Más artículos

¿Puede ser lupus?: síntomas frecuentes de esta extraña patología

¿Puede ser lupus?: síntomas frecuentes de esta extraña patología
Se trata de una patología crónica, que suele afectar a uno o varios órganos del cuerpo y aparece con mayor frecuencia en mujeres en edad reproductiva
23.01.2019 15.16hs Health & Tech

El lupus es una enfermedad autoinmune, crónica y compleja, que puede afectar las articulaciones, la piel, el cerebro, los pulmones, los riñones y los vasos sanguíneos. El principal problema es que provoca inflamación generalizada y daño del tejido en los órganos afectados.

Es importante tener en cuenta que se presenta con mayor frecuencia en mujeres en edad reproductiva.

Las causas son desconocidas hasta el momento, aunque se considera que existe una predisposición genética, es decir, se nace con genes que facilitan el desarrollo de la enfermedad. A esto se le agrega una causa ambiental, sea infecciosa, hormonal, tóxica, etc. Los especialistas creen que al combinarse los dos factores, se activa y desbalancea el sistema inmune, lo cual provoca el desarrollo progresivo de la enfermedad.

Los síntomas son muy variados, dado que puede afectar cualquier órgano o sistema y simular otras enfermedades relacionadas a la zona comprometida.
Sin embargo, cabe destacar cuáles son las manifestaciones clínicas más frecuentes.

Síntomas articulares y musculares
Se encuentran dentro de las manifestaciones clínicas más frecuentes. El 90% de los pacientes con lupus padecen dolor e inflamación en las articulaciones -artritis- en las manos, las muñecas, los codos, las rodillas y los pies. También es posible que aparezca rigidez articular por las mañanas. Dentro de este grupo de síntomas es importante considerar que suelen producirse al principio de la enfermedad y durante su evolución.

Síntomas dermatológicos
La lesión más conocida, aunque no la más frecuente, es la denominada “eritema en alas de mariposa”, que consiste en un enrojecimiento y erupción de la piel de la cara, en las mejillas y la nariz. Es una manifestación que aparece en el 80 % de los pacientes y muchos de ellos empeoran con la exposición al sol.

 


También es frecuente la caída del cabello cuando la enfermedad está activa. Por otro lado, los enfermos de lupus presentan hipersensibilidad a los rayos ultravioletas. Si se exponen sin protección la enfermedad puede reactivarse.

Síntomas cardiacos y pulmonares
Aproximadamente un 25% de los pacientes pueden padecer afecciones relacionadas con el corazón, como consecuencia de que la capa de revestimiento del corazón -pericardio- se inflama por la enfermedad.

Además, la inflamación también puede afectar a la capa que reviste los pulmones, conocida como pleura, un signo todavía más frecuente, que aparece en el 50% de los pacientes. Como consecuencia se origina pericarditis y pleuritis, ambas tienen síntomas parecidos, como dolor torácico y fiebre. En otras ocasiones, el lupus afecta a los pulmones o a las válvulas del corazón ocasionando insuficiencia cardiorrespiratoria.

Síntomas en el riñón
La lesión más frecuente es la inflamación -nefritis-, que a veces impide que el riñón elimine adecuadamente los residuos del organismo y estos se acumulan en la sangre. Debido a esta inflamación, muchas veces el riñón se ve incapaz de asimilar y retener proteínas.

Síntomas neurológicos
Se trata del grupo de síntomas más variado y grave, ya que los pacientes con lupus pueden tener trastornos psiquiátricos, cefaleas, estados confusionales, afectación en los nervios periféricos y convulsiones, entre otros.

Además, suelen aparecer dolores de cabeza, depresiones o situaciones de hiperactividad. Asimismo, es posible que la depresión no se desencadene por la enfermedad, sino porque el paciente se deprime al saber que se enfrenta con esta patología, de origen desconocido y que puede afectar a tantos órganos del cuerpo.

Síntomas del aparato digestivo
Son los que aparecen con menor frecuencia, pero cuando se presentan suelen incluir vómitos, diarrea, pancreatitis, alteraciones hepáticas, peritonitis, entre otros.

Síntomas hematológicos
En el lupus se puede producir una disminución del número de todos los tipos de células sanguíneas. Así, la leucopenia, descenso de glóbulos blancos, puede ser muy frecuente, al igual que la anemia también aparece con asiduidad en el desarrollo de la enfermedad.

El lupus es una enfermedad que puede traer severas consecuencias a la salud del paciente. El daño progresivo de los órganos afectados se encuentra entre los principales efectos negativos que provoca la enfermedad. Así, es común que los pacientes con lupus presenten artritis deformante, lesiones crónicas, cicatriciales de la piel, lesiones pulmonares crónicas, daño neurológico, insuficiencia renal, entre otras consecuencias.

No obstante, la enfermedad no es el único factor que desencadena este tipo de reacciones en el individuo. En algunos casos, el tratamiento también puede ser muy agresivo, incluso al punto de provocar consecuencias por sí mismo. Es por eso que muchos pacientes que son tratados con corticoesteroides desarrollan patologías como el síndrome de Cushing secundario, diabetes, osteoporosis, cataratas, hipertensión arterial, glaucoma y un aumento en el riesgo de infecciones.

Dado que se trata de una patología autoinmune, no hay forma de prevenirla. Sin embargo, es importante conocer que los familiares de pacientes con lupus quizá tengan un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad. Es por eso que estas personas deberían, a la primera aparición de síntomas como artritis o enfermedades de la piel consultar con su médico de confianza o con su reumatólogo e informar sobre sus antecedentes familiares.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas