El escenario actual "parece más una tregua que un voto de confianza" al Gobierno, advierte PwC Argentina

La oficina local de una de las principales auditoras internacionales, destaca que el mercado le brindó cierta tregua al Gobierno, pero restan definiciones
Por Mariano Jaimovich
13/09/2022 - 15,15hs
El escenario actual "parece más una tregua que un voto de confianza" al Gobierno, advierte PwC Argentina

La compleja situación económica que vive el país, donde la inflación y el dólar ocupan un rol central como variables determinantes, está siendo analizada por diversas firmas internacionales.

En un reciente informe que acaba de publicar la oficina argentina de PwC, una de las principales multinacionales de auditoría y consultoría de empresas, con presencia en 155 países, califica el momento actual doméstico como de "tregua" para el mercado, por la reciente asunción del nuevo equipo económico y la consecuente desaceleración de los dólares financieros, el riesgo país y una mejora en la cotización de las acciones de empresas argentinas en la Bolsa.

"Pero el escenario parece más una tregua que un voto de confianza", sentencia José María Segura, economista jefe de PwC Argentina.

Sus argumentos se sustentan en que los anuncios realizados por el nuevo equipo económico no difieren en lo "sustancial" de la hoja de ruta trazada en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"La gran diferencia parece estar en que cuenta con el apoyo político, o mejor dicho, en la ausencia de rechazo público, por parte de otros miembros de la coalición gobernante", reflexiona Segura.

En el resumen de las medidas que está llevando a cabo la nueva gestión económica, el analista de PwC hace hincapié en algunos puntos relevantes.

El mercado está atento a la marcha de la inflación y del tipo de cambio oficial.
El mercado está atento a la marcha de la inflación y al atraso que tiene el tipo de cambio oficial respecto a los dólares libres.

Aspectos económicos y políticos en debate

En el plano fiscal, resalta que se reafirmó el compromiso con el cumplimiento del acuerdo con el FMI y se anunciaron los detalles sobre el aumento de tarifas con el fin de reducir los subsidios.

Además, destaca que se publicó en el boletín oficial la restricción de la asignación de recursos para una serie de ministerios, cuyas partidas se encuentran sub-ejecutadas. Y el compromiso de no obtener financiamiento vía emisión monetaria en lo que resta del año, algo que al menos durante agosto habría sido alcanzado.

"Sin embargo, de no mediar algún tipo de acuerdo que flexibilice el compromiso de, por ejemplo, atención a los mayores costos imprevistos de la energía, la posibilidad de llegar a la meta fiscal estará supeditada también al crecimiento del resto de los gastos por debajo de la tasa de inflación, es decir, una caída en términos reales. Hecho que pueda cambiar la dinámica que los mismos evidenciaron en el primer semestre del año", resume Segura.

Con relación a la deuda pública en pesos, cuya sostenibilidad había sido fuertemente cuestionada por el mercado a fines de junio y por la cual el Banco Central tuvo que intervenir fuertemente para sostener su valor, "el nuevo equipo económico logró un canje de los vencimientos de los meses de agosto, septiembre y octubre de 2022 por instrumentos con vencimiento en junio y septiembre de 2023, lográndose una tasa de adhesión de casi el 85% de las obligaciones de dichos meses", menciona.

"Pero esta estrategia tiene un costo para el Tesoro que las anteriores conducciones económicas no habían querido reconocer, que es un mayor interés, ya que los bonos ofrecidos ajustan por tipo de cambio o por inflación", advierte Segura. 

Para completar que, "si bien es cierto que esto quita presión al mercado en el cortísimo plazo, lo hace incrementando el riesgo de sostenibilidad de mediano plazo y encareciendo en términos relativos una eventual corrección cambiaria que tuviera que llevarse adelante en el futuro".

La caída de reservas en los últimos meses genera preocupación en el mercado
La gran caída de reservas del BCRA en los últimos meses, en plena época de liquidación del campo, genera preocupación en el mercado.

Dólar y reservas

Por último, de acuerdo al economista jefe de PwC Argentina, el punto que pareciera todavía "más acuciante" es el del objetivo de las reservas.

"Agosto cerró con reservas brutas en sus mínimos desde 2016 y en julio el BCRA sufrió la pérdida de divisas más alta en un mes desde octubre de 2019. La posibilidad de alcanzar la meta trimestral establecida con el FMI parece lejana. Esta situación pone presión sobre el tipo de cambio oficial y, aun cuando se intente evitar un salto devaluatorio por los altos costos que tendría, generaría un impacto por el lado real de la economía", sostiene Segura.

Y concluye: "Por el momento, el mercado parece haber adoptado una postura de ´esperar y ver´. Resta mucho por hacer para ganar un voto de confianza, de lo contrario, sólo será una tregua".

Temas relacionados