso electoral y para asistencia financiera a través de gastos corrientes".

No descarta, asimismo, que puede haber también un incremento del gasto social, aunque no ve posible que haya un nuevo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o algo similar. "Sucede que la caída mundial del precio de los commodities no le da un margen fiscal tan amplio al Gobierno como pata realizar este tipo de gastos", explica.

En esta línea, Flores anticipa que no habrá un desborde muy fuerte del gasto de cara a las elecciones, sobre todo porque a lo anterior se suma, además, a la carencia de financiamiento que tiene el país, que implicaría una mayor necesidad de emisión perjudicial para la inflación.

Las tarifas no registrarán subas y se incrementarán los subsidios.
Las tarifas no registrarán subas y se incrementarán los subsidios.

Presupuesto 2021: ¿meta posible?

Entonces, la pregunta es: ¿podrá el Gobierno mantener la meta del ministro de Economía para el déficit fiscal? Nadin Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF),  señala que "el excedente de derechos de exportación que se obtuvo este año y el pago del Aporte Extraordinario de las Grandes Fortunas, que no estaban previstos en el Presupuesto para este año, reportaron un ingreso extra de 1,2 puntos de PIB y el paquete de gasto adicional que se realizó para hacer frente a los efectos del Covid-19 también equivale a la misma participación del producto, por lo que se compensan".

Así, considera que el déficit primario, según la proyección en base a los primeros cinco meses del año, está en el orden de los 3 puntos del PIB, por lo que aún hay un margen de 1,2 puntos respecto del total presupuestado, que es de 4,2 puntos.  

Aclara, sin embargo, que "por ahora, tal como sucedió en mayo, junio registra la entrada de parte de los aportes extraordinarios, que redundan en un ingreso fiscal positivo, pero a medida que se vayan ejecutando los gastos que se han definido se va a ir ajustando el ingreso con el gasto".

En un sentido similar, el economista de Ecolatina  Juan Pablo Albornoz apunta que  el Gobierno "hizo un buen colchón fiscal en los primeros 5 meses del año (apenas 0,1% PIB de rojo primario acumulado a mayo), tanto por prudencia fiscal como por una buena performance en el refinanciamiento de la deuda en el mercado".

A los elementos que señala Argañaraz como clave para haber logrado esta acumulación (la fuerte suba de derechos de exportación y el aporte solidario) anticipa que también ayudará la llegada de los Derechos Especiales de Giro (DEGs).

En tanto,  por el lado de los gastos indica que, aún con la erogación en obra pública creciendo fuerte, la inflación le permitió al gobierno licuar gastos sociales. Menciona este punto que en 2021 no hubo un paquete COVID como el del año pasado y, por otro lado, se licuaron las jubilaciones y se redujo transferencias a provincias en comparación con 2020 a la vez que el Tesoro se viene financiando en promedio un 50-50 con emisión y deuda (mejor que lo pautado en el Presupuesto).

El BCRA logró acumular reservas que le dan cierta tranquilidad al Gobierno.
El BCRA logró acumular reservas que le dan cierta tranquilidad al Gobierno.

Veredicto y efecto sobre el dólar

Así Albornoz prevé que el Gobierno tendría margen para realizar, si quisiera, una de las expansiones fiscales más grandes para un segundo semestre de la última década (excluyendo 2020 y 2016). "Si bien el segundo semestre es estacionalmente más complicado en materia fiscal por los subsidios del invierno y los aguinaldos, a lo que se suma la tentación expansiva electoral, desde Ecolatina esperamos que el Gobierno sobre-cumpla la meta fiscal del Presupuesto, con un rojo primario por debajo del 4% del PBI", anticipa.

Por su parte, Sigaut Gravina anticipa que es esperable que, para financiar el déficit, el BCRA tenga que realizar mayores transferencias al Tesoro. "Si bien una parte se podrá financiar con colocaciones de deuda, el resto se deberá hacer con adelantos transitorios y giros de utilidades", dice.  

Y advierte que eso puede afectar la política monetaria del Gobierno porque, "aunque hay margen hoy para financiar aunque sea una parte de eso, sin dudad afecta su poder de fuego para el dólar".

Lo mismo observa Albornoz al señalar que "las presiones cambiarias van a estar, tal como viene sucediendo, a la orden del día de acá a fin de año".

Indica en esta línea que, sin dudas, una menor prudencia fiscal y un mayor financiamiento con emisión que con deuda impactará en las expectativas de inflación futura, en los dólares financieros y que, dado que todo pareciera indicar que el Banco Central se jugará un pleno pisando el oficial, terminará ampliando las brechas cambiarias.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ