01.12.2021
DÓLAR
100.00 / 106.00 0.00%
BLUE
198.50 / 201.50 0.25%

Moody's advierte que las empresas argentinas seguirán bajo "estrés": cuáles son los 3 factores que las afectarán

Moody's advierte que las empresas argentinas seguirán bajo "estrés": cuáles son los 3 factores que las afectarán
La calificadora internacional analizó el panorama económico de la región y subrayó los problemas que afectarán a la reactivación en Argentina
Por iProfesional
04.10.2021 18.12hs Finanzas

Moody's Investors Service trazó un panorama sombrío acerca del presente y el futuro de las empresas en la Argentina, y señaló que existen tres factores que genera un "estrés crediticio": el débil crecimiento, la alta inflación y la incertidumbre política.

La calificadora estadounidense afirma que la reactivación económica tras la pandemia de Covid-19 tendrá distintos niveles en las economías de América Latina, lo que dará lugar a una "recuperación desigual" en las empresas no financieras de la región.

En el caso de la Argentina, aunque la economía se recupere en 2022, los desequilibrios macroeconómicos y la alta inflación seguirán presentando un estrés crediticio considerable para las empresas, aunque una mejora del entorno externo compensará parcialmente la debilidad económica interna de las empresas locales, dijo la agencia.

Moody's también recordó que la Argentina sigue excluida de los mercados de deuda internacionales mientras atraviesa tensiones políticas antes de las elecciones legislativas de noviembre de 2021, lo que agrava el débil entorno operativo de las empresas locales.

Marcos Schmidt, director gerente de Moody’s analizó que los factores económicos influirán en la calidad crediticia de las empresas no financieras de América Latina hasta 2022, con perspectivas sólidas en Brasil, Chile y México, donde el panorama de recuperación se ha consolidado, y "débiles en Argentina y Perú con un mayor riesgo político y una política económica incierta".

La crisis política, uno de los factores que impacta en las perspectivas del país.
La crisis política, uno de los factores que impacta en las perspectivas del país.

Brasil y un panorama con desafíos

Moody's hizo pronósticos tomando como base el EBITDA (Earnings Before Interest Taxes Depreciation and Amortization), que muestra el beneficio de las empresas antes de restar los intereses de deuda, impuestos y la amortización de las inversiones realizadas.

El EBITDA de las empresas brasileñas y la generación de efectivo disminuirán hasta 2022 con respecto a los niveles máximos, pero la calidad crediticia general se mantendrá sólida ante la fortaleza de los balances y la liquidez de las empresas.

Las actividades de inversión están liderando la recuperación de Brasil, pero la depreciación del real y el aumento de la inflación están creando mayores ajustes de la política monetaria, lo que supone un desafío para las empresas. Los riesgos y las tensiones políticas previas a las elecciones presidenciales de octubre de 2022 también suponen una amenaza para un impulso más positivo.

Moody's plantea un escenario relativamente
Moody's plantea un escenario de relativa solidez para la empresas de Brasil.

Cambios y temores en la región

La calidad crediticia de las empresas de Chile se mantendrá hasta mediados de 2022 gracias a la fortaleza de la recuperación económica del país en 2021. Los fuertes precios de los commodities favorecerán a los indicadores crediticios de los productores de cobre y celulosa, y el consumo se recuperará, lo que mejorará el apalancamiento y la liquidez del sector corporativo.

Según la visión extremadamente temorosa de los cambios que plantea Moody's, los principales riesgos para la recuperación de Chile dependen de las demandas sociales, las políticas del nuevo gobierno y la propuesta de una nueva constitución.

La generación de EBITDA de las empresas y proyectos de infraestructura en México para 2021-22 mejorará con relación a 2020, y su continua disciplina financiera además de la reducción de la deuda les ayudará a reducir el apalancamiento en medio punto en promedio hasta fines de 2022 a principios de 2023.

La mayoría de las empresas mexicanas seguirán protegiendo su liquidez y manteniendo las inversiones de capital bajo control, evaluó Moody’s.

Las empresas peruanas se beneficiarán del crecimiento económico y recuperarán su posicionamiento en 2022, estimó la agencia. Sin embargo, nuevamente con un planteo de aversión hacia la política, Moody's advierte que el nuevo gobierno aumenta los riesgos de gobernabilidad del Perú en general, la eficacia y la credibilidad de las políticas públicas, lo que deteriora tanto la confianza de los inversionistas como las perspectivas crediticias de mediano plazo.

La depreciación de la moneda no representa una amenaza importante para la recuperación del Perú, y el sistema bancario del país seguirá siendo fuerte, lo que impulsará la recuperación de la mayoría de los sectores corporativos.

Temas relacionados
Finanzas en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído