Más artículos

Quisieron demandar a Pepsi por 100.000 pesos debido a una supuesta intoxicación

Quisieron demandar a Pepsi por 100.000 pesos debido a una supuesta intoxicación
La Cámara Civil no dio lugar a una demanda contra la empresa elaboradora de la gaseosa Pepsi por los presuntos daños que sufrieron dos personas
15.04.2019 20.52hs Legales

Dos consumidores denunciaron haber sufrido una intoxicación alimentaria luego de consumir gaseosa de la marca "Pepsi Cola".

No obstante, sus pretensiones fueron rechazadas por la Justicia. La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil no hizo lugar a la pretensión indemnizatoria en los autos "G. J. B. y otro C/ C. Y M. Q. SAICA Y G. S/ Daños y Perjuicios".

El hecho denunciado se remonta a mediados del año 2013 cuando, según relataron los demandados, adquirieron una gaseosa de un litro, en envase de vidrio, en un supermercado cercano al trabajo, señala Diario Judicial.

Tras tomar un vaso, los demandantes -siempre según su relato- notaron que tenía un gusto extraño y una consistencia gomosa. Esgrimieron que, pocos minutos más tarde, comenzaron a vomitar y sentir un "terrible dolor en el estómago".

Los trabajadores acudieron a la Justicia y demandaron a la Cervecería y Maltería Quilmes por el cobro de la suma de 100 mil pesos, en concepto de daños y perjuicios, con más sus intereses y costas.

El juez de primera instancia rechazó la demanda ya que no lograron acreditar la relación causal entre la alegada intoxicación y el consumo de la bebida gaseosa.

Esta decisión fue confirmada por la Sala E, integrada por los jueces Juan Carlos Guillermo Dupuis, Fernando Martin Racimo y José Luis Galmarini.

Entre las diferentes pruebas aportadas al expediente, los demandantes presentaron un ticket fiscal para acreditar la adquisición de la botella, pero los jueces advirtieron que "carece de fuerza probatoria, ya que del mismo no surge la compra de la bebida en cuestión, no obstante que se identifican otros productos".

En cuanto a los certificados médicos, el profesional firmante de ambos "consignó como fecha de atención el 8/4/2012 cuando en la demanda se afirma que la intoxicación tuvo lugar el mismo día, pero del año siguiente, es decir, 2013".

"Se trataría, en todo caso, de un error que carece de explicación, si se repara que no es habitual mencionar el año siguiente, máxime cuando fue expedido ya avanzado el año 2013", dijo el Tribunal de Alzada.

La pericia química no pudo esclarecer el caso, dado que al "encontrase la botella abierta, con contenido perecedero, no se podía técnicamente cumplir con la tarea" de análisis.

A su vez, la Dirección de Bromatología del GCBA tampoco pudo determinar si la contaminación era previa a la apertura o si se originó después ya que la verificación del contenido de la botella "se hizo más de cuatro años después de la supuesta compra y apertura", indica Diario Judicial.

Sobre este último punto, los camaristas coincidieron con el juez de grado respecto a que los demandantes "no solicitaron ninguna medida de aseguramiento de prueba, tampoco requirieron explicaciones a la empresa demandada ni formularon denuncia administrativa antes los organismos de control de defensa del consumidor".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Legales en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Legales
Te puede interesar
Zoom Recomendadas