NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Actualidad

Aborto en Argentina: ANMAT aprobó el uso del misoprostol en el país

Aborto en Argentina: ANMAT aprobó el uso del misoprostol en el país
El fármaco estuvo en el centro del debate por la interrupción voluntaria del embarazo, que tuvo lugar en ambas cámaras del Congreso
16.08.2018 14.25hs Health & Tech

El misoprostol es un fármaco que se emplea, en la mayoría de los casos, para las interrupciones voluntarias de los embarazos; es decir, cuando una mujer decide finalizar con ese proceso fisiológico de forma segura y en el plazo adecuado puede hacerlo a través de esta droga. Además, se encuentra entre uno de los dos tratamientos -junto a la aspiración intrauterina- recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para efectuar el aborto con bajos riesgos. La institución lo ubica también como parte de la lista de medicamentos esenciales para garantizar un mínimo bienestar de salud de la población.

El misoprostol es el medicamento más nombrado para el procedimiento que se conoce como “aborto farmacológico”, que la OMS define como un método no quirúrgico. Durante el debate que tuvo lugar en ambas cámaras del Congreso, los expertos que se posicionaron a favor del proyecto y los legisladores que votaron positivamente lo han calificado como un procedimiento seguro, con poca mortalidad asociada e incluso beneficioso para la reducción de la morbi-mortalidad materna.

Sin embargo, hasta el momento se trataba de un fármaco que se encontraba prohibido en Argentina, por lo que se comerciaba ilegalmente a precios elevados. Recientemente, la Autoridad Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) autorizó a un laboratorio nacional a producir este fármaco. La empresa que se encargará de fabricar este medicamento será el Laboratorio Domínguez. Y su directora técnica, la farmacéutica Sandra Rismondo, estima que antes de fin de año podrán producir el fármaco y que se presentarán en las licitaciones que realice el Ministerio de Salud para la compra de la droga, según publicó el sitio Cronista.com.
Hasta ahora, lo único que podía conseguirse en las farmacias era el medicamento conocido comercialmente como Oxaprost, una presentación que además contiene diclofenac. Es importante aclarar que solo está permitida para uso gástrico, una diferencia esencial con la versión del misoprostol que autorizó ANMAT, que se puede emplear ginecológicamente.
La especialidad medicinal, según informó la institución, se encuentra autorizada desde julio pasado, en forma farmacéutica de comprimidos vaginales y en una concentración de 200 mcg. A su vez, se impone una condición esencial para su obtención: solo se vende bajo receta archivada y el uso será institucional y hospitalario exclusivo.
Cabe señalar que el misoprostol es una droga que produce maduración cervical, dilatación y reblandecimiento del cuello uterino, lo cual disminuye la cantidad de fibra de colágeno y permite que se intercale entre ellas una mayor cantidad de agua. Además, y de forma consecutiva, el misoprostol aumenta la frecuencia y la intensidad de las contracciones del músculo liso uterino, de forma que las fibras se orientan en el sentido de la tensión ejercida sobre ellas, lo cual facilita así la expulsión del contenido del útero.

Más sobre Health & Tech