Más artículos

Nutrición infantil: ¿cómo comen los más chicos en las escuelas de la Ciudad?

Nutrición infantil: ¿cómo comen los más chicos en las escuelas de la Ciudad?
La dieta de un niño es una de las piezas esenciales para un adecuado proceso de crecimiento, por lo que es un elemento al cual se debe prestar atención
12.05.2019 07.00hs Health & Tech

La alimentación es uno de los factores más importantes para el desarrollo de una persona. La dieta que cada uno lleve impacta directamente en el estado general de salud, lo cual a su vez determina cuál será el nivel de calidad de vida del individuo.

Más específicamente, la alimentación de los más chicos es un factor clave para que tengan un crecimiento adecuado. Además, la implementación de una dieta balanceada desde edades tempranas contribuye al desarrollo de hábitos saludables que los ayudarán a llevar una vida de estas características.

El hogar es uno de los lugares donde la mayoría de los niños se alimenta, al menos en dos de las cuatro comidas básicas que debería recibir al día. Sin embargo, el colegio es otro de los sitios donde los niños reciben algunas de sus comidas diarias, sobre todo en los niveles iniciales y primarios. En algunos casos incluso tienen hasta tres comidas, sin considerar los alimentos que puedan comprar en el kiosco de la institución o en una máquina expendedora.

Por diversos factores los platos que se sirven en los colegios no siempre son saludables o variados, por lo que en muchos casos los niños ingieren todos los nutrientes necesarios para su etapa de desarrollo. A esta situación hay que agregarle que los kioscos de las escuelas no suelen tener opciones saludables y que la mayoría de los chicos no las elige.

Considerando esta situación el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires diseñó una ley que tiene por objetivo "promover la alimentación saludable, variada y segura de los niños, niñas y adolescentes en edad escolar a través de las políticas de promoción y prevención", según explica en su primer artículo.

Identificada con el n° 3.704, la norma indica que "los kioscos, cantinas, bufetes y cualquier otro punto de comercialización que se encuentran dentro de los establecimientos educativos deben comercializar alimentos y bebidas que se encuentren contenidos en las Guías de Alimentos y Bebidas Saludables (GABS) diseñadas por la autoridad de aplicación".

Además, especifica que las máquinas expendedoras de alimentos y bebidas que se encuentren dentro del establecimiento deben comercializar alimentos que estén incluídos en las mencionadas guías.

Respecto de los servicios de comedores escolares la que se brindan en las instituciones educativas de gestión privada y pública, la ley señala que deben cumplir con las Pautas de Alimentación Saludable (PAS). Asimismo, deben estar homologados por la autoridad de aplicación, que es el Ministerio de Salud de la Ciudad o el organismo que en el futuro lo reemplace, de acuerdo a lo establecido en el segundo artículo de la ley.

Como autoridad de aplicación, la cartera de salud tiene una serie de obligaciones, que están específicamente detalladas en la norma. Elaborar las Pautas de Alimentación Saludable (PAS) y diseñar una Guía de Alimentos y Bebidas Saludables (GABS) son dos de las principales tareas que se le han asignado. Además, debe garantizar la educación en materia de alimentación y educación física, así como coordinar políticas multisectoriales para promover la actividad física.

Otra de las obligaciones de la entidad ministerial es brindar a las escuelas toda la información que necesiten en relación con las PAS y las GABS. Así, todas las instituciones podrán diseñar los menúes para sus alumnos de manera más adecuada, más allá de que en todos los casos deben ser aprobados por la autoridad de aplicación.

Una de las principales acciones de concientización para niños y autoridades es la colocación de carteles en los lugares de comercialización de alimentos y bebidas dentro de los colegios, en los que se destaque la importancia de consumir alimentos saludables. Esta tarea también es responsabilidad del Ministerio de Educación local.

Cabe destacar que, de acuerdo a los artículos 11 y 12 de la ley, los titulares o responsables de los comedores y de los kioscos en las escuelas que no vendan opciones saludables podrán recibir una multa de 500 a 2000 unidades fijas.

Es importante aclarar que esta norma está reglamentada a través de un decreto, que apunta a revisar y aprobar algunos de los elementos establecidos por la norma, como las PAS y las GABS.

Conocer este tipo de reglamentación es importante para todos aquellos que tengan niños en edad escolar -en la ciudad de Buenos Aires, por supuesto-. De esta manera podrán saber cuáles son las obligaciones del Estado frente a la alimentación y, en consecuencia, a la salud de los chicos y podrán saber, además, si las pautas se cumplen en todos los establecimientos educativos.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas