Más artículos

"Esto es parte de una fortuna que no es mía", la confesión del secretario de Néstor Kirchner antes de morir

"Esto es parte de una fortuna que no es mía", la confesión del secretario de Néstor Kirchner antes de morir
Daniel Muñoz y Néstor Kirchner.
Campillo, es ministro de Hacienda de Santa Cruz, relató la preocupación de Daniel Muñoz por el dinero que supuestamente manejaba
11.02.2019 20.56hs Legales

Las revelaciones en las causas por supuesta corrupción contra los funcionarios del gobierno kirchnerista están a la orden del día. Y el movimiento judicial, acompañado de filtraciones mediáticas, parece haberse acelerado en el comienzo del año electoral.

En este contexto, se conocieron explosivos detalles de las declaraciones de Juan Manuel Campillo, el arrepentido ex ministro de Hacienda de Santa Cruz.

"Mirá, tengo este problema. Yo me quedé con todo este dinero a mi nombre y no se lo quiero dejar a mi mujer, esto es parte de una fortuna que no es mía". Con estas palabras, a punto de morir de un cáncer fulminante, Daniel Muñoz, el ex secretario de Néstor Kirchner, le reveló a Campillo que los millones que había repartido en propiedades, compañías e inversiones tenían otros dueños.

No dio nombres, pero no hizo falta. "Si bien no lo dijimos puntualmente, se dio por sobreentendido y estaba 'en el aire' que eran de Néstor y Cristina", apuntó el ex funcionario, según publica Infobae.

Campillo declaró a fines de enero ante el fiscal Carlos Rívolo, cuando amplió su exposición como imputado-colaborador, para ratificar qué rol cumplió cada uno en el entramado de lavado de dinero que funcionó detrás de Muñoz y su viuda, Carolina Pochetti. Lo hicieron para poder vender a las apuradas los 16 departamentos que habían comprado por 70 millones de dólares en Miami y Nueva York y que habían quedado al descubierto con el escándalo de los Panamá Papers.

Según el relato, fue Isidro Bounine, secretario de Cristina Kirchner, quien lo contactó para hacer la operación y para Campillo era claro que seguía trabajando para la ex presidenta.

Carolina Pochetti, viuda de Muñoz.
Carolina Pochetti, viuda de Muñoz.

"Siempre supuse que todo esto podía provenir del matrimonio presidencial, entiéndase a Néstor y Cristina, y que no era de Muñoz. Era una obviedad que él nunca lo pudo haber generado este dinero por su cuenta y de manera lícita", afirmó Campillo, según publica Infobae.

Y agrega: "Yo no pregunté el origen de los fondos, ya que como ellos eran secretarios 'de', implica guardar secretos y trae aparejadas muchas cosas. Yo solamente le conocí como trabajos sus cargos públicos y un día me llamó y me planteó este problema".

Hasta ahora, la investigación por los cuadernos de la corrupción estableció que Muñoz era la persona que recibía el dinero que iba dirigido hacía Néstor y Cristina Kirchner. Las entregas se hacían en el departamento de la calle Uruguay o incluso en la residencia de Olivos. Pilotos y ex secretarios privados también dijeron que, en los viajes al sur, era Muñoz el que custodiaba los bolsos.

"No sé si la plata era de Néstor o si la compartían. Es un secreto que se llevaron los dos a la tumba", dijo Carolina Pochetti en su declaración como arrepentida, también publicada por Infobae.

"Muñoz estaba preocupado por sus hijos, tanto los del primer matrimonio como los que tenía Pochetti. Esa fue una reunión en el domicilio de la calle Williams que comenzó por la tarde y terminó por la noche. En el mismo encuentro habían estado presentes Bounine y Pochetti por la tarde, quienes luego se retiraron de la reunión, siendo que Bounine se retiró de la vivienda y Pochetti se quedó, ya que vivía allí con su madre, sus hijos y Muñoz", contó Ccampillo.

Campillo le preguntó "si quería seguir en otro momento" y él dijo que no porque "le hacía bien hablar. Él tenía una carpeta con la descripción de todos sus bienes, en donde había declaraciones juradas firmadas por el contador Víctor Manzanares. En esa carpeta estaban sus bienes y sociedades en Argentina y en el exterior. Mi convocatoria era para los bienes en el exterior. En esa reunión que duró varias horas él me confiesa: 'Tengo un problema'".

"Me dice, 'mirá, yo me quedé con todo este dinero a mi nombre y no se lo quiero dejar a mi mujer, esto es parte de una fortuna que no es mía'. Me muestra una carpeta color amarilla y hace un repaso de las cosas. Dio por entendido que yo sabía que eso no era de él y que provenía de otras personas más importantes y no le quería dejar ese 'problema' a su esposa ni a nadie de su entorno. Me dice que Manzanares era su socio y contador por la parte local y que lo de Argentina no entraba en la negociación, que solo era convocado por lo del exterior, destacando que estos bienes de Argentina también formaban parte del 'problema'", relató el arrepentido.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas