Los bancos van cada vez más hacia la nube para competirles mejor a las fintechs

Los bancos van cada vez más hacia la nube para competirles mejor a las fintechs
La banca tradicional necesita ser más ágil y competitiva y para lograrlo va hacia la nube. Una empresa proveedora de tecnología cuenta cómo es ese camino
Por Pilar Wolffelt
10.10.2021 06.26hs Finanzas

En noviembre de 2017, con la entrada en vigencia de la Comunicación "A" 6354 del Banco Central de la República Argentina (BCRA), los bancos pudieron empezar a adoptar la tecnología en la nube para almacenar su información y esto significó un gran paso para que las entidades lograran colocarse en una posición más competitiva respecto del sector fintech.

Ese segmento de empresas que, al haber nacido digital, cuenta, por naturaleza, con una agilidad y capacidad de respuesta que los bancos tradicionales no tienen en su ADN. Sin embargo, esa normativa desató un cambio de paradigma y un proceso de transformación de la industria financiera, que comenzó a potenciarse con todas las ventajas que ofrece la nube, y así pudieron ir modificando esa característica.

Un desafío esencial que tienen las entidades es garantizar la seguridad de la info en la nube.
Un desafío esencial que tienen las entidades es garantizar la seguridad de la info en la nube.

Nueva competencia, nuevos desafíos

"La aparición de las fintech desafió a los bancos a redefinir su modelo de IT para atender las nuevas demandas de sus clientes. Existían numerosos desafíos, pero uno de los más importantes era la lograr los estándares de seguridad necesarios, mientras que se cumplen las normas de control y las auditorías", dice en diálogo con iProfesional Agustín Schachmann, Senior Sales Director Financial Services de las empresa proveedora de soluciones tecnológicas Oracle.

En ese contexto, la banca tradicional se ve ante la necesidad de ofrecer los nuevos servicios que los clientes requieren y para lograrlo debe transformar digitalmente sus operaciones centrales.  Y, en este sentido, las nubes financieras (o financial clouds) cumplen un rol fundamental porque Schachmann asegura que "es cada vez más frecuente observar cómo se incrementa el reconocimiento de los beneficios de la adopción de la nube por la reducción que permite de los costos asociados a la administración y la gestión de la infraestructura".

Pero también, señala que las demandas del negocio se ven mejor atendidas a través de una plataforma que permite atender a los nuevos requerimientos de forma rápida, ágil y flexible. Así, los bancos logran avanzar hacia una modalidad de microservicios personalizados y centrados en la experiencia de los clientes.

"Y es que las empresas de servicios financieros saben que ya no basta con adquirir nuevos clientes, sino que también se les debe brindar una gran experiencia, el producto adecuado, el servicio ideal y en el momento correcto", apunta el experto.

La digitalización se aceleró con la llegada de la pandemia del Covid-19.
La digitalización se aceleró con la llegada de la pandemia del Covid-19.

La aceleración que trajo el Covid-19

Sin dudas, la pandemia del Covid-19 marcó un antes y un después, tanto para los consumidores como para las diferentes industrias. "Los hábitos cambiaron y la nube se convirtió en un gran agilizador de procesos, que potenció la maduración de la transformación digital que actualmente experimentamos", describe.

Esto significa que, ya antes de la pandemia, la experiencia bancaria del cliente estaba cambiando y la llegada del aislamiento forzado para detener el avance del Covid-19 aceleró ese proceso con la digitalización de la operatoria y de a atención como driver principal.

"Hoy en día los procesos son principalmente digitales y están basados en la Nube", sostiene Schachmann. Sin embargo, asegura que aún hay un espacio de oportunidad y desafíos para la industria en el trabajo por lograr ofrecer una experiencia de cliente sin fricciones.

Sucede que las empresas que son nativas de la nube brindan una atención sin comparación: más personalizada, ágil, que aporta beneficios, rapidez y adaptabilidad. "Esto las deja mejor posicionadas y obliga a que los bancos tradicionales mejoren sus procesos para poder competir", afirma el ejecutivo.

Pero también menciona que la seguridad es fundamental. "Nacimos como una empresa de base de datos y siempre hemos hecho foco en su protección. Por eso, sabemos su valor e invertimos constantemente con este objetivo", sostiene Schachmann.

Esto viene a colación de que, en esta era del auge de la digitalización, las amenazas de filtraciones de información o hackeos han evolucionado, convirtiéndose en una preocupación fundamental de los líderes de las principales compañías.

En este sentido, comenta que la empresa desarrolló la Oracle Autonomous Database, que la incorporó la inteligencia artificial al manejo de datos. "Es la única solución en su tipo en la industria capaz de conducirse, repararse y protegerse de forma completamente autónoma", informa.

Así, destaca que, tanto con esta opción, como con todos los servicios autónomos, buscan ofrecer una nueva generación de tecnología con sistemas más seguros que reducen riesgos, eliminan errores humanos y maximizan la eficacia y eficiencia en los procesos, al disminuir los procesos rutinarios que puedan ser automatizados. Este es el camino que está tomando la banca, que avanza hacia un futuro en el que lo digital ya no tiene vuelta atrás. 

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados