Más artículos

Cristina, en el banquillo: en la audiencia la señalaron como "jefa de una asociación ilícita"

Cristina, en el banquillo: en la audiencia la señalaron como "jefa de una asociación ilícita"
El juicio por el supuesto direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cruz durante sus dos mandatos pasó a cuarto intermedio hasta el próximo lunes
22.05.2019 00.05hs Legales

La expresidenta Cristina Kirchner escuchó este martes las acusaciones en su contra, como presunta jefa de una asociación ilícita en el manejo de la obra pública, sentada en la última fila de la sala de audiencias, en el primer juicio oral y público a la actual senadora, por presuntos delitos de corrupción ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 2.

La exmandataria se sentó junto a su abogado Carlos Beraldi, con quien conversó en algunos tramos de la audiencia y se mantuvo distante del resto de los acusados, mientras escuchó la primera parte de la acusación en su contra.

La audiencia transcurrió entre las 12 y las 15 en la sala AMIA, la más amplia del edificio de los tribunales federales de Comodoro Py, y luego pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes próximo a las 10, cuando la senadora deberá volver a concurrir porque continuará la lectura de la acusación.

 

Todos los acusados son juzgados por los presuntos delitos de "asociación ilícita y defraudación a la administración pública" a raíz del supuesto direccionamiento del 80 por ciento de la obra pública en Santa Cruz a favor del detenido empresario Lázaro Báez, durante los gobiernos kirchneristas.

La exmandataria se ubicó en la tercera fila de imputados, dos por detrás de los detenidos Báez, Julio De Vido (exministro de Planificación Federal) y Carlos Kirchner (exsubsecretario de Estado y primo del fallecido Néstor Kirchner).

"Estén atentos a todo lo que van a oír y a lo que ocurra en este debate", expresó el presidente del Tribunal, Jorge Gorini, al dirigirse a los acusados luego de leer uno por uno sus nombres y ubicarlos con la mirada.

Gorini se ubicó junto a sus colegas de Tribunal, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu, mientras que la cuarta jueza suplente, Adriana Palliotti, no se presentó a la primera audiencia porque debía concurrir a otro debate oral.

Luego anunció el inicio de la lectura del requerimiento de elevación a juicio de los fiscales que investigaron el caso, Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, y casi de inmediato fue interrumpido por el abogado de De Vido, Maximiliano Rusconi.

En lo que fue el primer fuerte cruce apenas iniciado el debate, Gorini se negó a darle la palabra para efectuar un planteo previo sobre la nulidad del juicio, y el letrado respondió aludiendo a la "gravedad" del caso. El juez tuvo que pedir silencio en la sala y de inmediato comenzó la lectura de la acusación fiscal, que demandará varias jornadas.

 

La acusación

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner comenzó a escuchar de qué se la acusa en el juicio por el direccionamiento de la obra pública vial de Santa Cruz en favor del detenido empresario Lázaro Báez.

Se trató de una "organización criminal orientada a la sustracción de fondos públicos por medio de la asignación discrecional" de la obra pública, fue lo primero que escuchó la expresidenta cuando el secretario del Tribunal Oral Federal 2 comenzó a leer el auto de elevación a juicio formulado por los fiscales Gerado Pollicita e Ignacio Mahíques.

A continuación los puntos centrales de la acusación:

-Asignar discrecionalmente "prácticamente el 80% de las obras viales adjudicadas en la provincia de Santa Cruz en favor de las empresas de Lázaro Antonio BÁEZ".

-La adjudicación a esas empresas "representó la contratación del Estado por más de 46.000 millones de pesos".

-Se habría tratado de "una asociación ilícita de carácter estable y permanente ideada con motivo de un acuerdo de voluntades entre los ex Presidentes de la Nación, Néstor Kirchner y Cristina Fernández, ex funcionarios públicos de distintas agencias estatales y otras personas de su extrema confianza".

-Los jefes de la organización fueron, según los fiscales, los expresidentes, y como organizadores intervinieron el ex ministro de Planificación Julio De Vido, el exsecretario de Obras Públicas José López, el exsubsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal Carlos Santiago Kirchner, el exAdministrador General de Vialidad Nelson Periotti y "el amigo personal y socio comercial de los exPresidentes, Lázaro Báez, entre otras personas".

-"Convirtieron en empresario de la construcción a Lázaro BÁEZ, a quien habrían de enriquecer a lo largo de doce años a expensas del interés de la sociedad", sostuvieron los fiscales.

-"Seleccionaron a la provincia de Santa Cruz como el lugar en donde con la colaboración de funcionarios locales se ejecutaría la matriz de corrupción", aseguraron.

-La maniobra investigada se habría edificado en cuatro pilares, según surge de la acusación:

1) la inmersión del amigo y socio presidencial en el negocio de la construcción vial.

2) la exportación de una estructura provincial montada con gente de confianza a un nivel nacional.

3) la mayor concentración económica de obra pública vial de nuestro país en la provincia de Santa Cruz.

4) el direccionamiento de la adjudicación de la obra pública y el diseño de un esquema de beneficios exclusivos y permanentes en favor del empresario Lázaro A. BÁEZ, en detrimento de las arcas del Estado.

Según los fiscales, para que las empresas de Báez se impusieran en las licitaciones también se habrían utilizado mecanismos amañados, como la presentación de varias empresas de un mismo grupo económico y la ausencia de controles.

En la audiencia los secretarios del TOF 2 llegaron a leer apenas las primeras 100 páginas de una acusación de casi 600, por lo que esta instancia del juicio se extenderá varios días.

Si bien la lectura de la acusación requiere la presencia obligatoria de los imputados, fuentes del tribunal aseguraron que estudian un pedido formulado por la defensa de la ex presidenta para poder ausentarse en las próximas audiencias.

Quiénes concurrieron

La expresidenta arribó al edificio minutos antes de las 12 junto a Beraldi, e ingresó por una puerta lateral sin realizar declaraciones y con solo un breve saludo con la mano a quienes la esperaban para verla.

Ya en el hall de acceso a la sala fue aplaudida y saludada por dirigentes kirchneristas, y de inmediato se ubicó junto a Beraldi en asientos en la última fila de la sala, de espaldas al blindex que separa a las partes en el juicio del público.

Más adelante, en la segunda fila, quedaron sentados juntos los detenidos ex ministro de Planificación De Vido y el empresario Báez. Los restantes acusados, entre ellos, el también detenido ex secretario de Obras Públicas José López, se distribuyeron en la sala.

Del otro lado se ubicaron las querellas de la Unidad de Información Financiera (UIF) y de la Oficina Anticorrupción (OA), y el fiscal del juicio, Diego Luciani.

Desde temprano, se concentraron en el hall central del edificio referentes políticos kirchneristas que ingresaron a la sala de audiencias para presenciar el debate, entre ellos, Oscar Parrilli, Carlos Tomada, Diana Conti, Rodolfo Tailhade y Martín Sabbatella. También arribó el ex secretario de Seguridad del kirchnerismo Sergio Berni.

 

El sector destinado al público en la planta baja de la sala de audiencias quedó colmado por los referentes del kirchnerismo, entre ellos intendentes del Conurbano, como Walter Festa (Moreno), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Gustavo Menéndez (Merlo) y Verónica Magario (La Matanza).

También concurrieron a la sala de audiencias Estela de Carlotto, Taty Almeida, Hebe de Bonafini, Juan Cabandié, Wado de Pedro, Axel Kicillof y Andrés Larroque, entre otros.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar