Más artículos
Crisis de Vicentin activó "efecto dominó" en proveedores y daña al cordón industrial rosarino

Crisis de Vicentin activó "efecto dominó" en proveedores y daña al cordón industrial rosarino

Crisis de Vicentin activó "efecto dominó" en proveedores y daña al cordón industrial rosarino
GYT Plus ya se declaró en cesación de pagos y hay inquietud respecto de la situación de ACA y otros acreedores. Crece la preocupación en pueblos y ciudades
Por Patricio Eleisegui
13.02.2020 06.54hs Economía

El derrumbe de Vicentin activó un oscuro frente de tormenta para sus proveedores y ya enciende el peor de los temores entre las poblaciones del cordón industrial rosarino que, en gran medida, dependen económicamente del funcionamiento de la agroexportadora en default.

El acumulado de deudas que aqueja a la compañía, que acaba de recibir su suspensión como operadora en la Bolsa de Comercio de Rosario, viene de empujar a la cesación de pagos a la corredora de granos GYT Plus y a la acopiadora Guardati-Torti SA, y tiene en vilo a acreedores como Corredora Pampeana, BLD, Bollatti, Bessone y Giorgi.

En el caso de la dupla GYT Plus-Guardati, las compañías se declararon en cesación de pagos a raíz de los incumplimientos de Vincentin.

A principios de este mes, los actores en cuestión emitieron un comunicado conjunto –pertenecen a los socios Juan Carlos Guardati y Ángel Torti– expresando que "debido a múltiples situaciones ajenas a nuestra voluntad hemos sufrido un impacto de consideración en nuestras finanzas, que torna muy difícil el cumplimiento temporáneo de las obligaciones asumidas".

GYT Plus es una de las acopiadoras más relevantes del segmento y, según pudo indagar iProfesional, sus directivos tienen peso en la mesa que decide los destinos comerciales de la Bolsa de Comercio rosarina. Además de jugar fuerte en el movimiento granario, Guardati y Torti también tienen participación importante en el mercado de capitales en el núcleo exportador de esa zona de Santa Fe.

Por supuesto que no es el único caso con dificultades a la vista. Desde el sindicato de Aceiteros, fuentes interpeladas por este medio mencionaron a la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) como otra de las operadoras que enfrentan un panorama financiero complicado a partir de lo que ocurre con Vicentin.

"La deuda con ACA es muy grande, también. De varios miles de dólares. Y lo peor es que, de afectar a la unión de cooperativas, eso arrastraría a otro grupo de empresas y productores que trabajan con ACA. El temor es muy grande", dijo a iProfesional una fuente del gremio.

A mediados del mes pasado, trascendió que la firma en default adeuda alrededor de 100 millones de dólares justamente a ACA. Y que la falta de actividad de las plantas de Vicentin desde declarado el desastre financiero responde, en gran medida, a la decisión de la cúpula de la asociación de cooperativas de cortar la entrega de materia prima a la firma en "crac".

Otra situación a seguir comprende a la empresa Gagliardo Agrícola Ganadera (GAGSA), con base en la ciudad de Pérez, y que en las últimas semanas presentó un pedido de quiebra de Vicentin ante el Juzgado Civil y Comercial 14 de Santa Fe.

"Vicentin está sin liquidez para cumplir con los compromisos cerrados con quienes le entregaron soja con precio a fijar. Y fueron muchos los proveedores que operaron bajo esa modalidad, sobre todo en 2019", advirtió un especialista en agronegocios, en estricto off the record.

Añadió: "Como ya no tiene financiamiento, no puede responder a estos requerimientos masivos de los que ahora ya son acreedores. Estos entregaron mercadería con tiempo y ahora, cuando quisieron cobrar, se encontraron con que Vicentin no tiene un centavo. Hay que ver cómo sobreviven".

Drama regional

A la par de la incertidumbre que gobierna a los acreedores de la agroexportadora, se multiplica la preocupación en los pueblos y ciudades del cordón industrial rosarino ligados económicamente a la operatoria de Vicentin.

En ese sentido, durante la jornada del martes se celebró una reunión convocada por intendentes y presidentes comunales del área, en coordinación con la CGT San Lorenzo, para exigir que los estados provincial y nacional intervengan ante la eventual pérdida de miles de puestos de trabajo.

En concreto, y de acuerdo al gremio de Aceiteros, el parate de Vicentin colocó en peligro de extinción a más de 1.000 empleos directos y alrededor de 2.000 indirectos. Al mismo tiempo, el default de la agroexportadora complica los números directos de comunas como San Lorenzo, que venía percibiendo a razón de 8 millones de pesos mensuales sólo en concepto de Derecho de Registro e Inspección (DREI).

"Para San Lorenzo esto que ocurre es otro desastre. Vicentin tiene tres plantas en la ciudad. De los 2.000 empleos directos, hoy apenas si quedan operativos unos 150 puestos que se ocupan del mantenimiento de los predios. No hay camiones que ingresen ni movimiento de barcos. San Lorenzo ya sufrió las consecuencias del parate de la refinería de Oil hace dos años. Hoy la gente tiene la misma preocupación", dijo a iProfesional Pablo Reguera, secretario general de Aceiteros.

El dirigente reconoció que entre las filas de los trabajadores "hay conciencia y angustia porque se entiende que Vicentin no podrá sostener los sueldos por mucho tiempo más". Reguera comentó que "el costo laboral para la empresa es de 100 millones de pesos mensuales".

"La esperanza está puesta en marzo, en que la empresa pueda tener una nueva posibilidad a partir de la nueva cosecha. Dependerá de los acreedores y de la voluntad de los gobiernos de ayudar también. Ojalá ahí arranque todo, que las plantas vuelvan a trabajar y los barcos empiecen a salir otra vez", concluyó.

Ricardone es otra de las comunas que ya empezaron a sentir los efectos de la parálisis de Vicentin. En dicho pueblo la compañía posee una de sus principales playas de camiones. A partir de la interrupción al pago de impuestos que la firma empezó a aplicar sobre todo en el último tramo de 2019, la agroexportadora generó una deuda con el municipio del orden de 1,4 millón de pesos.

"No veo muy clara la solución, si cerrara sería un caos para la región. Me pareció correcta la unión de fuerzas, pero no le veo la salida", declaró en las últimas horas Adrián Maglia, jefe comunal de Ricardone. "Hay una economía salvaje que venimos soportando. Nunca me imaginé que esta empresa de renombre podría llegar a esto", agregó.

Lo que debe

En total, la deuda de Vicentin es de 1.350 millones de dólares, de los cuales unos 1.000 millones son con los bancos y, otros 350 millones, con empresas del sector agrícola.

El Banco Nación es el principal acreedor de la empresa, con 18.000 millones de pesos, seguido por el Provincia con 1.600 millones, y el Banco de Industria y Comercio Exterior (BICE), con 5 millones.

La crisis de Vicentin se convirtió esta semana, tal como señaló iProfesional, en el mayor default de una empresa argentina de los últimos 18 años. Específicamente, desde el 2 de abril del 2002, cuando Telecom Argentina se declaró en cesación de pagos, tras anunciar que no podía enfrentar obligaciones por 3.250 millones de dólares.

Ahora, Vicentin acaba de subirse al "podio", con un pasivo de 1.350 millones de dólares que al tipo de cambio actual se convierten en alrededor de 100.000 millones de pesos, según la cotización del dólar que se utilice para convertir ese pasivo de la moneda norteamericana al peso argentino.

Suspensión en la Bolsa

El martes de esta semana, la Bolsa de Comercio de Rosario a Vicentin como operadora del Mercado Físico de Granos de dicha institución hasta que "se acredite la homologación del acuerdo preventivo logrado con sus acreedores".

Tras la presentación de la empresa el lunes, de una solicitud para la apertura de un concurso preventivo de acreedores por no poder hacer frente a sus deudas con proveedores y entidades financieras, la entidad bursátil rosarina decidió suspenderla como operadora del mercado físico de granos.

La decisión publicada en la resolución 01/2020 de la Bolsa fue tomada en base a lo expuesto en el artículo 10 del Reglamento de Operadores del Mercado Físico de Granos, el cual establece que "la presentación en concurso preventivo de una firma operadora determinará la suspensión de la misma hasta que se acredite la homologación del acuerdo preventivo logrado con sus acreedores".

Asimismo, el artículo 35 indica que "las firmas operadoras suspendidas, cualquiera fuese el carácter de la suspensión, quedan inhabilitadas para actuar en el mercado por el tiempo que dure la suspensión, estándoles vedadas la concertación y registración de operaciones en la Bolsa".

El lunes, el directorio de la firma confirmó que solicitó "el concurso preventivo ante el Juzgado de Primera Instancia Distrito Número 4 en lo Civil y Comercial, Segunda Nominación de Reconquista", en la provincia de Santa Fe.

Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Economía