Cuáles son los alimentos que más bajaron de precio en abril, según informó el INDEC

El rubro alimentos y bebidas no alcohólicas creció por debajo del nivel general. Unos 12 artículos de la canasta presentaron bajas con respecto a marzo
Por A.R.
14/05/2024 - 16:50hs
Cuáles son los alimentos que más bajaron de precio en abril, según informó el INDEC

La inflación de abril fue del 8,8%, según informó este martes el INDEC, para volver a ubicarse en un dígito por primera vez en seis meses. Uno de los factores que incidió en esta nueva desaceleración en la suba del IPC fue una menor variación del rubro alimentos y bebidas no alcohólicas, el de mayor incidencia dentro del índice.

En ese aspecto, según detalló el organismo, muchos productos incluso bajaron de precio durante abril. En algunos casos, los retrocesos alcanzan el 26%, como sucedió con la lechuga (aunque también, en este caso, puede influir el factor estacional).

Inflación de abril: qué alimentos bajaron de precio, según el INDEC

El rubro alimentos y bebidas no alcohólica subió en abril 6% mensual a nivel nacional. Para el GBA, esta canasta subió 5,7% y, al analizar el detalle de cada producto, se observa que muchos bajaron de precio durante abril con relación a marzo.

A continuación, los alimentos que bajaron de precio en abril, según el informe difundido por el INDEC:

  • Galletitas de agua envasadas: -0,5%
  • Harina de trigo común 000 kg: -0,2%
  • Arroz blanco simple kg: -0,9%
  • Jamón cocido kg -1,8%
  • Salchichón kg -0,4%
  • Aceite de girasol Bot. 1,5 litros -0,3%
  • Banana kg -16,5%
  • Papa: -2%
  • Lechuga: -26,6%
  • Tomate entero conserva: -5,5%
  • Arbejas secas remojadas: -2,3%
  • Café molido: -0,4%
Algunos alimentos bajaron de precio en abril, según el INDEC. Así, contribuyeron a una desaceleración en la inflación
Algunos alimentos bajaron de precio en abril, según el INDEC. Así, contribuyeron a una desaceleración en la inflación

La desaceleración de precios en los alimentos responde a varios factores. Por un lado, comenzaron a observarse algunos de los productos importados, incentivados con las medidas del Gobierno. Pero también influyó la caída en la demanda.

Según la consultora Scentia, las ventas de los supermercados cayeron 15% en abril respecto del mismo mes del año pasado y no se avizora una recuperación pese a que "los precios están empezando a desacelerar".

El director de la Scentia, Osvaldo Del Río, observó que la oferta de productos de consumo masivo importados "es muy incipiente" en las góndolas de los supermercados.

Analizó que esta incorporación de productos "sirve para tener una referencia sobre determinados productos y que los de otras marcas no puedan irse tan lejos" en precio.

"Con Precios Justos se referenciaba al resto de los productos, podría pasar algo parecido. Esto va a ser más notorio en cadenas de supermercados", concluyó Del Río.

Inflación: continuaría a la baja en mayo

La inflación de mayo podría deparar en una sorpresa mayúscula, que no está todavía en los cálculos de nadie, ni del propio Gobierno, si se confirman las primeras proyecciones realizadas por las consultoras económicas.

Eco Go, la consultora dirigida por Marina Dal Poggetto y Sebastián Menescaldi, estimó que el IPC de este mes podría caer al 4,2%. Nada menos.

La compañía es una de las que monitorea la evolución de los precios en forma semanal. Su informe provocó sorpresa en bancos y empresas multinacionales.

Hay algunos datos claves para comprender la fuerte desaceleración de la dinámica inflacionaria:

  • La decisiva desaceleración en los precios de los alimentos y las bebidas. Según Eco Go, la proyección de la inflación de este rubro se situaría en el 4,8% durante mayo. Bien por debajo de los registros de los meses anteriores.
  • La postergación de la indexación de los servicios. El Gobierno decidió poner en el freezer la actualización de las tarifas de luz, gas, agua potable y de los colectivos que circulan por el AMBA.

La inflación continuó en abril su sendero a la baja, tal como esperaba el Gobierno. La menor suba en los alimentos, además, es una buena noticia para los sectores de menores recursos. Algo que se ve reflejado, también, en la variación de las canastas que miden la pobreza y la indigencia.

Temas relacionados