El Gabinete, en shock: qué ministros tienen la continuidad asegurada y quiénes están en duda

Tras la salida de Nicolás Posse, más funcionarios se sumaron a la lista que podrían abandonarlo. Otro grupo sabe que tiene sellada su continuidad
28/05/2024 - 08:50hs
El Gabinete, en shock: qué ministros tienen la continuidad asegurada y quiénes están en duda

Tras la salida de Nicolás Posse del Gobierno, el gabinete nacional atraviesa un momento de incertidumbre con varios funcionarios aún sin definición sobre su continuidad, por parte del presidente Javier Milei. Algunos ministros están asegurados en sus cargos, mientras que otros se encuentran en una posición más incierta, al borde de la salida. A continuación, se detallan los funcionarios que permanecen en sus puestos y aquellos cuya situación es más precaria.

El ministro del Interior, Guillermo Francos, es uno de los nombres firmemente establecidos en el Gobierno, al punto que es el elegido para reemplazar a Posse.

Además de Francos, están confirmados Patricia Bullrich como ministra de Seguridad, Luis "Toto" Caputo como ministro de Economía y Sandra Pettovello a cargo de la cartera de Capital Humano. Estos cuatro funcionarios han sido ratificados en sus cargos y continuarán desempeñando sus funciones en el gobierno.

Ministros en situación incierta: de Mariana Cúneo Libarona a Diana Mondino

La situación de otros ministros es más ambigua. Mariano Cúneo Libarona, ministro de Justicia, parece estar en una posición vulnerable. Recientemente, ha divulgado información sobre irregularidades en el ámbito automotriz, lo que algunos interpretan como un intento desesperado por aferrarse a su puesto.

La canciller Diana Mondino también enfrenta una posible salida. Aunque tiene la posibilidad de continuar, se estaría considerando reemplazarla por un perfil más profesional en la Cancillería. Sus deslices en la política exterior han generado críticas, a pesar de su carácter afable.

Guillermo Francos, es uno de los nombres firmemente establecidos en el Gobierno
Guillermo Francos es uno de los nombres firmemente establecidos en el Gobierno

En el caso del ministro de Defensa, Luis Petri, hay tensiones debido a su manejo de la relación con Mendoza, la alianza con el gobernador y su interacción con Patricia Bullrich. Aunque su salida no es inminente, su desempeño está siendo monitoreado de cerca.

El ministro de Salud, Mario Russo, también enfrenta críticas por su gestión, especialmente en relación con la crisis del dengue. Las soluciones propuestas, como el uso de pantalones largos en pleno calor, han sido vistas como insuficientes, lo que ha puesto en duda su continuidad.

Secretarios en la cuerda floja

Algunos secretarios también están en riesgo de perder sus puestos. En el Ministerio de Capital Humano, dirigido por Sandra Pettovello, ya han renunciado 14 funcionarios en menos de seis meses de gestión. Entre los secretarios con mayor riesgo de salida se encuentra Francisco Sánchez, secretario de Culto. Sus declaraciones, aunque alineadas con las opiniones de Milei, han generado controversias y problemas adicionales para el gobierno. El reciente viaje a España, financiado por el Estado y con un costo de 10,000 dólares en clase business, ha sido motivo de críticas. La ausencia de Sánchez en el Tedeum del sábado pasado, siendo el único funcionario ausente, ha intensificado las especulaciones sobre su despido inminente.

La configuración del gabinete actual muestra una mezcla de estabilidad e incertidumbre. Mientras algunos ministros han sido confirmados en sus cargos, otros están bajo escrutinio o en riesgo de ser reemplazados. Las decisiones que se tomen en las próximas semanas serán cruciales para definir la estructura del gobierno y su capacidad para enfrentar los desafíos venideros.

La estabilidad de Francos, Bullrich, Caputo y Pettovello contrasta con la incertidumbre que rodea a Cúneo Libarona, Mondino, Petri y Russo. Además, la situación de los secretarios, como Francisco Sánchez, añade una capa adicional de complejidad a la gestión gubernamental. La reestructuración del gabinete podría tener implicaciones significativas para las políticas y la efectividad del gobierno en los próximos meses.