Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Pornovenganza: arranca el primer juicio en el país por difundir material sexual íntimo

Pornovenganza: arranca el primer juicio en el país por difundir material sexual íntimo
Paula Sánchez Frega denunció a su ex novio Patricio Poli por haber divulgado fotos y videos íntimos de cuando eran pareja y logró llevarlo a juicio
21.11.2019 13.02hs Legales

El primer juicio por pornovenganza y sextorsión en la Argentina comenzó este jueves luego de que una joven denunciara a su ex pareja por difundir material sexual de carácter íntimo.

La querellante es Paula Sánchez Frega, de 28 años, quien denunció al tatuador Patricio Poli, de 36 años, con quien tuvo una relación sentimental durante ocho meses.

Los jóvenes se conocieron en 2016, se pusieron de novios y al poco tiempo se fueron a vivir juntos. Sin embargo, tras la separación Poli publicó videos y fotos íntimas de ella, lo que se conoce como "pornovenganza" o "sextorsión" y es considerada una forma de violencia (digital) hacia la mujer.

La joven luchó y logró llevar a la Justicia a su ex pareja. Este jueves, en el Juzgado N° 3 de La Rioja, empezará el juicio contra el tatuador acusado de divulgar material que grabó mientras mantenían relaciones sexuales. El veredicto se conocería a mediados de diciembre.

En junio de 2017, Pioli fue procesado con prisión preventiva (con beneficio de excarcelación) por los delitos de "coacción" y "lesiones leves calificadas".

Esos delitos no tienen nada que ver con la difusión de los videos sexuales porque todavía no está legislado en Argentina. Estuvo detenido dos semanas y pagó una fianza para ser liberado.

La mujer contó cuándo decidió denunciarlo: "Con mi consentimiento, él grababa nuestras relaciones íntimas. Yo no le preguntaba para qué, pero suponía que era para mostrárselas a sus amigos. A mí no molestaba, confiaba en él y pensaba que no pasaría de ese círculo. Pero todo cambió cuando mi intimidad cruzó la frontera llegando a lugares como a Córdoba. Ahí fue que decidí denunciarlo y llevarlo a la Justicia", dijo hace algunos meses.

 Según datos de la Asociación Argentina de Lucha Contra el Cibercrimen (AALCC), una ONG porteña dedicada a la materia que brinda talleres de capacitación a fuerzas de seguridad y cuenta con un gabinete psicológico para víctimas, en los últimos dos años hubieron casi 650 denuncias por pornovenganza y alrededor de 3.500 por sextorsión y se incrementaron un 20% y un 35%, respectivamente.

"Es cierto que crecieron las consultas por estos ciberdelitos, pero no siempre estos pedidos de asesoramiento llegan a la Justicia ya que la gente evita exponerse judicialmente", explicó el fiscal Horacio Azzolín, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI).

El funcionario judicial advirtió que este tipo de casos cada vez proliferan más porque "hoy en día es muy común que las parejas se filmen en la intimidad, a diferencia de lo que ocurría 20 años atrás, y están más expuestas".

A diferencia de la sextorsión, donde la víctima puede conocer o no al victimario, "en la pornovenganza el móvil se da por rupturas amorosas o peleas entre las partes; pero también pueden intervenir terceras personas que han abusado de la confianza de la víctima y su objeto es solamente causarle un mal", detalló el abogado Diego Migliorisi, vicepresidente de AALCC.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Legales en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Legales
Te puede interesar