Más artículos

Mercado laboral actual: las habilidades digitales, dentro de las más demandadas

Mercado laboral actual: las habilidades digitales, dentro de las más demandadas
Un estudio de LinkedIn y el BID, que toma perfiles de 10 países del G20, incluida Argentina, reveló las aptitudes más requeridas en los trabajos actuales
09.01.2019 00.05hs Management

¿Qué pasaría si se tuviera la información necesaria para identificar los empleos de mayor crecimiento de un país y las habilidades necesarias para ser contratado? ¿Y qué tal si estos mismos datos pudieran también ayudar a decidir entre qué empleos es más fácil cambiarse de acuerdo a las habilidades adquiridas al momento?

Frente a estas preguntas, LinkedIn y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) elaboraron un informe llamado “¿Hasta dónde pueden llevarte tus habilidades?" (ver el estudio completo aquí) que permite conocer y entender cuáles son las habilidades más demandadas en estos tiempos, los cambios derivados de variables ocupacionales y los movimientos de empleados entre diferentes puestos. Para ello, se tomaron como muestra perfiles de LinkedIn de 10 de los 20 países miembros del G-20 (incluida la Argentina), que permitió aportar datos dinámicos y fehacientes del mercado laboral.

El estudio reveló que tanto las ocupaciones relacionadas con la tecnología como las habilidades digitales avanzadas son muy requeridas por las empresas. En este sentido, destacan que tanto escuelas como universidades deberían ajustar sus planes de estudio para lograr que las nuevas generaciones puedan adquirir estos conocimientos: la incorporación de las llamadashard skills” (o habilidades duras) son sumamente importantes, y encontrar la mejor forma de enseñarlas y desarrollarlas se convertirá en una preocupación central para educadores, estudiantes, trabajadores y agencias gubernamentales de todo el mundo.

Por otra parte, el estudio señala que está aumentando la demanda de los empleos que implican el trabajo con personas, ya que si bien para estas posiciones es necesario contar con destrezas y conocimientos digitales cada vez más importantes, también requieren de altos niveles de inteligencia social para observar y evaluar las reacciones de las personas y tomar decisiones estratégicas a partir de información compleja. Este tipo de ocupaciones son emergentes y en Argentina en particular muestran un importante crecimiento.

Por su parte, el surgimiento de los datos a gran escala está generando una gran cantidad de fuentes no tradicionales de información sobre los trabajadores y sus empleos, con un inmenso potencial para arrojar luz sobre muchas dinámicas y problemáticas del mercado laboral. Las principales ventajas de utilizar este tipo de datos, comparándolos con fuentes de información más tradicionales, son la granularidad, la velocidad y el menor costo de recolección de la información.

En este sentido, las redes profesionales y las plataformas de búsqueda de trabajo como LinkedIn, están generando una enorme cantidad de información con un buen nivel de segregación por área geográfica, ocupación o nivel de habilidad. Además, los usuarios actualizan continuamente estos datos, por lo que sirven para analizar temas como la demanda de habilidades emergentes, con el potencial añadido de reducir considerablemente el costo de recopilar grandes cantidades de información en forma continua.

Dentro de este cambio de paradigma laboral, la red social identificó un fenómeno particular: los países con redes de empleos más interconectados ofrecerían más posibilidades para ayudar a los trabajadores a salir de las ocupaciones en declive.

Los resultados del estudio muestran que en los países donde las ocupaciones están estrechamente relacionadas, los trabajadores de industrias en declive tienen una gama más amplia de alternativas para reinsertarse laboralmente. Estos resultados también se mantienen cuando se analizan las transiciones ocupacionales que producen las mayores ganancias en las tasas de contratación.

Asimismo en nuestro país, a pesar de que algunos roles están en proceso de declive, también se están transformando en emergentes en temas de empleabilidad, dado que son ocupaciones que se suman a otras, complementándose entre sí, para crear nuevos puestos de trabajo. A partir de ello, LinkedIn creó un indicador para medir la capacidad de las personas de reconvertirse y adaptar su perfil de una industria a otra y lo denominó “grado de transferibilidad”, es decir, la posibilidad de comprender qué tanto se puede migrar de una ocupación a otra en función del tipo de habilidades adquiridas.

A modo de conclusión, LinkedIn y el BID remarcan que las ocupaciones y habilidades destacadas en dicho análisis fueron reportadas por los usuarios y no necesariamente serán requisitos de los potenciales empleadores. En este sentido, afirman que una medición más completa, que incorpore los requisitos y habilidades dentro de cada ocupación, podría proporcionar distintas mediciones de las necesidades de habilidades cambiantes.

Para acceder al estudio completo, hacer click aquí.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas