Qué inversión ganará la carrera este año: ¿plazo fijo tradicional, ajustado por UVA o dólar blue?

Para el ahorrista que busca mantener el capital invertido sin adoptar mayores riesgos, se presenta un panorama incierto como pocas veces se ha visto
Por Ruben Ramallo
21/05/2022 - 19,08hs
Qué inversión ganará la carrera este año: ¿plazo fijo tradicional, ajustado por UVA o dólar blue?

Para aquel pequeño ahorrista que prefiere mantener su capital en términos reales, ya sea frente a la inflación o al dólar, sin asumir mayores riesgos, decidir en qué colocarlo es una decisión cada vez más difícil. Es que a partir de la escalada de los precios de la economía de los dos últimos meses, por primera vez en mucho tiempo las estimaciones incluidas en el REM que habitualmente elabora el Banco Central parecen haber quedado desactualizadas.

De hecho, si se observan los pronósticos para el dato de mayo, que según la encuesta rondaría el 4,4%, las primeras estimaciones de las consultoras privadas ya hablan de un piso del 5 por ciento.

Esa es, por ejemplo, la previsión de la consultora económica EcoGo, que llega a ese número a partir del relevamiento de precios minoristas que realiza la consultora. "Los bienes son escasos, su reposición incierta y no existe horizonte más allá del día a día, con lo cual cualquier precio es factible y convalidado por una demanda impulsada por la búsqueda de cobertura", señaló la firma.

Esa posición es compartida por la consultora LCG, ya que según su relevamiento, los precios de los alimentos subieron el 1,2% en la primera semana del mes y 2,1% en la segunda. Si el análisis se extiende a las últimas cuatro semanas, el panorama es más que preocupante ya que la canasta de alimentos ya marca una suba del 5,9%. Es decir, en línea con lo sucedido el mes pasado.

A estos incrementos deben sumarse otros en una amplia gama de productos y servicios, que van desde combustibles, prepagas, telefonía, cable e internet a expensas y colegios privados. "La suma de todos ellos podrían contribuir aproximadamente con otros 1,7 puntos adicionales de inflación para mayo", agregaron desde LCG.

asdfasdf
Ante la suba de los precios, los argentinos buscan instrumentos financieros para proteger sus ahorros.

Plazo fijo UVA vs. tradicional: ¿cuál gana?

A partir de esta circunstancia, surge que los plazos fijos ajustados por UVA le sacan una clara ventaja a los plazos fijos tradicionales. Porque a pesar de que la tasa de interés viene subiendo mes a mes, aún está muy lejos de cumplir con el objetivo de superar a la inflación.

Es por ello que por estos días la atención de los inversores se centra en aquellos instrumentos que ajustan, obviamente, por inflación, utilizando como factor de corrección el CER o su derivada, la UVA.

El motivo es muy sencillo: como ambos índices se elaboran con cierto rezago, captan parte de la inflación de abril, por lo que parten con un piso superior al 6%.

Desde Portfolio Personal afirman que "estamos expectantes y los activos que ajustan por inflación -es decir, los CER- siguen dando buenos rendimientos". La mayoría de los inversores que tienen pesos se colocan en este tipo de inversiones y defienden su capital de trabajo".

Debido a la inflación, el peso pierde valor con el correr de los días y los meses.

Por qué los plazos fijos UVA son tan atractivos

Ahora bien, en función del acumulado del 23% en los primeros meses del año y lo que se prevé que ocurra hasta diciembre, según el análisis de LCG, el piso de inflación para este año sería del orden del 70 por ciento. De ser así, la inflación promedio mensual hasta fin de año sería superior al 4%.

De ser así, la gran ventaja de los depósitos UVA es que inicialmente se ajustan en función de la inflación de abril, que superó ampliamente ese porcentaje.

De esta manera, incluso ante una baja de la inflación en los próximos meses, parecen ser más atractivos, más allá de la inmovilización de los fondos por espacio de 90 días.

Dólar blue: ¿qué precio debería alcanzar?

A pesar de esta situación, debe tenerse en cuenta lo que puede suceder con el dólar blue, que se mantiene prácticamente sin mayores variantes desde octubre del año pasado, en un contexto en el que la escasez de divisas y la incertidumbre pueden generar algún ruido en el mercado.

Aquí la pregunta puede ser ¿cuál sería el precio que debería tener el blue hacia fin de año empatarle a la inflación, o dicho de otra manera, a un plazo fijo ajustado por UVA?

La respuesta es que debería llegar a los $280, por lo que de confirmar ese precio terminaría el año con una brecha similar a la actual. Si llegará o no a ese precio, ese será el interrogante que deberá dilucidar cada ahorrista para adoptar su decisión. Pero sólo el tiempo dará su veredicto.

Temas relacionados