iProfesional

Cayó con el "cuento del tío" y deberá pagar las cuentas de un préstamo: consideran que cedió las claves a un tercero

Los jueces rechazaron el pedido del solicitante al considerar que cedió las claves a un tercero para recibir un premio, por lo que el banco no era parte
Por Sebastian Albornos
13/01/2022 - 09,38hs
Cayó con el "cuento del tío" y deberá pagar las cuentas de un préstamo: consideran que cedió las claves a un tercero

La sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional rechazó dictar una medida cautelar de un hombre que había sido víctima de un "cuento del tío" al otorgar sus claves bancarias a un tercero que se las solicitó para luego "acreditarle un premio".

En el expediente "N.N. s/medida cautelar", el querellante denunció que recibió un llamado a su teléfono celular en el que le informaban que había ganado una orden de compra del supermercado "C." y debía dirigirse a un cajero automático para que se le acredite el premio.

El "cuento del tío"

Una vez en el lugar y sin haber cortado la comunicación, su interlocutor le requirió que cambiara su clave por una que aquél le suministró. Luego le pidió otra caja de ahorro, por lo que ofreció la de su novia, en el que repitieron la operatoria.

Más tarde, ambos determinaron que, sin su autorización, en sus cuentas se gestionaron préstamos por $390.000 y $105.000 respectivamente, cuyos importes fueron transferidos a terceros no individualizados.

La Justicia rechazó dictar una medida cautelar y, por ahora, la víctima deberá seguir pagando las cuotas de un préstamo
La Justicia rechazó dictar una medida cautelar y, por ahora, la víctima deberá seguir pagando las cuotas de un préstamo

El pedido

Por ese motivo, interpuso una medida de no innovar y de "pronta devolución de las cuotas cobradas por parte del B. N.", la que fue denegada en primera instancia.

El querellante apeló. Sostuvo que:

  • 1- Se ha acreditado la verosimilitud del derecho y el peligro en la demora;
  • 2- si bien la investigación está en estado "embrionario" ello no se debe a la inacción de su parte;
  • 3- deben arbitrarse los medios para paliar las consecuencias del delito y/o su continuidad;
  • 4- la circunstancia de que un ciber-delincuente engañe a la víctima no exime de responsabilidad a la entidad bancaria y
  • 5- el acusador privado tiene derecho a una decisión judicial que repare sus derechos vulnerados, más allá de la opinión en contrario de la fiscalía.

Los camaristas Magdalena Laíño y Julio Lucini explicaron que "el anteúltimo y último párrafo del artículo 23 del Código Penal y del artículo 518 del Código Procesal Penal, habilitan excepcionalmente al órgano jurisdiccional a adoptar, desde el inicio de las actuaciones, las medidas cautelares suficientes en esa dirección o para hacer cesar la comisión del delito o sus efectos, o evitar que se consolide su provecho o a fin de obstaculizar la impunidad de sus partícipes".

Ello a fin de evitar que el tiempo que insume el proceso frustre el derecho, asegurándose el eventual cumplimiento de la condena e impidiendo que se consolide el provecho del delito.

Asimismo, destacaron que la cautelar innovativa es una decisión excepcional porque altera el estado de hecho o de derecho existente al tiempo de su dictado, porque configura un anticipo de jurisdicción favorable respecto del fallo final de la causa, lo que justifica una mayor prudencia en la apreciación de los recaudos que hacen a su admisión.

Y remarcaron que no se encuentran presentes los requisitos que habilitan la medida cautelar.

"La investigación se encuentra en sus albores, no se cuenta aún con los resultados de las medidas de prueba tendientes a esclarecer lo ocurrido", enfatizó.

Asimismo, remarcaron que el banco ni siquiera reviste la calidad de parte en el proceso, y no se ha identificado aun al posible autor o autores del suceso denunciado.

Por otra parte, remarcaron que "la medida de no innovar, prevista en el artículo 613 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, que cuenta con fundamento en la norma genérica contenida en el artículo 230 del mismo ordenamiento legal, procede, por regla, cuando la modificación de la situación de hecho o de derecho pudiera influir en la sentencia o convirtiera su ejecución en ineficaz o imposible", lo que no se advirtió en el caso.

"Además, como el propio fiscal reconoció, las acciones legales que eventualmente corresponda interponer contra la entidad bancaria exceden el ámbito de competencia y actuación de esta Justicia Nacional en lo Criminal y Correccional, y deberán ser canalizadas por las vías autorizadas por las leyes procesales correspondientes", concluyeron.

La víctima cayó en el
La víctima cayó en el "cuento del tío", cedió las claves bancarias y sacaron un préstamo a su nombre

Distintas maniobras para obtener las claves

Antonio Palestini, abogado del estudio Grispo destaca que "los delincuentes a través de redes sociales, correos electrónicos o mediante llamados telefónicos, se ponen en contacto con las víctimas utilizando diversas excusas, como por ejemplo ofreciendo algún tipo de promoción, o planteando que se contactan en relación con denuncias recibidas sobre fallas en determinado servicio el cual dicen ofrecer, o del cual dicen ser parte del sector de asistencia técnica".

No existe un perfil definido de las víctimas, por lo que el denominador en común pasa por sí una persona es atenta o no, y cuenta con una educación digital previa.

En función del auge de este tipo de crímenes, el Banco Central de la República Argentina emitió una serie de recomendaciones a los usuarios relativas a precauciones que deben de tomarse para proteger los datos bancarios y confidenciales. 

De este modo recomienda no brindar datos confidenciales (usuarios, claves, contraseñas, pin, clave de seguridad social, clave token, DNI original o fotocopia, entre otros) por teléfono, correo electrónico, redes sociales, o mensajes de texto. Tampoco se recomienda ingresar esta clase de datos en los sitios a los que se haya accedido a través de links recibidos por correos electrónicos, redes sociales, WhatsApp o mensaje de texto.

Es preferible utilizar contraseñas robustas, intercalando letras mayúsculas, minúsculas y números, evitando fechas de cumpleaños o información personal que esté publicada en redes sociales.

"El BCRA también recomienda no aceptar ningún tipo de asistencia personal o telefónica para operar en cajeros automáticos, así como no usar equipos públicos o redes wi-fi públicas para acceder a aplicaciones o sitios web del banco, o cualquier sitio para el cual sea necesario una contraseña. Finalmente, ante cualquier duda o situación sospechosa lo que se aconseja es contactarse con el banco mediante sus canales oficiales.

Si fuiste víctima de este tipo de delitos, lo primero que debes de hacer es realizar la denuncia ante la dependencia policial más cercana a tu domicilio, o al fiscal en cibercrimen de la Procuración General de la Nación, el Dr. Horacio Azzolin, a través del correo electrónico oficial [email protected] o al teléfono 6089-9000, interno N° 9266.

El especialista concluye señalando que "en el contexto actual es necesario extremar los cuidados al realizar operaciones mediante plataformas electrónicas, y en caso de resultar víctima de uno de estos delitos, es necesario acudir a la justicia lo antes posible para realizar la denuncia correspondiente, y así lograr detener la ejecución de los préstamos que se hubieran solicitado".