Más artículos

El oficialismo pospuso el dictamen sobre la súper moratoria para "buscar consensos"

El oficialismo pospuso el dictamen sobre la súper moratoria para "buscar consensos"
Extendió el plazo hasta el martes 28 con el fin de avanzar en consensos que hagan posible un dictamen de mayoría incluyendo propuestas opositoras
Por iProfesional
21.07.2020 15.08hs Impuestos
 

La Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados decidió postergar para el martes próximo la firma de un dictamen del proyecto de ley de moratoria impositiva y previsional, que contempla la posibilidad de regularizar deudas fiscales acumuladas hasta el 30 de junio pasado, para avanzar en un despacho de consenso con la oposición.

La intención del oficialismo es continuar analizando, además del proyecto enviado por el Poder Ejecutivo, 12 iniciativas presentadas por diputados de diferentes bloques para avanzar en consensos, y elaborar así un dictamen de mayoría que contemple las distintas propuestas.

Así lo anunció el presidente de la comisión, el diputado del Frente de Todos, Carlos Heller, al iniciar la reunión, cuando aclaró que no era la intención del oficialismo "sacar dictamen en el dia de la fecha", y anticipó que convocará a un nuevo encuentro "para el martes de la semana que viene" en el que esperan "sacar dictamen".

Buscar coincidencias

"Nos tomamos una semana para habilitar la posibilidad de seguir analizando diferentes aspectos de los proyectos para lograr mayores coincidencias", afirmó Heller.

Tras precisar que la iniciativa del Poder Ejecutivo busca "generar recaudación por la sustancial caída de los ingresos por el incremento del gasto, que plantean un problema", el diputado del Frente de Todos afirmó que "es un buen proyecto que viene e atender un reclamo generalizado" y que "es imperioso y necesario" abordar la discusión.  Carlos Heller: "Esperamos sacar dictamen el martes que viene".

Desde Juntos por el Cambio, Luciano Laspina (PRO) celebró la apertura del debate "sin un plazo para tener una discusión educada y criteriosa", y consideró que esta moratoria "es tal vez una de las más justificadas por la gravedad de la situación de los contribuyentes impedidos de poder trabajar" por la pandemia.

Laspina pidió que se excluya de la iniciativa a las empresas de combustibles que están con procesos judiciales por la retención de impuestos, al sostener que "parece un traje a medida para los intereses de OIL combustibles", tras adelantar que envió una nota a la AFIP para que opine sobre la conveniencia de avanzar en la iniciativa.

Para Laspina, "lo que deberiamos estar discutiendo es una reforma de emergencia que pueda evitar la catarata de quiebras que pueden llegar producto de esta situación"

Pedido

También, desde ese mismo bloque, el radical Luis Pastori propuso ampliar hasta el 30 de noviembre la moratoria, y sugirió incorporar un tope a la facultad de la AFIP para el posible pago a cuenta que el organismo deberá exigir, así como la no incorporación de los quebrados a la moratoria.

Por Consenso Federal, el diputado Jorge Sarghini sostuvo que "todas las moratorias son injustas entre quienes han pagado y quienes no han pagado", aunque consideró que se trata de una medida "necesaria" a la que habría que darle "mucha equidad interna", es decir que -planteó- "no hay que beneficiar a nadie en detrimento de otros".

Súper Moratoria AFIP 2020

El debate comenzó el jueves pasado con la presencia del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, quien destacó que la nueva moratoria alcanzará una deuda total de 534.000 millones de pesos, contraída tanto por personas humanas como por empresas en el marco de la emergencia sanitaria.

La nueva moratoria apunta a incorporar a aquellos que no accedieron al régimen establecido en la Ley de Solidaridad Social, sancionada en diciembre. Permitirá incluir deudas vencidas hasta el 30 de junio de 2020 y la primera cuota vencerá el 16 de noviembre. Se podrá adherir, según el proyecto, hasta el 31 de octubre.

Habrá una tasa de interés fija del 2% mensual hasta enero de 2021 -más baja que la de la moratoria vigente-, y a partir de ese momento habrá una tasa variable en pesos, es decir, se reformularán los planes ya ingresados.

Dependiendo del tamaño de las empresas e individuos que adhieran, podrán regularizar sus deudas en hasta 96 o 120 cuotas para las obligaciones tributarias y aduaneras. En el caso de los compromisos de la seguridad social, los plazos serán de hasta 48 o 60 cuotas. Quedarán afuera solo las deudas vinculadas a las obras sociales y a las ART.

Súper Moratoria AFIP 2020: las claves
Súper Moratoria AFIP 2020: las claves

Las objeciones de Juntos por el Cambio se concentran en al menos dos aspectos: el proyecto permite el ingreso al régimen a empresas que resuelvan su situación de quiebra en 90 días; e incluye la posibilidad de regularizar deudas originadas por el juego y el impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC).

Desde la principal bancada opositora advierten que con estas reformas podrían verse beneficiados los empresarios Cristóbal López y Fabián De Souza, propietarios de la petrolera OIL Combustibles, que se encuentra en proceso de quiebra y que retuvo cifras millonarias por ese impuesto, en una maniobra que investiga la Justicia.

Asimismo, desde Juntos por el Cambio piden incorporar un "premio" a los contribuyentes cumplidores, entre otras cuestiones.

Moratoria fiscal: proyecto de ley

La iniciativa, enviada a la Cámara de Diputados de la Nación, amplía el alcance de la Moratoria 2020 creada por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, para incluir a todos los contribuyentes que originalmente no habían sido contemplados y aliviar la carga de las deudas acumuladas durante la pandemia del Covid-19.

Y forma parte de los diferentes instrumentos diseñados por el Gobierno Nacional con el objetivo de ofrecer alivio financiero a las familias, comercios, pymes y empresas.

En ese sentido, el titular de la cartera de Producción, Matías Kulfas, señaló que el envío de este proyecto de ley de moratoria impositiva y previsional, tiene como fin que "las empresas puedan salir de esta crisis con una menor carga, para que cuando termine esta pandemia estén reestructuradas sus deudas y así crecer de manera sólida, con una economía en crecimiento a través del trabajo de todos los argentinos".

Por su parte, Mercedes Marcó del Pont, destacó que "los problemas que arrastraban las las empresas, los comercios y las familias se extendieron a todo el entramado productivo con la irrupción del COVID-19".

 

Asimismo, agregó que el objetivo es "extender a todos los contribuyentes el alcance de la moratoria de la Ley de Solidaridad y Reactivación que estaba focalizada en el sector que acumulaba mayor cantidad de deuda y condicionantes en materia de financiamiento".

Moratoria 2020: principales características

  • Amplía el universo de contribuyentes que pueden adherirse a la moratoria vigente a todas las personas jurídicas y humanas para ofrecer alivio, pudiendo regularizar sus deudas los contribuyentes que no podían acceder en los términos de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva.
  • Permitirá incluir deudas vencidas hasta el 30 de junio de 2020
  • Será posible adherirse hasta el 31 de octubre de 2020
  • Primera cuota vence el 16 de noviembre
Moratoria 2020: acceda al texto completo
Moratoria 2020: acceda al texto completo
  • Dependiendo del tamaño de las empresas e individuos que se adhieran podrán regularizar sus deudas en hasta 96 o 120 cuotas para las obligaciones tributarias y aduaneras.
  • Los plazos serán de hasta 48 o 60 cuotas para las obligaciones correspondientes a los recursos de la seguridad social.
  • Condonación parcial de intereses y total de multas.
  • Tasa de interés fija del 2% mensual hasta enero de 2021 y, a partir de ese momento, una tasa variable en pesos (se reformularán los planes ya ingresados a la moratoria para que esa sea la tasa).
  • Permite utilizar todas las devoluciones aprobadas y pendientes de pago que el contribuyente tenga a favor en AFIP para compensar la deuda (sólo pueden utilizarse aquellos saldos existentes antes de la aprobación de la ley y no puedan utilizarse saldos técnicos para compensar).
  • Establece condiciones para las empresas de mayor tamaño. Durante 24 meses no podrán distribuir dividendos, realizar operaciones con títulos para eludir la normativa cambiaria ni acceder al mercado cambiario para realizar pagos a entidades vinculadas.