NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Health & Tech

Fumo hace muchos años, ¿cuáles pueden ser los primeros síntomas de EPOC?

Fumo hace muchos años, ¿cuáles pueden ser los primeros síntomas de EPOC?
Es una patología crónica que, según la OMS, provoca más de tres millones de muertes cada año
Por Martina Stutz Dohmen
24.04.2018 13.00hs Health & Tech
La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es una patología inflamatoria de los pulmones que provoca, tal como su nombre lo indica, una obstrucción en el flujo de aire hacia ellos. Las principales causas son la exposición a gases o partículas irritativas, aunque en la mayoría de los casos su desarrollo se debe a que la persona que la padece es o fue fumadora.

El problema central de la EPOC es que no tiene cura y que expone al paciente a mayor riesgo de padecer otras patologías, como problemas cardíacos o infecciones respiratorias.
Te puede interesar

Diez enfermedades lideran el ranking de mortalidad en el mundo

En general, los primeros síntomas aparecen a partir de los 40 años, pero es probable que la enfermedad se haya desarrollado antes de forma silenciosa. Cuando los pulmones ya han sufrido gran parte del daño que produce esta patología comienzan a manifestarse los signos que la identifican. En muchos casos, las personas los subestiman o desestiman porque los atribuyen a los procesos naturales de envejecimiento. No obstante, es fundamental aprender a reconocerlos en forma correcta, así se podrá contribuir a un diagnóstico temprano y el paciente podrá tener una mejor calidad de vida.

Los síntomas característicos de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica son tos y espectoración, dificultad para respirar y fatiga corporal. Además, es probable que el paciente sufra ansiedad o dificultad para concentrarse, ambos problemas asociados al desarrollo de la patología de base.

A su vez, existen otros síntomas que pueden alertar acerca de un agravamiento significativo y agudo de la enfermedad. Se trata de indicios que pueden ayudar al especialista y también al paciente a darse cuenta de que la patología está provocando un daño mayor en el organismo. La cianosis -cuando los labios y la cara se ponen de color azul- el aumento de la frecuencia cardíaca y la sudoración excesiva son los tres signos clave que se deben observar en este sentido.
Te puede interesar

Asma: preguntas y respuestas sobre una patología que afecta casi a un millón de argentinos

No obstante, es importante destacar que es una afección que se puede tratar para mejorar la calidad de vida del paciente, tanto en el corto como en el largo plazo. Es más, con el tratamiento adecuado la mayoría de las personas con EPOC puede lograr un buen control de los síntomas y la calidad de vida, además de reducir el riesgo de otras afecciones relacionadas.

La principal causa de la EPOC es la exposición al humo del tabaco -fumadores activos y pasivos-. No obstante, también hay otros factores de riesgo que pueden predisponer a la persona a desarrollar una patología de estas características.

La contaminación del aire del interior de la casa o del lugar de trabajo, donde se pasa mucho tiempo del día, -derivada de la utilización de combustibles sólidos en la cocina y la calefacción, por ejemplo-, la contaminación del aire exterior, la exposición laboral a polvos y productos químicos -vapores o gases irritantes- y las infecciones repetidas de las vías respiratorias inferiores en la infancia, son los principales factores que pueden constituir un riesgo de EPOC para quienes están expuestos a ellos.

Por último, es fundamental señalar que muchos casos de EPOC son prevenibles. Las campañas de concientización sobre el tabaquismo, principalmente, y sobre la necesidad de detener la contaminación ambiental son elementos centrales al momento de evitar el avance de esta patología.

LogoFB-FINAL

Nota relacionada


ScreenH3N2
Más sobre Health & Tech