Más artículos

Métodos anticonceptivos: uno a uno, cuáles son los que tienen mayor y menor efectividad

Métodos anticonceptivos: uno a uno, cuáles son los que tienen mayor y menor efectividad
Actualmente, existen diversas opciones que tanto hombres como mujeres pueden elegir para prevenir un potencial embarazo
18.12.2018 18.52hs Health & Tech

La anticoncepción es uno de los aspectos más importantes en la vida de las personas sexualmente activas que no desean tener hijos en un determinado momento. Actualmente, existen una serie de métodos que pueden ser de gran utilidad en este sentido.

Más allá de la prevención del embarazo, un factor clave que todas las personas deben tener en cuenta es la utilización de métodos de barrera. Solamente el preservativo, tanto femenino como masculino, tienen la capacidad de evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual, una característica que ningún anticonceptivo puede ofrecer.

Respecto de los métodos de anticoncepción, es importante tener en cuenta que los únicamente la vasectomía, en hombres, y la ligadura de trompas, en mujeres, revisten la capacidad de tener más de un 99% de efectividad. Todos los demás métodos, que son diversos y responden a gran parte de las necesidades de la población, tienen una efectividad menor.

Vasectomía
Se trata de una cirugía que corta o bloquea los pequeños conductos que transportan el esperma, por lo que no le permite salir del cuerpo y eyacular, en consecuencia, no permite provocar un embarazo.

Existen dos tipos de vasectomía: el método con incisión y el método no quirúrgico -sin corte-. Los métodos sin corte reducen el riesgo de infección y otras complicaciones, y en general tardan menos tiempo en cicatrizar.

El objetivo de la vasectomía es que sea permanente y, en la mayoría de los casos, no se puede revertir. Es por eso que se recomienda someterse a este tipo de procedimiento únicamente con seguridad y con total consciencia del impacto que tiene en la salud y en el futuro del hombre.

Ligadura de trompas
Este tipo de procedimiento es una cirugía que cierra las trompas de Falopio de una mujer. Las trompas conectan los ovarios con el útero y llevan los óvulos desde unos hasta otro para que puedan ser fecundados y, así, se desarrolle un embarazo.

Al igual que sucede con la vasectomía, tiene más del 99% de efectividad en la prevención del embarazo.

Pastillas anticonceptivas
Se trata de un método que entra dentro del grupo de los que tienen mayor efectividad. Las pastillas, que se toman de forma diaria diaria, están hechas a base de hormonas que evitan la ovulación. Es importante aclarar que existen opciones de 21 comprimidos y de 28, de acuerdo al tipo de pastilla y a la marca que se elija.

 

La forma adecuada de tomar la medicación, y así explotar al máximo su efectividad, es tomar una pastilla cada día en el mismo horario durante los días indicados en el prospecto. Si bien la toma es sencilla, es clave hacer una consulta a un especialista antes de comenzar a tomar este tipo de pastillas. A partir del conocimiento de la paciente, el médico tratante determinará cuál es la más adecuada, dado que hay diversas marcas y tipos que varían, fundamentalmente, en su composición hormonal.

Tal como se mencionó anteriormente, es importante sostener la rutina de toma de la pastilla, ya que de este modo se aumenta la efectividad. Las interrupciones y los olvidos suelen disminuir la eficacia de la pastilla, por lo que siempre que suceda una situación de estas características, es importante que la mujer tome mayores recaudos.

Anticonceptivo inyectable
Se trata de una forma de anticonceptivo que, tal como su nombre lo indica, se aplica a través de una inyección; son dosis de hormonas que, al igual que las pastillas, inhiben la ovulación.

La aplicación se puede realizar de dos formas: una vez al més o una vez cada tres meses. La inyección es intramuscular profunda y se debe aplicar siempre en la misma fecha.
Entre los principales beneficios cabe mencionar que logra la misma efectividad que las pastillas anticonceptivas, pero con la diferencia de que se aplican con un mayor lapso de tiempo en el medio.

Cabe mencionar que es posible que al principio de del uso de método, las menstruaciones pueden ser irregulares o prolongadas. Sin embargo, con la continuación del método puede disminuir o ausentarse el sangrado menstrual.

Anticonceptivo de emergencia
Conocida como pastilla del día después, son uno o dos comprimidos que contienen una alta dosis de hormonas que retrasan la ovulación. Si bien suele ser altamente efectiva si se toma inmediatamente después de una relación sexual, la realidad es que no está entre los métodos más recomendados.

Es un tipo de medicación que se indica únicamente cuando en una relación sexual falló el método utilizado o no se usó ninguno. Es importante aclarar que es más segura dentro de las primeras 12 horas, aunque se puede tomar hasta 5 días después.

Dentro de los efectos adversos que puede producir pueden aparecer náuseas, vómitos, dolor de cabeza, mareos u otros malestares.

Dispositivo intrauterino
Popularmente conocido como DIU, es una pequeña pieza de plástico con cobre que impide que los espermatozoides se junten con el óvulo, lo cual evita el embarazo.
Su colocación en el interior del útero se debe realizar en un consultorio en manos de un profesional.

Entre los principales beneficios cabe destacar que su vida útil dura entre 3 y 10 años. La efectividad no depende de sostener un hábito por parte de la mujer, lo cual implica que evita las dificultades que pueden presentar otros métodos, por olvido o equivocaciones.

 


Los únicos controles que la mujer se tiene que hacer son una o dos veces al año, de acuerdo a la indicación médica particular.
Es un dispositivo que está destinado a cualquier mujer que lo elija, es decir, de todas las edades, sin importar que hayan tenido hijos o no.

Transcurrido el tiempo de vida útil del dispositivo, es necesario reemplazarlo. A diferencia de lo que sucede con las pastillas, que muchas veces requieren un descanso, no es necesario dejar pasar tiempo entre la extracción de un DIU y la colocación de otro.

Sistema de liberación intrauterino
Menos conocido que el mencionado anteriormente, el conocido como SIU es un dispositivo en forma de T que se coloca en el interior del útero. Es similar a un DIU T de cobre, pero se diferencia de éste porque libera una sustancia llamada levonorgestrel en forma constante.

Tiene un efecto que dura alrededor de cinco años y su efectividad tampoco depende de ningún hábito de la mujer. Al igual que el DIU, requiere un control anual o semestral.
Si bien cualquier mujer puede utilizarlo de forma segura, está especialmente indicado en mujeres que tienen menstruaciones muy abundantes porque reduce sustancialmente el flujo menstrual.

El efecto adverso más frecuente del SIU es el goteo sanguíneo persistente durante los primeros meses posteriores a su colocación. Luego de los 2 años de uso, produce ausencia del sangrado menstrual en el 50% de las usuarias.

Implante subdérmico anticonceptivo
La mayoría de las mujeres lo conoce como chip; se trata de un implante de plástico flexible del tamaño de un fósforo que libera hormonas que impiden la ovulación.
Se inserta debajo de la piel del brazo con una una pequeña incisión con anestesia local. A igual que el DIU y el SIU, la colocación la hace un profesional.
El efecto del implante dura entre 3 y 7 años y su efectividad no está relacionada a los hábitos de la mujer, aunque sí requiere un control de rutina una o dos veces al año.

Métodos de eficacia media
Anillo vaginal
Este método es un anillo flexible que se coloca dentro de la vagina e impide la ovulación mediante la liberación continua de hormonas.
La mujer puede realizar la colocación del anillo, de manera tan sencilla como se coloca un tampón. Para hacerlo es necesario presionar y comprimir el anillo y soltarlo dentro de la vagina para que quede colocado.

El efecto dura alrededor de tres semanas, luego del cual debe retirarse, dejar que pase la menstruación y colocar uno nuevo después de finalizado el período.
Antes de elegir el método, es importante considerar que puede provocar dolor, irritación, aumento de la secreción vaginal, lesiones epiteliales, incomodidad durante el coito, expulsión.

Parche anticonceptivo
Se trata de un parche de plástico que se adhiere a la piel, libera hormonas y evita la ovulación. El parche se debe cambiar una vez a la semana durante tres semanas, siempre en el mismo día.

 

Es importante tener en cuenta que garantiza dos días adicionales de protección ante un olvido.

Métodos de baja efectividad
Diafragma
Se trata de un disco de goma que se usa para cubrir el cuello del útero e impide que ingrese el semen.
Dado que hay diferentes tamaños, debe ser un profesional de la salud quien mida cuál es el que se ajusta a cada mujer. La mujer puede colocarlo en la vagina hasta 6 horas antes de la relación sexual; después de la eyaculación, se debe esperar entre 6 y 8 horas para retirarlo. De lo contrario se debería recurrir a la anticoncepción hormonal de emergencia.
Además de que su efectividad es baja, es importante aclarar que es necesaria alta motivación y práctica por parte de la mujer para colocarlo, retirarlo, lavarlo y guardarlo adecuadamente luego de cada uso. Asimismo, debe combinarse su uso con espermicidas que, en su uso repetido y en altas dosis, pueden incrementar el riesgo de lesiones genitales.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas