Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

No todo es un juego: cómo la realidad virtual puede ser útil en una cirugía

No todo es un juego: cómo la realidad virtual puede ser útil en una cirugía
Actualmente existe un dispositivo de estas características diseñado para ayudar a los anestesistas a controlar los signos vitales del paciente
08.08.2019 15.26hs Health & Tech

La realidad virtual es un entorno de escenas u objetos de apariencia real. En general, se refiere a un entorno generado mediante tecnología informática, que crea en el usuario la sensación de estar inmerso en él.

La mayoría de las personas conoce la realidad virtual porque se aplica a juegos de consolar o incluso del celular, que desde visores o cascos permite ampliar la visión de la pantalla y hacer que el usuario se sienta dentro del entorno recreado.

Sin embargo, este tipo de tecnología no se utiliza únicamente para jugar o para recreación, dado que son varios los campos que se han nutrido de él.

La salud es uno de ellos; recientemente se desarrolló un dispositivo de realidad virtual diseñado específicamente para ayudar los anestesistas a controlar los signos vitales del paciente en la sala de operaciones.

Es importante tener en cuenta que el rol de un anestesista implica contar con un conocimiento continuo de la presión, el nivel de oxígeno y una serie de otros parámetros esenciales. En este contexto, la realidad es que la rapidez de la respuesta del médico es clave, dado que de esta manera las complicaciones durante una cirugía tendrán menor impacto en la salud del paciente. Se trata de un dispositivo monocular diseñado para aplicarse a la cabeza del profesional -HMD: Head-Mounted Display- con una banda elástica. Así, asiste el anestesista durante la operación, ya que le muestra los datos vitales del paciente a través de una pequeña pantalla de proyectada desde el monocular visible solamente a los ojos del profesional.

De esta forma, el médico cuenta con la posibilidad de acceder a la información crucial del paciente sin tener que usar sus manos y todas las veces que lo necesite. Es importante destacar que los datos se transmiten de manera segura e instantánea desde el monitor de la sala al monocular a través de bluetooth.


El proyecto, conocido como VIVI, estuvo en manos de GlobalLogic -empresa especializada en el desarrollo de software y productos digitales- y Bay Innovations -compañía médica dedicada al desarrollo de hardware-. 

En relación al diseño, es clave tener en cuenta que VIVI cuenta con un diseño altamente ergonómico, un hardware de plástico que lo hace más liviano y una alta autonomía en relación a su batería, por lo que dura mucho entre carga y carga. Toda la información se transmite de manera segura a través de bluetooth a unos auriculares pequeños, altamente ajustables e inalámbricos.

La característica más importante -y que más contribuye a la asistencia del especialista- es que la pantalla y los auriculares se pueden configurar a través de una aplicación complementaria para teléfonos inteligentes especialmente diseñada para cumplir con varios requisitos de acuerdo a las necesidades de cada paciente. El funcionamiento es el mismo que los anteojos Google Glass, por lo que en cada caso particular el anestesista puede ver la información que necesita y que le resulta más importante. Cabe aclarar, además, que la aplicación para celulares también fue desarrollada por el equipo de GlobalLogic & Method.


Poco a poco, la tecnología se va abriendo camino en los diversos campos de trabajo y de la vida de las personas. En la mayoría de los casos, el impacto es positivo y permite mejorar la experiencia de los usuarios, sea en el rubro que sea, de modo que se agilicen los procesos y la energía siempre esté puesta en desarrollar nuevas herramientas. 
Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar