Martes negro: Wall Street sigue acumulando pérdidas, pero los activos argentinos crecen hasta un 5%

Los índices cayeron alrededor de un 1,5% en la jornada y más de un 10% desde máximos, aunque los expertos destacan que se trata de una corrección normal
Por Gonzalo Andrés Castillo
25/01/2022 - 18,20hs
Martes negro: Wall Street sigue acumulando pérdidas, pero los activos argentinos crecen hasta un 5%

Luego de gozar de un cierre de jornada positivo en el inicio de la semana, el mercado estadounidense volvió a darse vuelta y concluyó con una caída del 1,5% en dólares.

Si bien hay numerosos factores que podrían estar justificando los movimientos bursátiles, expertos del mercado afirman que se trata de una corrección completamente normal y sana.

El mercado estadounidense sigue cayendo

La jornada del lunes fue bastante frenética. El S&P 500 (SPX) Inició a la baja y llegó a caer más de un 3%, pero cerró el día de forma positiva por unos pocos puntos, al igual que el Nasdaq 100 (NDX) y el Dow Jones (DJX)

Ante este raro comportamiento, la esperanza llegó a los inversores, pero la rueda de hoy hizo que vuelvan a ser pesimistas. Mientras que el SPX cayó un 1,2%, el NDX retrocedió un 1,8% y el DJX bajó alrededor de un 0,2%.

De esta forma, desde los máximos históricos alcanzados hace algunas semanas, los índices accionarios cayeron entre un 10% y un 13%, aproximadamente.

Entre los motivos por los cuales se podría justificar la baja se encuentra la suba de tasas de interés por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed), que atenta contra el comportamiento alcista de las tecnológicas.

Algunos analistas estiman que no solo serían más de las planeadas, sino que también su aumento sería más agresivo del planeado inicialmente, todo para contener la inflación que parece no tener límites.

Las acciones estadounidenses vuelven a caer en las segunda jornada de esta semana
Las acciones estadounidenses vuelven a caer en las segunda jornada de esta semana

Por otra parte, el conflicto entre Rusia y Ucrania está más caliente que nunca y el público inversor teme que el fin de la paz internacional repercuta negativamente en los mercados, por lo que muchos ya se están adelantando y comenzando a vender.

Sin embargo, a pesar de que existan motivos, la otra visión dicta que solo se trata de una corrección completamente normal y sana que se da por haber atravesado una sólida tendencia alcista desde el mínimo de la pandemia en marzo de 2020.

En esta línea, Darian Yane, analista y educador financiero, expresó: "No hay mucho que decir. Para mí, no tiene sentido. No pasó nada que no se supiera antes, no hay noticias nuevas ni una invasión extraterrestre". Para el especialista, "son cosas que pasan: correcciones después de grandes subidas".

Además, sostuvo que la suba de tasas de interés ya estaba descontada en los mercados desde hace rato, por lo que puede tener algo que ver, pero no lo suficiente como para que los mercados caigan tan abruptamente en poco tiempo.

Los inversores comenzaron a temer de una crisis internacional que afecte a los mercados
Los inversores comenzaron a temer de una crisis internacional que afecte a los mercados

El riesgo del apalancamiento

Desde la caída de los mercados en 2009 por la crisis subprime, las acciones no han hecho más que subir. Año tras año, las grandes compañías del mundo marcaron nuevos récords y los inversores comenzaron a perderle respeto a la renta variable, ya que dinero que colocaban, dinero que crecía.

Como consecuencia, empezaron a apalancarse para potenciar aún más sus ganancias. Al mismo tiempo, las plataformas de los brokers se modernizaron y arrancaron a brindar la posibilidad de endeudarse de una forma extremadamente sencilla y didáctica, casi como si fuera un videojuego.

Este cambio en la actitud de los operadores e inversores se tornó muy peligroso, ya que, ante una leve baja del mercado, estos se ven obligados a reponer garantías o a liquidar sus posiciones luego del llamado del bróker (margin call), optando por la última opción en la mayoría de los casos.

Como consecuencia, cuando los mercados caen ligeramente, se crea un efecto bola de nieve que aumenta la oferta e impulsa aún más a la baja a las cotizaciones, y en las últimas jornadas esto quedó en evidencia, no solo por la contundencia de las caídas, sino también por su alta velocidad.

En diálogo con El Cronista, Diego Martínez Burzaco, estratega en Inviu, expresó: "El apalancamiento es uno de los principales fenómenos que explican lo que está pasando en el mercado estos días. Con el salto de los margin call hay una aceleración de las caídas. Pienso que en la media que esto se empiece a depurar, el mercado va a estar en bases sólidas, pero mientras tanto es un mercado de trading y muy volátil. Es difícil de acertar de corto plazo y hay que tener un poco más de cautela en las estrategias".

Los mercados internacionales están pendientes de multiples factores que podrían ocasionar caídas
Los mercados internacionales están pendientes de multiples factores que podrían ocasionar caídas

Los activos argentinos sobrevivieron

Para sorpresa de muchos, los activos argentinos no siguieron el comportamiendo internacional. En promedio, las acciones argentinas subieron cerca de un 5% en dólares.

Entre los activos más beneficiados se destacan:

  • Despegar (+5,9%)
  • YPF (+4,5%)
  • Banco Francés (+3,5%)
  • Grupo Financiero Galicia (+3,5%)
  • Banco Macro (+3,2%)
  • Pampa Energía (+2,5%)

Sin embargo, a pesar de las subas, el índice Merval medido en dólar CCL cayó un 0,15%, aproximadamente, principalmente por el crecimiendo del tipo de cambio.

En el mercado local, los títulos públicos también estuvieron de festejo. Mientras que el GD35 creció un 2% en dólares, el GD38 lo hizo en un 1,2%, mientras que el GD46 se revalorizó un 1,14% y el GD41 un 0,5%. De todas formas, el GD29 bajó un 4% y el GD30 casi se mantuvo neutro.

Por su parte, el riesgo país elaborado por JP Morgan que mide el diferencial de tasas entre la deuda argentina y la estaodunidense bajó algunos puntos hasta posicionarse por encima de los 1.940.