"Para ganar plata hay que evadir", dijo Macri, ¿es cierto?: un experto le responde al expresidente

"Para ganar plata hay que evadir", dijo Macri, ¿es cierto?: un experto le responde al expresidente
Más allá de posturas políticas y aunque reconoce que está pendiente una reforma fiscal, el consultor de alta gerencia Pablo Tigani le contesta a Macri
Por Pilar Wolffelt
03.09.2021 11.23hs Finanzas

"Hoy nadie que pague todos los impuestos en la Argentina puede tener un retorno sobre su capital", dijo el expresidente Mauricio Macri en una entrevista hace dos días. A priori, suena extraño que un político que quiere ser emblema de transparencia aconseje la evasión como camino, pero más allá de juicios, la pregunta es: ¿tiene razón?

"Es absolutamente falso que en Argentina haya pasado una época en la que las empresas no hayan podido ganar dinero sin evadir", responde en diálogo con iProfesional el economista Pablo Tigani, profesor de MBA de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) y consultor de alta dirección. 

Así, detalla que hay firmas como Ford Motor Company, Grupo Arcor, Toyota Motor Corporation Banco Santander, Natura, Google, Banco Galicia, Cervecería y Maltería Quilmes, Clarín, Pampa Energía, Cablevisión Fibertel, Andreani Grupo Logístico, Philips, PwC, American Express, entre otras, que pagan sus impuestos y ganan dinero en Argentina. 

Como ejemplo de su capacidad de rentabilidad, el consultor indica que, durante 2020, que fue un año crítico, casi todas las empresas mencionadas tuvieron récord de rentabilidad. Explica que esto está, en gran parte, relacionado a que mucho tienen posición dominante en sus mercados.

Y, respecto al caso que últimamente fue noticia, que es el de Molinos Río de la Plata, dice que hay que preguntarse, cuánto tuvo que ganar la empresa para endeudarse en u$S1.300 millones. La respuesta es incalculable para una persona corriente.

"Hoy nadie que pague todos los impuestos en la Argentina puede tener un retorno sobre su capital", dijo Macri

Necesidad de flexibilidad

"Todo depende de la flexibilidad que tenga la compañía. Hay épocas en las que se pueden apalancar y otras en las que se pueden financierizar", indica Tigani. Está convencido de que, "si no hay creatividad e imaginación para los negocios, hay que dedicarse a otra cosa".

En este sentido, el especialista explica que cada enfoque económico tiene su perfil. "Hay momentos para hacer negocios apalancados y otros para desapalancarse y abordar innovaciones", asegura.

Señala, en esta línea, que, durante el Gobierno anterior, muchos empresarios tuvieron que poner fundas a sus máquinas, ir a China a comprar productos para vender y negociar con los sindicatos para mantener las fuentes de trabajo en un momento en el que no se favoreció la producción y se apostó a la financierización. En tanto que el gobierno actual intenta encarar un modelo productivo, que incentiva la industrialización.

Y asegura que, en ambos contextos, lo que hay que hacer es "defenderse y no es necesario quebrar". De este modo, Tigani sostiene que, "con una gerencia hábil para enfrentar la situación, se puede ganar plata y pagar impuestos en el país".

La recaudación impositiva es el respaldo de los servicios públicos.
La recaudación impositiva es el respaldo de los servicios públicos.

Sin espíritu de riesgo, no hay empresario

El consultor asegura que, si no hay espíritu de riesgo, no hay empresarios y que, en Argentina, muchas veces, faltan solidez y argumentos fuertes por parte de los políticos. "Esto hace que se creen conceptos errados que, a fuerza de repetición, son tomados como verdades", afirma.  

Y es que, según explica, "son pocos los países que tienen menos presión tributaria que la Argentina, en realidad". A modo de ejemplo, señala que, en  Italia, por poner un caso, una persona que cobra 4.000 euros, de bolsillo le quedan 2.000.

Asimismo, si bien considera que es positivo y necesario encarar una reforma fiscal en el país, el concepto de que los impuestos no vuelven a la sociedad también es un error, ya que "la Argentina tiene una educación pública muy prestigiosa, por ejemplo, la Universidad de Buenos Aires es la mejor de América Latina y tenemos una salud pública con muchísima cobertura".  Tigani advierte que "el que no paga los impuestos se roba algodón, gasas, chalecos antibalas, tizas, pizarrones, sueldos de maestros y carreteras".

Pero no es el único costo, dado que, evadir impuestos está penado con la Ley Penal Tributaria y es un problema grande a la hora de encarar negocios internacionales, por ejemplo, dado que los estándares del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) establecen exigencias claras en ese sentido y la condición de evasor es motivo para reprobar una Due Dilligence en un proceso de venta o compra de una compañía.

En este marco, Tigani afirma que "para tener un país serio como el que queremos, tenemos que tener empresarios y políticos serios".  

Temas relacionados