Más artículos

Trastornos 4.0: qué es la hiperconexión y cómo afecta a las personas actualmente

Trastornos 4.0: qué es la hiperconexión y cómo afecta a las personas actualmente
Todavía no se ha definido oficialmente el término, pero los especialistas ya la utilizan para hablar de la adicción a la conexión a internet y a las redes
22.02.2020 11.51hs Health & Tech

Apenas una persona se despierta a la mañana busca el celular, todavía sin haber abierto completamente los ojos. Mira la hora, abre sus redes sociales, se fija qué subieron sus amigos y sus familiares a sus cuentas. Responde algún mensaje, vuelve a las redes. Comparte fotos o mensajes que forman parte de su vida privada con los contactos que tiene en sus redes sociales. Y así, poco a poco, se pasa el día. Llega la noche y lo último que se deja antes de dormir es el celular.

Podría ser el comienzo de una jornada en la vida de muchas personas que viven actualmente en cualquier parte del mundo. Aunque el consumo de contenido en línea sería alto, no constituiría un problema. El problema, precisamente, empieza cuando el exceso de conexión a internet y a las redes sociales genera una adicción y afecta la vida de la persona que la padece de manera severa, como otros trastornos de esas características.

El término hiperconexión todavía no se ha definido oficialmente, es decir que no se lo ha incluido en los manuales de diagnóstico de trastornos psicológicos y psiquiátricos. Sin embargo, los especialistas lo utilizan cada vez más para denominar a la necesidad de estar conectado a internet y a las redes sociales en forma constante.

Un estudio publicado recientemente en la revista Psychological Science determina cuáles son las manifestaciones básicas de una persona que padece esta afección. La investigación fue realizada por los especialistas Wilhelm Hofmann y Kathleen Vohs, de la Universidad de Minnesota, y un equipo de la Escuela de Negocios de la Universidad de Chicago.

Los resultados inciden en que los anhelos más fuertes sufridos por las personas participantes se relacionaban con las redes sociales, por encima incluso de la comida y el sueño.

En la actualidad, a muchas personas les cuesta pasar más de una hora seguida sin mirar el celular o la tablet. Según los datos del estudio, el 75% de las personas que tienen un smartphone lo usan mientras están en el baño. ¿Qué importancia tiene esto? Que cada vez más la conexión a internet está invadiendo los espacios cotidianos, que deberían tener un halo de intimidad y de desconexión, precisamente.

Además, la investigación sugiere que al estar expuestos a un torrente de información tan elevado, se pueden llegar a generar altos niveles de estrés.

La falta de educación en valores también es una de las consecuencias más graves. Al estar expuestos a tanta información, no todo cuanto se recibe es de calidad. Por ello, el impacto en jóvenes y niños, cuyas mentes no se han desarrollado totalmente, puede ser peligroso.
Es importante ofrecer una educación crítica a los pequeños para que sepan identificar el polvo de la paja. De lo contrario, estarán expuestos a una cantidad de contenidos basura ingente.

¿Cuál es el impacto en las relaciones sociales?

Dado que la mayoría de las personas actualmente tiene un celular con conectividad constante, es muy frecuente que se lo use para comunicarse aún cuando se está en una reunión o salida más relajada.

El problema aparece cuando la atención está más tiempo puesta en el celular y las redes que en las personas que están alrededor. El hecho de no poder desconectarse y no poder soportar estar fuera de ese mundo por un tiempo es un claro síntoma de hiperconexión.

Además, esa conexión constante suele producir irritación en el entorno, dado que se interpreta como falta de interés y de atención al momento y a las personas que se encuentran allí. Es frecuente, entonces, que los hiperconectados se encierren en el mundo de las redes sociales y vivan, en parte, a través de ellas.

Por último, este fenómeno también ha provocado un fuerte impacto en la autoestima. De acuerdo al estudio mencionado, incide principalmente en los adolescentes, que viven un proceso natural de creación y afirmación de su identidad.

Durante esa etapa de la vida, las relaciones personales son esenciales en el desarrollo de esa identidad. En este contexto, las relaciones superficiales online provocan inseguridad, baja autoestima y creación de una personalidad poco consistente.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar