NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Health & Tech

Reducen las infecciones por HIV y aumentan las Hepatitis

Reducen las infecciones por HIV y aumentan las Hepatitis
Un informe global analiza los últimos datos
Por Martina Stutz Dohmen
24.04.2017 15.10hs Health & Tech
De acuerdo con los nuevos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 325 millones de personas padecen una infección crónica por el virus de la hepatitis B (VHB) o de la hepatitis C (VHC).

El informe mundial de la OMS sobre las hepatitis 2017 (WHO Global hepatitis report, 2017) revela que la gran mayoría de los afectados carecen de acceso a las pruebas de detección y los tratamientos que podrían salvarles la vida. Ello significa que millones de personas corren el riesgo de que la infección que sufren evolucione lentamente hacia la insuficiencia hepática crónica, cáncer y muerte.

Las hepatitis víricas causaron 1,34 millones de muertes en 2015, una cifra similar a la atribuible a la tuberculosis y la infección por el VIH. La diferencia estriba en que, mientras que la mortalidad por tuberculosis y la infección por el VIH se está reduciendo, la causada por las hepatitis va en aumento.

Todavía no se dispone de vacunas contra el VHC, y el acceso a los tratamientos contra este virus y contra el VHB sigue siendo escaso.

En el informe mencionado anteriormente señala que en 2015 solo se diagnosticaron el 9% y el 20% de las infecciones por el VHB y el VHC, respectivamente. Las proporciones de pacientes tratados son aún más bajas. Solamente el 8% de las personas a las que se había diagnosticado la infección por el VHB (1,7 millones de personas) tuvieron acceso a tratamiento y, en cuanto a la infección por el VHC, solo el 7% de los afectados (1,1 millones) había empezado a tomar un tratamiento curativo durante ese año.

El tratamiento de la infección por el VHB debe ser permanente. Actualmente, la OMS recomienda el tratamiento con tenofovir, que ya se está utilizando ampliamente para tratar la infección por el VIH. Por lo que respecta a la hepatitis C, se puede curar en un periodo relativamente breve con antivíricos de acción directa (AAD), gracias a la alta eficacia de estos fármacos.

En opinión del Dr. Gottfried Hirnschall, Director en la OMS del Departamento de VIH/SIDA y del Programa Mundial contra la Hepatitis, «nos encontramos todavía en la fase inicial de la respuesta a las hepatitis víricas, pero el horizonte es prometedor. Cada vez son más los países que ponen los servicios de lucha contra estas infecciones a disposición de los afectados. El precio de una prueba diagnóstica es inferior de US$ 1, y un tratamiento curativo de la hepatitis C puede costar menos de US$ 200. Sin embargo, los datos ponen claramente de manifiesto la urgencia con la que debemos subsanar las deficiencias en materia de detección y tratamiento».
Te puede interesar