09.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
195.00 / 198.00 0.00%

¿Cuáles son los riesgos del sedentarismo y cómo se pueden prevenir?

¿Cuáles son los riesgos del sedentarismo y cómo se pueden prevenir?
Según la OMS, la inactividad física es uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial y afecta a millones de personas
Por iProfesional
07.09.2018 18.36hs Health & Tech

Desde hace tiempo se sabe que el sedentarismo es un problema que afecta a muchas personas en todo el mundo y que, potencialmente, puede provocar muchos trastornos en la salud. Si bien ya no es una novedad que practicar actividad física puede ser perjudicial para el organismo, la realidad es que en la actualidad la cantidad de personas que se encuentran en una situación va en crecimiento.

En los últimos años, el sedentarismo ha aumentado y se ha transformado en una epidemia, según señala la Organización Mundial de la Salud (OMS). El sedentarismo, de acuerdo a los datos difundidos por esta institución, es la causa del 6% de los fallecimientos del planeta. Esto significa que alrededor de 3,2 millones de personas mueren cada año porque no practican suficiente actividad física y por las consecuencias por eso en su organismo. Por otro lado, la entidad indica que existe un peligro todavía mayor para las personas sedentarias. Todas tienen entre un 20 y un 30% más de probabilidades de morir en edad temprana que quienes practican actividad física regularmente.

El organismo asegura que la inactividad física está detrás de hasta el 25% de los casos de cáncer de mama y de colon, del 27% de los casos de diabetes y del 30% de las cardiopatías isquémicas, es decir, de la angina de pecho y el infarto agudo de miocardio, provocadas, ambas, por el estrechamiento -arteriosclerosis- de las arterias coronarias.

Los principales problemas del sedentarismo se relacionan con la baja calidad de vida y el deterioro de la salud. En primer lugar, es importante destacar que la poca actividad física contribuye al incremento del sobrepeso y la obesidad. A su vez, ambas patologías mencionadas predisponen a la persona a desarrollar hipertensión, diabetes y nivel alto de colesterol en sangre.

Además, se ha demostrado que, en la mayoría de los casos, las personas sedentarias suelen fumar y llevar una alimentación desequilibrada, ambos factores que contribuyen a una baja calidad en la salud.

Por otro lado, la OMS explica que el sedentarismo se encuentra entre los principales factores de riesgo de muerte, por detrás de la hipertensión arterial, el tabaquismo y la diabetes. A nivel mundial, alrededor del 60% de la población no practica suficiente actividad física.

 

En América, por su parte, las cifras indican que alrededor del 50% de las mujeres no practican suficiente actividad física, mientras que el porcentaje en hombres es menor, de 40%.

En Argentina, el sedentarismo se encuentra entre las diez principales causas de mortalidad, morbilidad y discapacidad. Asimismo, según el Ministerio de Salud, se posiciona como factor de riesgo de una mala salud, ya que duplica el riesgo de sufrir diversas patologías.

Es importante destacar que la OMS tiene como objetivo reducir los niveles de sedentarismo, de modo tal que mejore la salud de la población mundial. Para 2025, la institución se propuso bajar en un 10% la cantidad de personas que no practican actividad física en forma suficiente.¿Cómo se puede prevenir el sedentarismo?

Es uno de los trastornos más fáciles de prevenir, dado que depende de una modificación en la rutina personal y un cambio de hábitos.

Sumar 30 minutos de actividad física todos los días es unas de las principales formas de evitar ser una persona sedentaria. En general, se recomienda empezar con tiempos cortos, para no fatigar el cuerpo, y luego incrementar la actividad. Por otro lado, tratar de no pasar más de dos horas sentado puede tener repercusiones positivas en el cuerpo. Reducción del estrés, la depresión, la ansiedad, y una mejora en el estado de ánimo son algunos de los beneficios centrales que aparecer a partir del cambio de hábitos.

Como consecuencia mejorarán otros aspectos, como la salud ósea, el equilibrio, la coordinación y la flexibilidad articular. Asimismo, la persona probablemente notará facilidad para la pérdida de peso -si se acompaña la actividad de un plan alimentario adecuado-, una mejora en la función cardio-respiratoria y, en algunos casos, un descenso en la presión arterial.

Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído