Más artículos
Stella Artois crea un hotel virtual donde los huéspedes serán atendidos por estrellas de Hollywood

Stella Artois crea un hotel virtual donde los huéspedes serán atendidos por estrellas de Hollywood

Stella Artois crea un hotel virtual donde los huéspedes serán atendidos por estrellas de Hollywood
En esta estrategia de marketing, la marca de cerveza busca que los consumidores se interesen e irá generando pistas en Twitter hasta elegir a los ganadores
Por iProfesional
19.08.2020 08.37hs Marketing

El generar una buena experiencia abre muchas oportunidades para que las marcas estrechen un lazo con el consumidor.

Este desafío parece estar en mente de Stella Artois, según lo que ofrece con su más reciente estrategia de marketing.

Se trata de un hotel vital en el que ofrece a los interesados a participar para ser de los seleccionados a disfrutar de comodidades de un hotel de cinco estrellas y ser atendidos por estrellas de Hollywood.

La iniciativa se llama Hotel Artois @Home, una experiencia virtual que suma a figuras como Liev Schreiber (Ray Donovan / X-Men), Eva Longoria (Desperate Housewives), Andy Cohen (Watch What Happens Live) o Blake Griffin (de los Detroit Pistons).

En esta estrategia de marketing, la marca de cerveza belga busca que los consumidores se interesen, y por ello durante esta semana publicará esporádicamente cuatro reservas gratuitas para el 2 de septiembre, generando una dinámica de pistas en Twitter y, de esa forma elegirá a los ganadores.

En esta campaña, Stella Artois quiere que dejes de trabajar y mejor disfrutes tu cuarentena, según Merca20.

Stella Artois te invita a disfrutar de una cerveza.
Stella Artois te invita a disfrutar de una cerveza.

Stella Artois sabe que hoy el consumidor busca experiencias que, más que venderle un producto o servicio, lo estimulen en diferentes niveles y de manera personalizada; en este caso propone actividades como na clase de mixología, una sesión de yoga o un dibujo de caricatura.

Si bien, el turismo está de capa caída pese a que se han flexibilizado las medidas de distanciamiento social y confinamiento en diversos países, las marcas han encontrado en este sector, una forma para conectar con sus públicos objetivo.

Ejemplo de ello es Airbnb y sus ‘Experiencias online’, un formato que presentó en abril pasado con el que ha obtenido buenos resultados ofreciendo a los anfitriones una alternativa para seguir generando ingresos, mientras que a los usuarios una forma de disfrutar una experiencia lúdica que también se traduce en un beneficio tangible.

Anteriormente, pero ya durante la pandemia, Stella Artois presentó la campaña Daydream (in the Life Artois), creada por la agencia Pereira O’Dell para Estados Unidos

La idea en esa acción fue sumarse a una de las principales reglas que se estableció para reducir el impacto sanitario del regreso a las calles, que indica, "si es posible, no salgas". Por supuesto, para muchas personas no es viable, en términos económicos, quedarse encerrado más tiempo. Sin embargo, hay quienes tienen el "privilegio" de poder trabajar desde sus hogares. Esta palabra está entre comillas porque, como lo señala la nueva campaña de Stella Artois, se trata de una bendición con muchas presiones.

Aunque suena a "problemas de primer mundo", la gente que aún puede quedarse en casa aún tiene que enfrentar el reto de la sobrecarga de trabajo. Hay muchos que, por el home office, ya están trabajando más horas que nunca en su vida. En muchos sentidos, están realmente casi todo el día frente a sus computadoras, tratando de entregar resultados a sus compañías. Así que, en su nueva campaña, Stella Artois está invitando a la gente a cambiar este status quo.

La activación es un todo un video musical para un remake del clásico Daydream de 1966. A lo largo de la campaña, varias personas en aislamiento empiezan a dejarse volar su imaginación, pensando lo que podrían hacer si no estuvieran encerrados en sus casas. El mensaje de fondo es animar a las personas a tomarse un descanso este verano y no pasar todo el día atados a sus computadoras. Y en cambio, darse un poco de tiempo para poder disfrutar más de la vida.