NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Enfermedades crónicas

¿A qué aspectos de las etiquetas de los productos le deben prestar especial atención los pacientes con diabetes?

¿A qué aspectos de las etiquetas de los productos le deben prestar especial atención los pacientes con diabetes?
La alimentación de quienes padecen esta enfermedad es uno de los elementos clave para garantizar su bienestar y el buen funcionamiento del organismo
09.10.2018 14.53hs Health & Tech

La alimentación de las personas que padecen diabetes es uno de los pilares en el cuidado de su salud. En general, los pacientes que padecen esta enfermedad tienen que prestar particular atención a los productos que consumen porque deben ingerir menos cantidad de azúcar e hidratos de carbono.

Si bien se podría pensar que su dieta debe ser controlada y difícil de seguir, la realidad es que es más sencilla de lo que parece. “Una persona con diagnóstico de diabetes no necesita consumir alimentos especiales, lo que sí debe hacer es aprender a comer los productos alimentarios comunes en un orden y proporción determinados”, señala la Lic. Constanza Machain Barzi, especialista en Nutrición del staff de Medicus.

Por eso, resulta fundamental que todos aquellos que padezcan esta patología se informen acerca de las opciones que existen actualmente. De este modo, podrá alcanzar una alimentación saludable y adecuada, lo cual impactará positivamente en su salud general y en la evolución de su enfermedad.

Si bien es cierto que los azúcares suelen asociarse como elemento principal a considerar en la dieta de un paciente diabético, la nutrición debe considerar también a todos los restantes. Es por eso que resulta esencial conocer qué información se puede extraer de las etiquetas de los productos, que por lo general proveen todos los datos necesarios que el consumidor debe tener en cuenta.

Más allá de que no todos los pacientes con esta enfermedad tienen el mismo tipo de dieta, todos deben considerar los componentes de un producto. Así será posible tener una alimentación balanceada y equilibrada.

En todas las etiquetas se podrá encontrar la siguiente información. En primer lugar, la cantidad precisa de la porción, lo cual indicará al consumidor cuál es la cantidad justa que debe ingerir en una misma vez. Este último es el primer dato esencial que aparece cuando se mira el reverso y es fundamental prestar atención a él. El valor energético, por su parte, indica qué cantidad de energía proveerá ese alimento al momento en que se consuma. Debajo de ese último valor aparecerán varias filas con más información -grasas totales, grasas trans, grasas saturadas, carbohidratos, proteínas y sodio-; todos esos ítems son están determinados legalmente como obligatorios de declarar, es decir, que todos los artículos alimentarios que se comercialicen deben tener detallado ese aspecto. Por último, el valor diario -segunda columna con información relevante- es la ingesta diaria recomendada de cada nutriente.



No obstante, el diseño de la dieta debe estar en manos de un profesional del área, ya que los pacientes pueden cometer errores por falta de conocimiento. Una de las confusiones más frecuentes es pensar que los alimentos dietéticos son uno de los elementos clave de este tipo de dietas. Por lo general, no se considera que esta clase de productos, que tienen la característica de poseer menor cantidad de hidratos de carbono, en contrapartida contienen mayor cantidad de proteínas y grasas que pueden dañar las arterias y los riñones”, indica la experta

En este sentido, es importante tener en cuenta que antes de consumir cualquier producto se debe tener conocimiento de qué incluye la etiqueta nutricional -para lo cual hay que saber leerla-. Así, la persona podrá tomar decisiones más acertadas en relación a su alimentación. Actualmente, el mercado está repleto de productos especialmente formulados para pacientes diabéticos, bajo la concepción de que las personas requieren una dieta especial, mencionada anteriormente. No obstante, no todos son apropiados para todos los pacientes, ya que cada persona es diferente y así es también su alimentación.

Por otro lado, aquellos pacientes que padecen otras patologías además de la diabetes deben tener en cuenta el resto de los valores. Quienes tengan hipertensión arterial, por ejemplo, deben prestar atención a la cantidad de sodio que tiene el producto, ya que un consumo alto de este componente puede afectar severamente su bienestar. “En muchos casos, el mismo producto de distinta marca o presentación contiene menor cantidad de sodio, lo cual significa un gran beneficio para el paciente”, explica la Lic. Laura Casparian, especialista en Nutrición y miembro del equipo de Medicus.

En conclusión, las personas que han sido diagnosticadas con diabetes deben considerar su alimentación como un elemento clave en su día a día. Sin embargo, es una tarea más sencilla de la que parece: solo deben aprender a conocer los productos y sus valores nutricionales para poder incorporar los más adecuados y tener, así, una alimentación saludable.

MEDICUS TE INVITA: Seminario dirigido a familiares y pacientes con diabetes: Alimentos y diabetes, ¿debo leer las etiquetas?, a cargo de las Lic. en Nutrición Laura Casparian y Constanza Machain Barzi. Martes 16 de octubre, 17 hs. Auditorio del Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT). Larrea 955, CABA.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Más sobre Health & Tech
Te puede interesar
Zoom Recomendadas