Más artículos

10 preguntas para entender qué significa ser hipocondríaco

10 preguntas para entender qué significa ser hipocondríaco
La característica esencial de un hipocondríaco es la preocupación y el miedo a padecer, o la convicción de tener, una enfermedad grave
Por iProfesional
18.11.2020 14.55hs Health & Tech

El paciente hipocondríaco es una persona que tiene mucho miedo de padecer una enfermedad severa o que está convencido de que la tiene. Además, una característica clave del paciente hipocondríaco es que puede llegar a sentir ciertos síntomas o creer que tiene ciertas manifestaciones que indican la presencia de la enfermedad que creen padecer o temen padecer. 

¿Qué es la hipocondría?

La característica esencial de un paciente hipocondríaco es la preocupación y el miedo a padecer, o la convicción de tener, una enfermedad grave, a partir de la interpretación personal de alguna sensación corporal u otro signo que aparezca en el cuerpo. Puede ocurrir, por ejemplo, con lunares, pequeñas heridas, toses, incluso latidos del corazón, movimientos involuntarios, o sensaciones físicas no muy claras.

Uno de los problemas clave en un hipocondríaco es que aunque el médico -o diversos profesionales de la salud- le asegure que todo está bien, que no tiene enfermedades y que los chequeos y estudios dan buenos resultados, eso no alcanza. A un hipocondríaco no le basta ver buenos resultados de un examen, estudio o prueba en particular; tampoco le alcanza que un experto en cierta área de la salud le asegure que su cuerpo está saludable. La convicción del hipocondríaco de que tiene una patología o que la puede tener suele ser mucho más fuerte que cualquier argumento médico.

Puede que un hipocondríaco se quede tranquilo por un tiempo corto después de una consulta, pero luego volverán todos los miedos. Además, el exceso de información que suelen buscar y manejar, sumado a su propia hipocondría, suelen hacer que el hipocondríaco encuentre finalmente algo que se adapte a su convicción, lo cual les hace peor porque retroalimenta su condición. 

Los pacientes hipocondríacos suelen evitar ir al médico, o hacerlo con mucha frecuencia
Los pacientes hipocondríacos suelen evitar ir al médico, o hacerlo con mucha frecuencia

¿Por qué se llega a ser hipocondríaco?

La interpretación catastrófica de los signos corporales es el mecanismo por el que se dispara este tipo de cuadros en un paciente hipocondríaco. El motivo por el que el hipocondríaco llega a esa instancia, es decir, por qué se dispara ese mecanismo, es difícil de determinar.

Los expertos saben que este trastorno suele afectar a ambientes familiares, es decir, que muchos miembros de una familia tienden a estar afectados. Esto puede indicar que hay familias que son especialmente sensibles y están muy inclinadas hacia la interpretación de los signos de enfermedad en todos los ámbitos de la vida. En dichos casos, en general, gran parte del día y de las relaciones que tienen gira en torno a las enfermedades, a patologías, a condiciones médicas, a los cuidados que hay que tener. Además, en ambientes donde hay más de un hipocondríaco -o personas con cuadros similares a la hipocondría- se suele vivir con mucha angustia cualquier signo de enfermedad.

De esta forma los miembros de la familia aprenden a interpretar de esa forma cualquier signo corporal y lo asocian con angustia, miedo o ansiedad. Es una interpretación, aunque también se podría pensar que existe una predisposición genética.

Sin embargo, dado que hasta el momento no se conocen los motivos precisos que desencadenan a un paciente hipocondríaco, es importante que el foco esté puesto en la solución. El hipocondríaco se puede tratar de diversas maneras, pero fundamentalmente necesita apoyo psicológico para aprender a lidiar con su realidad. 

¿Suele suceder tras un problema orgánico?

Expertos indican que puede suceder asociado a un problema orgánico, pero no necesariamente, ni siquiera con mucha frecuencia.

Es común que un hipocondríaco
Es común que un hipocondríaco viva en un ambiente de esta característica

¿Puede establecerse un perfil de paciente hipocondríaco?

Asociado a la hipocondría suele haber un miedo desmedido a la muerte, al dolor, al sufrimiento, a la debilidad o dependencia de otros.

¿Es cierto que el hipocondríaco tiene mayor sensibilidad al dolor?

Un paciente hipocondríaco puede tener miedo al dolor, e incluso puede tener un umbral más bajo para la tolerancia del dolor. Sin embargo, el problema del hipocondríaco no esta únicamente en un dolor o en una molestia, que en algunos casos tienen realmente y en otros, no.

El principal problema que padece un paciente hipocondríaco es que está convencido de que padece una enfermedad, que en general suele ser severa. Tal como se mencionó, si no considera que la tiene, teme mucho padecerla y vive con ese miedo, que lo angustia, lo estresa e incluso lo lleva a tener una sensación de malestar. 

¿Los hipocondríacos se sienten incomprendidos?

El hipocondríaco se siente muy incomprendido por dos motivos.

Por un lado, porque cree que nadie es capaz de detectar su enfermedad, que nadie hace lo correcto para llegar a diagnosticarla y poder curarla. En este sentido también es posible que el hipocondríaco llegue a pensar que su problema no tiene solución, lo cual recrudece el cuadro y su angustia. 

Por otro lado, porque se siente incomprendido por los expertos, por los profesionales de la salud, e incluso quizá también por alguien de su entorno, como amigos o pareja, si estos no son parte del problema. El hipocondríaco realmente siente que nadie lo comprende y que nadie le presta la atención que requiere la gravedad de su problema.

Es frecuente que el hipocondríaco se deprima o angustie porque se siente incomprendido
Es frecuente que el hipocondríaco se deprima o angustie porque se siente incomprendido

¿Los hipocondríacos suelen evitar consulta a un profesional?

En muchos casos la respuesta es sí, algo que parece paradojal o contradictorio, pero que en efecto es así. El hipocondríaco suele preferir quedarse con la duda, algo que lo llena de angustia, estrés y ansiedad. El paciente hipocondríaco suele elegir esta posibilidad porque se niega a enfrentar la posibilidad de que les digan que están realmente enfermos. Los que van al médico lo suelen hacer de forma repetitiva porque tienen la experiencia de que cuando el médico les dice que no tienen nada se quedan momentáneamente tranquilos, aunque les dura poco.

¿Cómo se llega al diagnóstico de un hipocondríaco?

Por supuesto que antes de hacer cualquier diagnóstico de que el paciente es hipocondríaco es necesario confirmar que no padece alguna patología física. En otras palabras, se debe chequear que no sea real todo lo que dice o cree y que exista la posibilidad de que sea hipocondríaco. 

Una vez que se ha descartado, si el paciente sigue con angustia, preocupación y dudas acerca de su estado de salud, es conveniente estudiar la posibilidad de un trastorno psicológico. De esta manera será posible determinar si el paciente es hipocondríaco y se podrá comenzar, si está de acuerdo, un tratamiento. 

¿En qué se basa el tratamiento para un hipocondríaco?

Una vez que se detecta que un paciente es hipocondríaco y que accede al tratamiento se definen claramente con el paciente los objetivos de la terapia, que son que pierda la angustia y el miedo a la enfermedad que teme.

Para poder hacerlo se plantean primero una serie de prohibiciones y tareas. Se le pide que no acuda a más médicos ni a las urgencias hospitalarias, que no hable de salud ni de enfermedad. Para esto es muy conveniente la colaboración de la familia del paciente hipocondríaco, también para que entiendan que lo suyo no es cuento, que tiene un problema real aunque interpretado por todos como un problema que no existe. Una vez que se ha establecido este marco fuera de la consulta comienza el tratamiento psicológico propiamente dicho.

El tratamiento básico para un hipocondríaco consiste en perder el miedo a estar enfermo, cuando se está sintiendo la sensación que se teme. A veces es el propio pensamiento de estar enfermo que genera un miedo y una angustia muy grandes, es quien genera la sensación que se teme y se interpreta como enfermedad. Esa angustia es una sensación desagradable e inexplicable que genera más miedo. De esta forma, la propia ansiedad asociada al pensamiento de estar enfermo se convierte en un disparador de los miedos a la enfermedad. Se establece así un círculo vicioso en el que el miedo a la enfermedad causa unas sensaciones que son a su vez interpretadas como enfermedad. Otras veces, al intentar eliminar la sensación temida se potencia.

En la terapia se trata de que el pensamiento de estar enfermo no dispare un miedo terrible. Para ello se emplean una las técnicas descritas en el libro "Curso Terapéutico de Aceptación I y II". Por ejemplo con la técnica de exposición a las sensaciones corporales, que consigue que el paciente pierda el miedo a los síntomas que interpreta como enfermedad. Aprende que si no huye de ellos, si no lucha contra ellos y los acepta, se pueden convertir en sensaciones admisibles que nos permiten seguir con nuestras actividades diarias sin mucho sufrimiento. Esta parte del tratamiento se realiza junto con un entrenamiento en técnicas de manejo de ansiedad que facilitan la exposición. (Se puede ver la aplicación de las técnicas del Curso en esta página)

Los expertos también apuntan a que el paciente hipocondríaco pueda enfrentar el miedo a la enfermedad y a la muerte. Para ello se comienza un trabajo de desensibilización ante la enfermedad y la muerte de forma que se sitúe el miedo que causan al paciente en niveles que no sean perjudiciales para sí mismo.

El paciente hipocondríaco puede entonces comenzar a reinterpretar sus sensaciones corporales y sentir también aquellas que son agradables o neutras y su cuerpo deja de ser una fuente de dolor o temor y se puede convertir en un generador de placer y confianza.

Finalmente se trabaja para que el paciente hipocondríaco pueda enfrentar con éxito otros problemas que aparecen en su vida cotidiana: toma de decisiones difíciles, como cambio de trabajo, separaciones, problemas de relación, etc. de forma que se pueda evitar que en el futuro se le desencadenen situaciones de depresión o angustia continuada que le pueden hacer recaer en sus problemas hipocondríacos.

Algunos expertos señalan que en ocasiones muy puntuales la medicación psicofarmacológica puede ser necesaria y positiva para el paciente hipocondríaco, aunque no se da en todos los casos ni en todo el tratamiento. Es importante mencionar que para administrar esa medicación es necesaria la intervención de un psiquiatra y que se suele recomendar hacer análisis al paciente hipocondríaco, dado que se trata de un grupo de medicamentos que tiene muchos efectos adversos asociados y que, a su vez, interactúa con otra medicación. 

Hipocondría digital: cibercondría

Cada vez más, las personas buscan en internet las soluciones a todos sus problemas y la salud no es un aspecto que escape a esta afirmación. Es una conducta muy lógica, ya que en pocos segundos el buscador más grande del mundo arrojará una serie de respuestas a la pregunta o planteo que se haga desde el otro lado. Ahora bien, en lo que a la salud respecta, es importante considerar que no es lo mismo que la consulta con un especialista. El motivo es simple: una enfermedad no es un problema lineal que se desarrolle del mismo modo en todas las personas y manifieste siempre los mismos síntomas. Del mismo modo, las soluciones que muchas veces aparecen en internet no siempre son efectivas o adecuadas para el cuadro del paciente. Es allí donde aparece la necesidad de consultar a un médico para que haga un análisis más profundo y específico de la persona, de sus síntomas y en base a eso determine el diagnóstico y tratamiento.

El hipocondríaco suele buscar sus síntomas en internet, lo cual contribuye a su patología
El hipocondríaco suele buscar sus síntomas en internet, lo cual contribuye a su patología

Los expertos calculan que el fenómeno que se conoce como "hipocondría digital" afecta al 5% de la población mundial. Las personas que padecen este trastorno buscan síntomas de forma compulsiva, lo cual les hace sacar conclusiones erróneas y tomar medidas incorrectas frente a la patología existente -o que al menos creen sufrir-. Los médicos señalan que las fuentes encontradas en internet no siempre son confiables ni ofrecen información certera.

Cáncer, corazón y embarazo son algunas de las palabras más tecleadas en internet cuando se busca información médica. Un estudio realizado por la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong que fue publicado en la revista Journal of Consumer Research asegura que cuatro de cada cinco usuarios pregunta a Google cuando tiene problemas de salud.

Por otro lado, la hipocondría digital tiene otro nivel: quienes buscan tratamientos o remedios para curar su malestar. El objetivo es poder conocer el tratamiento que consideran más adecuado según los resultados de la búsqueda y poder automedicarse.

En este sentido, el problema ya se torna un poco más grave. La automedicación puede traer severas consecuencias para el paciente y para la salud pública en general. Existen medicamentos que tienen riesgos directos para quien los toma, ya que a dosis elevadas o mal administrado puede causar molestias, otras patologías e incluso llevar al paciente a la muerte. Sin embargo, otras drogas -como los antibióticos, por ejemplo- pueden desarrollar gérmenes resistentes, lo cual es un severo problema para la salud pública.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos dos de cada diez individuos con trastorno de ansiedad por enfermedad deciden automedicarse por los resultados de sus búsquedas en internet.

Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído