NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

El caso de los cuadernos

Luis Betnaza, director de Techint: "Me cansé de lidiar con pedidos de coimas de todo tipo de gobiernos"

Luis Betnaza, director de Techint: "Me cansé de lidiar con pedidos de coimas de todo tipo de gobiernos"
Cómo fueron las reuniones con funcionarios kirchneristas. El vínculo con la Venezuela chavista. Y el rol del arrepentido Zabaleta
15.08.2018 11.59hs Legales

"Con toda honestidad, llevo 20 años en esta posición, y me he cansado de lidiar con pedidos de contribuciones y coimas de todo tipo de gobiernos". La afirmación pertenece a Luis Betnaza, uno de los hombres más poderosos de Techint, y la dijo ante el juez Claudio Bonadio, la semana pasada, cuando prestó declaración indagatoria como acusado en el "cuadernogate". Entonces, reconoció que hizo pagos ilegales a funcionarios kirchneristas.

En los cuadernos del chofer Oscar Centeno figura que Héctor Zabaleta, directivo de Techint, le dio bolsos con dinero a Roberto Baratta, ex funcionario del Ministerio de Planificación de Julio De Vido y uno de los detenidos del caso. Al declarar, Zabaleta inculpó a Betnaza. Es que para poder acogerese ala figura del arrpentido y ganar su libertad debía acusar a alguien de mayor jerarquía.

Betnaza contó en su indagatoria, según publicó Infobae, que en la primera etapa del gobierno de Néstor Kirchner, de 2003 a 2005, tuvieron una buena relación. Pero agregó: "Por no habernos prestado al pago de sobornos y contribuciones, prácticamente hemos quedado excluidos de la obra pública", declaró el empresario y dijo que sólo recibieron el 1% la obra pública nacional entre 2003 y 2006.

Luego dijo que del 2007 a 2015 tuvieron una sola obra nacional aunque varias de provincias, como los subtes en ciudad de Buenos Aires, centrales hidráulicas en San Juan y obras privadas.

El punto central de su testimonio fue sobre las empresas SIDOR y TAVSA que Techint tenía en Venezuela. Relató que "de 2003 a 2005 la relación con el régimen chavista fue razonable" lo que coincidió "con la etapa de buena relación" con el gobierno de Néstor Kirchner.

Pero en 2005 comenzaron los problemas con el gobierno de Hugo Chávez. En 2007, de acuerdo a Betnaza, comenzó el enfrentamiento con el gobierno de Kirchner "por una discrepancia inaceptable en la construcción de dos centrales compresoras de T.G.N."

Betnaza sostuvo que en Venezuela hubo personal de la empresa amenazado, micros quemados y que en abril de 2008 SIDOR fue nacionalizada. Ante eso, pidieron ayuda al gobierno de Cristina Kirchner.

"Hablo con la gente de Planificación Federal, que eran quienes mantenían el vínculo con Venezuela. El ministro De Vido, José María Olazagasti, Roberto Baratta y Claudio Uberti estaban al tanto de nuestra situación. Cuando a mí me tocó venir a las reuniones presidenciales con Chávez aquí, el dueño de casa era Uberti", declaró Betnaza.

Tanto Olazagasti como Uberti fueron detenidos en el marco del "cuadernogate". El primero era el secretario privado de De Vido. Fue apresado el fin de semana. El segundo era el funcionario de OCCOVI y se presentó en tribunales el lunes luego de estar prófugo. Declaró como arrepentido.

Para la fecha que señala Betnaza, Uberti ya no era funcionario ya que había salido del cargo en 2007 tras el escándalo de la valija con u$s800 mil del venezolano Hugo Antonini Wilson.

Betnaza siguió su relato: "Después de una cena muy amigable, al día siguiente, se me acerca Uberti y me manifiesta el enojo del presidente Kirchner, alegando que la empresa no contribuía económicamente con el gobierno".

Siguiendo las palabras del directivo de Techint, "él dijo: 'Ustedes no aportan nunca nada y el presidente Kirchner está muy enojado´. Mi respuesta fue:´El grupo Technit no hace negocios, nunca, con la política. Eso tuvo un efecto que, en mi opinión, fue el que cerró el vínculo con Chavéz".

Los problemas con Venezuela continuaron y Techint volvió a acudir al gobierno de Cristina Kirchner. "Nos manifestaron que hagamos un aporte porque ello significaban gastos que el gobierno argentino no tenía por qué afrontar. Esto lo planteó, como contexto, De Vido y el que arregló el quantum y la forma fue Baratta", contó.

En su relato, una de las empresas más poderosas del país se presenta siempre como víctima.

Betnaza sostuvo que le dio "instrucciones a Zabaleta para que haga los pagos" y que esa persona "fue la única involucrada", desligando a otras personas de la compañía. También sostuvo que no tiene detalle de cómo se pagó y que el monto global fue un poco menos de un millón de dólares, publicó Infobae.

Esa versión se contradice con la que Uberti dio como arrepentido. El ex funcionario dijo que Technit pagó u$s50 mil de coimas por un caso que no está vinculado al de Venezuela.

En lo que hace a la relación con Venezuela, se fijó en u$s1.900 millones la indemnización para Techint por la estatización de SIDOR. "El cierre financiero se realizó, de fines de 2008 a 2009, con intervención de Cristina Kirchner, en varias reuniones", cerró Betnaza.

Te puede interesar