Más artículos

"Marcapasos cerebral" busca parar síntomas del Parkinson y de la epilepsia

"Marcapasos cerebral" busca parar síntomas del Parkinson y de la epilepsia
Se trata de un dispositivo desarrollado recientemente, conocido como WAND, que apunta a tener una alta efectividad en el tratamiento de estos síntomas
01.02.2019 15.33hs Health & Tech

Actualmente, en todo el mundo más de seis millones de personas sufren la enfermedad de Parkinson, cuyo síntoma más visible son los temblores en algunas zonas del cuerpo, más allá de que la patología afecta a los pacientes en otros aspectos de su salud. De acuerdo a la información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se trata de la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente después del Alzheimer.

Por otro lado, hay otros 50 millones que tienen epilepsia, un trastorno que se caracteriza por la aparición esporádica y espontánea de convulsiones, que varían en su intensidad de acuerdo al cuadro particular de cada persona. En este caso, la OMS lo señala como uno de los trastornos neurológicos más comunes.

Ambas patologías tienen un tratamiento que apunta, esencialmente, a mejorar los síntomas y a retardar el deterioro que produce la enfermedad. En este sentido, es importante destacar que recientemente se desarrolló un nuevo dispositivo llamado WAND, que apunta a dar una esperanza a quienes están afectados por estas dos enfermedades neurológicas. Una de las principales ventajas es que promete que ser extremadamente efectivo para prevenir los movimientos no deseados, es decir, los temblores y las convulsiones.

¿Cómo podría lograrlo?

Se trata de un neuroestimulador, que fue desarrollado por científicos de la Universidad de California en Berkeley, y sería capaz de controlar la actividad eléctrica cerebral. Además, al mismo tiempo podría proporcionar corriente eléctrica para estimular determinadas regiones del cerebro si detecta que hay alguna anomalía.

Definido como un "dispositivo inalámbrico de neuromodulación sin artefactos" (en inglés wireless artifact-free neuromodulation device), el WAND monitorea la actividad cerebral en 128 puntos a la vez, algo que lo diferencia de los dispositivos existentes hasta ahora, que llegaban a detectar solo ocho señales.

Este punto es fundamental, ya que las señales eléctricas que preceden a un temblor pueden ser extremadamente sutiles, por lo que la frecuencia y la intensidad de la estimulación eléctricarequerida para prevenirlo son delicadas.

Para probar la eficacia del neuroestimulador, el equipo investigador lo utilizó para identificar y retrasar el movimiento de un brazo en primates.

Wand
Wand


El dispositivo es inalámbrico y autónomo, lo que implica que cuando aprende a identificar los signos de temblor ajusta los parámetros de estimulación eléctrica por si solo para evitar los movimientos no deseados.

El equipo de ingenieros que participó en el desarrollo del dispositivo espera trabajar los próximos años con médico especialistas en el área para efectuar los ajustes necesarios y dar así con un tratamiento óptimo, aunque advierten de que todavía faltan años para poder comercializar el dispositivo.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas