Más artículos

Búsqueda laboral

Las 7 cosas que no hay que decir en una entrevista de trabajo

Las 7 cosas que no hay que decir en una entrevista de trabajo
Cuando el objetivo es conseguir el empleo, el postulante debe evitar acciones que se realizan por nervios o por costumbre, pero que perjudican sus chances
16.10.2018 10.30hs Management

Una entrevista laboral puede ser para el candidato una instancia para brillar, para exponer sus mejores cualidades y hacer gala de sus capacidades más desarrolladas. Pero puede ser también una instancia de completo fracaso. 

Por hábito o por nervios, se pueden hacer o decir cosas que arruinen la posibilidad de dejar una buena primera impresión en el entrevistador.

Según la BBC, las siguientes son por lo menos siete cosas que hay que evitar si la intención es conseguir un empleo: 

1."Mi jefe era un incompetente"

"Si estás dispuesto a faltar el respeto a tu exempleador, nada asegura que no harás lo mismo con el nuevo", le dijo a BBC Mundo Luis Rivas, director de Dotación de Personal de The Execu|Search Group.

No es recomendable seducir al entrevistador, hablar de política o decir palabrotas en un momento de confianza. Por eso, si hubo problemas con tu jefe, es mejor evitar el tema.

2. "Odio mi trabajo actual"

Aunque sea verdad, no es necesario decirlo. Los expertos recomiendan dejar de lado las expresiones con fuerte carga negativa y utilizar otras del tipo "estoy buscando nuevos desafíos".

3. "No tengo debilidades"

No solo suena arrogante, sino que además sugiere que como el entrevistado no es capaz de hacerse ninguna autocrítica, probablemente no recibirá de buena manera las recomendaciones de los demás.

Los expertos también proponen evitar frases cliché como "mi único defecto es que soy perfeccionista".

4. "¿Cuántos días de vacaciones tendré?"

Si se trata de la primera entrevista laboral, donde aún no se ofreció el cargo ni se habló de salario, no es necesario aún entrar en el detalle de los beneficios.

El momento de decir "tengo pasajes para irme de vacaciones en dos semanas", es cuando te ofrecen el trabajo o cuando si te preguntan si estarías disponible de inmediato en caso que te ofrezcan la posición.

5. "¿A qué se dedica tu empresa?"

"Lo más probable es que tú debas responder preguntas sobre la organización", le dijo a BBC Mundo Alison Doyle, experta laboral en The Balance.

"Investiga quién es tu potencial empleador, revisa su sitio web, sus redes sociales y las noticias que se hayan publicado sobre la firma", agregó. Doyle también recomienda averiguar si alguno de tus contactos tiene información más detallada que no se conoce públicamente.

6. "¿Cuál es el salario?"

Lo ideal es no poner el tema sobre la mesa sino esperar a que el entrevistador lo haga. "No quieres preguntar el salario demasiado pronto, porque quizás ni siquiera te han considerado aún para el rol", dijo Doyle.

"Estratégicamente es mejor que la persona que está contratando lo mencione, para que tengas un mayor espacio de negociación en caso que sea necesario", agrega.

7. "Realmente quiero este trabajo"

No es bueno parecer en una posición desesperada. Una cosa es decir que estás muy interesado en el empleo y que crees que tienes las habilidades para hacerlo. Otra distinta es decir que este empleo es tu única opción, que no sabes qué harás si no lo consigues, o que por favor te lo den porque lo agradecerás eternamente.


Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar