NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Health & Tech

Cuáles son las claves para proteger a los chicos de una conjuntivitis

Cuáles son las claves para proteger a los chicos de una conjuntivitis
Las actividades de verano los exponen a algunos riesgos que es importante considerar para cuidar su salud
Por Martina Stutz Dohmen
29.12.2017 19.00hs Health & Tech
Aunque la conjuntivitis puede tener diferentes orígenes -un virus, una bacteria, el cloro de las piscinas o un alergeno-, la afección es la misma: una inflamación de capa externa del ojo que cubre el globo ocular y la parte interna de los párpados.

Los síntomas también son parecidos: picazón y sensación de tener arenilla dentro de los ojos. Además, los ojos suelen enrojecerse y tener una excesiva cantidad de lagañas, lo cual muchas veces dificulta la apertura.
Te puede interesar

Los peligros y tratamientos ilegales del maquillaje ocular

Sin embargo, hay distintos tipos de conjuntivitis y es importante distinguirlas para que el tratamiento sea el adecuado. Para que el diagnóstico y la medicación sean los correctos es necesario que el paciente consulte a un médico.

  • Conjuntivitis irritativa: es de las más frecuentes en verano, época en la que los niños comienzan a meterse a la pileta o también a ir a colonias de vacaciones. Las causas son el cloro y otros agentes desinfectantes que se añaden al agua y que, además de irritar los ojos, pueden favorecer la entrada de gérmenes y provocar una infección. Dado que no hay forma de evitar que los pequeños pasen todo el día con la cabeza dentro del agua, la mejor prevención es ponerles antiparras. En caso de que aparezca es necesario llevarlo a un especialista para que le indique el tratamiento adecuado.

  • Conjuntivitis alérgica: también es muy característica del verano y de la primavera por la alta concentración de polen. Suele acompañarse de rinitis - inflamación del revestimiento mucoso de la nariz, caracterizada por estornudos, picazón en la nariz y aumento de las secreciones- lo cual ayuda mucho al médico en el diagnóstico.

  • Conjuntivitis infecciosa: puede ser bacteriana o viral, es el tipo más común y puede aparecer en cualquier momento del año.  Es altamente  contagiosa, sobre todo la viral, que además se caracteriza porque la secreción del ojo es clara. En los casos de conjuntivitis bacteriana la secreción del ojo suele ser más amarillenta o verdosa. El tratamiento varía de acuerdo al subtipo específico: lágrimas artificiales para aliviar la irritación ocular en el primer caso, y antibióticos, en el segundo.


Te puede interesar

Alergia ocular: un problema presente en el otoño

La conjuntivitis es molesta, pero no suele provocar dolor ni síntomas diferentes a los mencionados. En caso de que el niño tenga fotofobia -sensibilidad a la luz- es posible que tenga otro tipo tipo de patología. En la mayoría de los casos suele ser una queratitis -inflamación de la córnea-, que es una afección más grave y cuyas causas pueden ser diversas. La exposición prolongada al sol sin protección, por ejemplo, puede ser una de ellas. “Su acción tiene un efecto acumulativo en el tiempo tanto en la piel como en los ojos, es así que las principales enfermedades oculares más frecuentemente relacionadas con la exposición solar se dan en adultos mayores tales como las cataratas y la maculopatía”, señala la especialista en oftalmología del Hospital Italiano Dra. Betty Arteaga. Por eso, es muy importante proteger los ojos al momento de la exposición al sol y hacerlo también en niños pequeños.

A su vez, la especialista destaca que “hay que evitar exponer al sol de manera directa a menores de 1 año”. En los chicos mayores de esta edad siempre hay que evitar la exposición en horarios de alto riesgo -10 a 16-, así como también tratar de que jueguen en la sombra. Esto es crucial, dado que el agua y la arena reflejan los rayos solares. Por eso, ponerle a los niños un anteojo envolvente que cubra la totalidad del área ocular le dará mayor protección, al igual que los gorros o sombreros.

Por último, en caso de que el niño tenga una conjuntivitis es importante tomar algunos recaudos para evitar el contagio. Todos los cuidados son aplicables también a personas adultas que estén afectados por esta patología.

  • Lavar frecuente sus manos, especialmente cada vez que se haya tocado los ojos

  • Evitar tocar los ojos y el rostro con las manos

  • Limitar o evitar el contacto cercano y directo con personas afectadas de conjuntivitis

  • No compartir toallas, pañuelos ni fundas de almohada

  • No compartir objetos personales, como colirios o cosméticos para los ojos

  • No enviarlos a la escuela, jardín o colonia de vacaciones hasta que no tengan el alta médica


Nota relacionada


Screenconjuntivitis
Más sobre Health & Tech