El dólar blue sorprendió con su baja: ¿qué pasó con el oficial y los tipos de cambio bursátiles?

El dólar blue sorprendió con su baja: ¿qué pasó con el oficial y los tipos de cambio bursátiles?
En el segmento mayorista, la divisa estadounidense cerró la rueda a $96,89, siempre bajo la atenta mirada del Banco Central (BCRA)
Por iProfesional
05.08.2021 16.25hs Finanzas

El dólar blue cotizó este jueves en baja y se consiguió a $179,50 para la punta vendedora en las cuevas de la City porteña. El nuevo precio implicó una baja de $0,50 respecto de la cotización del miércoles.

De esta forma, el dólar informal se mantuvo alejado del máximo de este año, que fue de $185 al comienzo de la semana pasada, y del récord histórico que se registró el 23 de octubre de 2020, cuando el dólar extraoficial tocó los $195.

En este contexto, los inversores miraron con atención la evolución de las cotizaciones bursátiles del dólar.

Por caso, el dólar Bolsa, o MEP, se ubicó en torno a los $170,28.

En tanto, el dólar contado con liquidación cotizó a $171,01.

Como se señaló más arriba, el dólar blue se ofreció a $179,50 en cuevas del microcentro porteño.

En las últimas jornadas el Banco Central había logrado comprar dólares en el mercado
En las últimas jornadas el Banco Central había logrado comprar dólares en el mercado

Por su parte, en el segmento mayorista, la divisa estadounidense cerró la rueda a $96,89, siempre bajo la atenta mirada del Banco Central (BCRA).

En el mercado oficial minorista, la moneda norteamericana operó a un promedio de $102,28 en agencias y bancos de la city porteña, por lo que el dólar ahorro, que se calcula con el recargo del 30% del impuesto PAÍS más el 35% del impuesto a las ganancias, se vende alrededor de los $168,76.

Según la habitual encuesta que realiza el Banco Central entre las principales entidades financieras que operaron en la City, estas fueron las cotizaciones de venta del dólar oficial minorista:

  • Galicia: $102,60
  • ICBC: $102,50
  • Nación: $102
  • Santander: $102
  • Itaú: $102,30
  • Patagonia: $102,50

El dólar blue, que se vendió a $179,50, no tiene una cotización oficial, sino que su valor sale del promedio de cotización en lugares de cambio extraoficial.

Por su parte, el riesgo país de la Argentina se ubicó en los 1.592 puntos básicos.

El cálculo que indica que el dólar blue alcanzaría un precio récord

La incertidumbre sobre lo que pasará con el dólar blue tras las elecciones está presente en Argentina. A pesar de que no hay certezas, un valor teórico ya muestra cómo podría ser la evolución de la divisa norteamericana que se negocia en el mercado informal.

Se trata del "dólar convertibilidad", un cambio teórico que surge de dividir el dinero en la economía -circulante y depósitos- por las reservas del Banco Central.

A pesar de que realmente no existe, a lo largo de los años economistas confirmaron que hay una fuerte relación entre su precio y el del dólar blue.

Actualmente, esa cuenta utilizaría 7,7 billones de pesos divididos 40 mil millones de dólares de las reservas. El resultado es de poco más de 192 pesos, un valor muy cercano al precio actual del dólar informal.

El cálculo que indica que el dólar blue alcanzaría un precio récord
El cálculo que indica que el dólar blue alcanzaría un precio récord

Las estimaciones indican que la fuerte emisión que llevará adelante el Banco Central en la segunda mitad del año llevará a un salto del dólar convertibilidad. Se espera que, para hacer frente al gasto electoral, ponga a circular cerca de 7.300 millones de pesos.

Al mismo tiempo, las reservas podrían bajar para hacer frente a la dolarización de portafolios y a los gastos de la compra de energía, según señala el periodista Pablo Wende. Esta nueva relación podría hacer que el dólar convertibilidad llegue a los 250 pesos a fin de año, lo que marcaría un nuevo récord histórico.

La brecha cambiaria es una de las preocupaciones más grandes del gobierno de Alberto Fernández. Actualmente, luego de una baja del dólar blue, está un poco por arriba del 80 por ciento.

El Gobierno no devaluará: Expertos explican por qué y qué hará para evitar ese camino

Ya varias veces el Gobierno ha salido a desmentir que tenga planeado devaluar fuertemente la moneda después de las elecciones y abandonar su plan de llevar la evolución del tipo de cambio por detrás de la inflación como lo viene haciendo y, en los últimos días lo tuvo que volver a hacer ante la volatilidad del tipo de cambio ilegal y los rumores y presiones de ciertos sectores del mercado.

Esta vez a través quien se encargó de esa tarea fue la vicejefa de gabinete, Cecilia Todesca, quien dijo públicamente que "el plan no es devaluar", ya que "no creemos que la devaluación sea la solución para ninguno de los problemas". 

Así, tal como indica el economista Fabio Rodríguez, socio de la consultora M&R, una vez más dejó en claro que "las autoridades económicas han descartado de plano cualquier movimiento devaluatorio brusco del mercado oficial, asegurando además que la brecha y el blue se mantendrán cerca de los niveles actuales aunque con cierta volatilidad".

Las presiones cambiarias son típicas de los procesos electorales en Argentina
Las presiones cambiarias son típicas de los procesos electorales en Argentina.

El contexto electoral como telón de fondo

La presión por una devaluación tiene su explicación en lo que Rodríguez identifica como "las tensiones cambiarias pre-electorales, que son un clásico en Argentina bajo cualquier circunstancia". Y, en este sentido, anticipa que, seguramente, la dolarización de cartera irá subiendo a la largo de agosto, presionando más que nada los dólares financieros y la brecha.

En la misma línea, el economista Camilo Tiscornia, director de CyT Asesores Económicos, apunta que "el trasfondo siempre es el contexto electoral y el gobierno tiene bien en claro que, para ganar las elecciones, tiene que generar buenos resultados económicos".

Así, detalla que, en el actual contexto, generar un contexto favorable implica continuar bajando la inflación y que no se escape para que mejore el poder adquisitivo de las personas y asegura que eso va de la mano de que no salte el dólar oficial.

"Si el dólar empezara a moverse a lo loco cerca de las elecciones, en cualquiera de los diferentes mercados de divisas que hay hoy, sería un gran problema para el equipo económico", señala Tiscornia.

Es por eso que espera que en los próximos meses el Gobierno apueste a reforzar los controles sobre el dólar, a seguir incentivando la liquidación por parte de los exportadores y a intervenir las cotizaciones financieras, que es lo que vienen haciendo.

Advierte, no obstante, que la variable más peligrosa es el mercado blue porque "el BCRA no pueden intervenir en ese mercado por ser ilegal", pero no descarta que buscará mecanismos para presionar a los operadores de ese mercado y que puedan hacer alguna intervención indirecta con manos amigas.

El Gobierno no quiere afectar aún más el valor del peso y el poder adquisitivo de las personas.
El Gobierno no quiere afectar aún más el valor del peso y el poder adquisitivo de las personas.

Razones para no devaluar

¿Por qué el Gobierno busca por todos los medios no devaluar? Según explica Julián Zicari, economista e investigador del CONICET, esto se debe a que eso generaría un impacto recesivo, traslado a precios, con una consecuente aceleración de la inflación y aumento de la pobreza. "Todo eso implicaría una caída económica cuando lo que se está buscando es todo lo contrario: apuntalar la recuperación y desacelerar la pauta inflacionaria y, para ello, usa el tipo de cambio como ancla", asegura.

Desde Ecolatina, Matías Rajnerman, director de la consultora, coincide con esta mirada al señalar que "la devaluación es mala para las variables inmediatas de la economía". Al igual que Zicari, advierte que avanzar en ese sentido generaría una aceleración de la inflación, golpearía el nivel de actividad y provocaría una caída del salario real importante.

"Entonces, el Gobierno no quiere ir por ese camino para que la economía no empeore", dice Rajnerman. Y Zicari agrega, además, que "otro elemento clave es que no hay motivos que lo requieran" dado que:

  • Hay superávit comercial.
  • La Argentina va a recibir un aporte de los DEG del Fondo Monetario Internacional (FMI) por unos u$s 4.500 millones.
  • El año pasado el Gobierno hizo un canje de deuda muy importante.
  • Tiene un control de cambio muy férreo que impide las corridas.
  • Tiene controlado el comercio exterior.
  • Los precios internacionales de los commodities están por las nubes.
  • El tipo de cambio está en un nivel competitivo.

"Todo esto indica que no habría una necesidad objetiva de la devaluación. Para mí, el Central tiene la partida ganada con respecto al dólar. Se le puede descontrolar un poco el blue, que no está regulado, pero no hay peligro inminente", afirma Zicari.

Los economistas consideran que el BCRA seguirá con su política para mantener controlado al dólar.
Los economistas consideran que el BCRA seguirá con su política para mantener controlado al dólar.

Control e intervención, base del plan 

Así, todos los analistas consultados consideran que el Gobierno tiene herramientas para mantener la situación cambiaria estable. "Lo que pueden hacer es controlar el mercado de futuro y el crecimiento de la base monetaria", opina Zicari.

Rajnerman coincide en que el Gobierno "tiene las condiciones necesarias para evitar el camino de una devaluación fuerte, por lo menos, de acá a noviembre", ya que hay reservas suficientes para lograrlo y cuenta con la ayuda del cepo para cumplir con ese objetivo.   

Así, Rodríguez anticipa que lo más probable es que en los próximos meses, el Gobierno persista en su política de atrasar el dólar, ya que apenas se mueve en torno al 1% mensual y sostiene también que, "hasta las elecciones, el BCRA cuenta con herramientas para llevar calma al mercado cambiario, siempre en un contexto de súper cepo y controles diversos".

Si bien reconoce que es cierto que desde ahora comenzará a bajar el flujo de divisas provenientes de las exportaciones y aumentarán los pesos que se largarán a la calle, señala que "se ha recompuesto el stock se reservas netas, lo que le da al BCRA margen para actuar en el mercado de futuros, puede moderar las divisas que consumen las importaciones y acaba de despejar la incertidumbre sobre los vencimientos importantes con FMI", dado que se anunció que se usará el dinero de los DEG para cancelar el próximo compromiso de pago con el organismo internacional. Y eso descarta la posibilidad de un default a la vez que garantiza la preservación de las reservas.

No obstante, después de las elecciones, el panorama se presenta distinto. Porque Tiscornia considera que, más allá de que el Gobierno tenga la posibilidad de mantener la calma cambiaria hasta las elecciones, "la deuda pendiente es generar confianza", pero advierte que, en el contexto actual, en el que hay elecciones y la evolución de la inflación aún a pesar de los controles al dólar, es medio inevitable que haya expectativa de que va a haber una corrección del tipo de cambio post-elecciones.

Y, en un sentido similar, Rodríguez sostiene que "hay que robustecer la confianza y expectativas para mejorar la actual debilidad del peso". Así, opina que no alcanzará con formular que el plan es el Presupuesto, sino que asegura que "habrá que explicitar y fortalecer un sendero fiscal, monetario y financiero que alargue el horizonte" y anticipa que esto se deberá hacer, muy probablemente, de la mano de un acuerdo con el FMI.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ