Más artículos

¿Cuál es la principal causa de discapacidad en adultos jóvenes?

¿Cuál es la principal causa de discapacidad en adultos jóvenes?
Según la Sociedad Española de Neurología, se trata de una patología que suele manifestarse por primera vez alrededor de los 28 años
19.07.2019 17.07hs Health & Tech

Es una patología delicada, pero compatible con la vida y en algunos casos de manera muy positiva. La noticia para quien la padece es dura, pero siempre es mejor saber, ya que puede ayudar a empezar el tratamiento adecuado.

Se trata de una enfermedad neurológica inflamatoria y degenerativa, que actualmente se constituye a causa más frecuente de discapacidad neurológica –tras los accidentes de tránsito- en adultos jóvenes.

Actualmente, esta patología afecta a 2,5 millones de personas en todo el mundo. De esta forma, se constituye como la enfermedad neurológica crónica más frecuente en adultos jóvenes.

La clave, como en muchas patologías, es el diagnóstico y tratamiento tempranos; cuando se procede de esta manera es posible cambiar la evolución de la esclerosis múltiple y, en consecuencia, del futuro del paciente.

Los síntomas más frecuentes suelen ser sensitivos, es decir, hormigueos o adormecimiento de uno o más miembros, y los visuales, como pérdida de agudeza visual, que se presentan en más más del 50% de los pacientes. Ambos grupos sintomáticos son más comunes en la fase inicial de la patología.

Por su parte, en la fase más avanzada suelen aparecer síntomas motores -40-45% de los casos-, que principalmente se manifiestan en forma de debilidad y/o rigidez muscular. Otros síntomas frecuentes son los cerebelosos -20-25%-, como inestabilidad en la marcha, y los trastornos esfinterianos -10-13%- con trastornos de micción.

Es importante tener en cuenta que la edad media de comienzo de los síntomas es alrededor de los 28 años y la relación de afectados mujer/hombre es aproximadamente 3/1. Esto significa que de cada tres mujeres que tienen esta enfermedad, solo un hombre la padece.

¿Qué recomiendan los especialistas para los pacientes que padecen esta patología?
Una de las principales recomendaciones es evitar el calor, ya que el aumento de la temperatura ambiental puede desencadenar, hasta en un 80 % de los pacientes, un empeoramiento temporal de síntomas.

Por otro lado, cabe mencionar que no existe evidencia científica de que ningún tipo de dieta resulte especialmente beneficiosa para los pacientes con esta enfermedad. Sin embargo, al igual que en el resto de la población, el consumo habitual de una dieta sana, mediterránea, rica en frutas, verduras, legumbres y baja en grasas saturadas es aconsejable para este grupo de personas.

Evitar el consumo de alcohol -o hacerlo en forma moderada- y de tabaco también son recomendaciones de los especialistas. Ambas sustancias pueden empeorar la patología si se las consume en exceso.

Por su parte, la práctica de ejercicio regular es recomendable. En caso de discapacidad severa o moderada, se aconseja la supervisión de un fisioterapeuta y adaptar el ejercicio a la condición de cada paciente.

En relación a la conducción de un vehículo -ya sea un auto o una moto-, es necesario aclarar que en la mayoría de los casos pueden hacerlo sin dificultad. Sin embargo, los pacientes que sufren una disminución de agudeza visual, o problemas de coordinación, deberán evitarla, ya que puede ser perjudicial para sí mismos o para terceros.

En la medida que el paciente pueda y quieran, siempre es aconsejable mantener la actividad laboral. Se ha observado que en muchos casos el abandono del trabajo se asocia a una mayor incidencia de la depresión y si fuese necesario puede intentarse siempre que sea posible adaptar el lugar de trabajo o los horarios si el paciente lo necesita.

Dado que esta patología afecta a muchos pacientes jóvenes y predominantemente a mujeres, el embarazo es una cuestión que se plantea a menudo. La primera pregunta que los pacientes suelen plantearse es si se trata o no de una enfermedad hereditaria. En este sentido, es importante que sepan que aunque no es necesariamente hereditaria, existe una predisposición genética.

De todas formas, es conveniente consultar a un especialista en el período en que se busca el embarazo, o desde el momento en que se conozca el embarazo, para poder tomar las medidas necesarias en relación al tratamiento y a la medicación.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Health & Tech