Más artículos

Coloquio de IDEA

La economía que viene: qué prevén los empresarios para el dólar, inflación y actividad

Para los empresarios, lo peor de la crisis ya pasó pero reclaman reducir el déficit y bajar las tasas
En el marco del Coloquio de IDEA, que se desarrolla en Mar del Plata, directivos de compañías trazaron su visión sobre las principales variables económicas
Por Andrés Sanguinetti
18.10.2018 06.30hs Negocios

El mismo día en que se conoció la inflación de septiembre del 6,5%, la segunda más alta del gobierno de Mauricio Macri, los empresarios más importantes de la Argentina coincidieron en que a partir de ahora el índice se irá reduciendo y que el año próximo tenderá a ubicarse en niveles más sensatos para la economía del país.

La sensación de esperar para lo que resta del año y para el 2019 variables mucho más sensatas que las que se evidencian desde abril pasado recorrió los salones del hotel Sheraton de Mar del Plata, en donde se está desarrollando el 54 Coloquio de IDEA.

La mayoría de los ejecutivos, banqueros y hombres de negocios que se encuentran en esta ciudad balnearia aseguran que lo peor ya pasó y predicen un escenario de estabilización a partir de buenas señales que provendrán del campo, el turismo y la energía, entre otros sectores.

Creen que, además de la inflación, el dólar oscilará en la actual banda cambiaria estipuada por el Banco Central en torno a los $34 y $44 por unidad. Y que si bien continuará, la recesión comenzará a revertirse a partir del año próximo de la mano de mejoras en los ingresos provenientes de la reapertura de las paritarias y de un freno en la suba de los precios.

También atribuyen las mejoras al plan de secar el mercado de pesos que impuso el nuevo titular del Banco Central, Guido Sandleris, a partir de una política ultra restrictiva con la que apunta a achicar la base monetaria.

Con esta estrategia, el funcionario apunta a frenar la devaluación, bajar el dólar y la inflación, aunque a costa de altas tasas de interés que seguirán teniendo un efecto nocivo en la economía real y la productividad de las empresas.

Por eso mismo, los ejecutivos se muestran alertas y mantienen la preocupación en cuanto a indicadores de la economía que impiden recomponer el tejido productivo, el consumo y encontrar señales de salida de la recesión. Y esperan que el Gobierno pueda comenzar a, por ejemplo, bajar la tasa de interés elegida para sortear la inestabilidad financiera y cumplir con las metas fiscales de reducir el gasto público y alcanzar el déficit cero.

Cumbre empresaria

Los casi 1.000 participantes de esta edición del tradicional encuentro que todos los años organiza IDEA comenzaron a llegar a Mar del Plata bien temprano en la mañana. Por lo menos los que optaron por llegar en auto y no vía aérea, ya que muchos no pudieron concurrir al primer día debido a que la densa neblina que cubrió la ciudad impidió el aterrizaje de los vuelos en el aeropuerto de Camet.

De todos modos, a partir de las 19 el hall del Sheraton se colmó de asistentes al coctail previo a la inauguración oficial del Coloquio, con las palabras de Javier Goñi, presidente de la entidad y CEO de Ledesma.

Antes de su discurso, el ejecutivo reflexionó sobre el ambiente empresario y las preocupaciones sobre el futuro. Reconoció que la inflación de septiembre es alta pero aseguró que “era esperable” y también se mostró optimista en cuanto a que se irá reduciendo, “al igual que se irán estabilizando la macroeconomía y las variables que nos venían preocupando”.

Para el ejecutivo el país pasó meses complicados, pero ahora se iniciará una etapa de mayor optimismo “en la cual todos tenemos que trabajar para mejorar tanto el corto como el largo plazo”.

Como el resto de los hombres de negocios, el apoyo de Goñi al Gobierno se mantiene, aunque con ciertos matices y críticas vinculadas a la necesidad de que se reconstruyan las variables que permiten mejorar los ratios productivos de las empresas.

“Velamos por la institucionalidad y la transparencia, como valores a trabajar y sabemos que Gobierno los comparte y por eso tenemos que debatir los temas que nos preocupan entre todos, para poder salir adelante”, añadió Goñi.

Al respecto, Miguel Rodriguez, uno de los dueños de la empresa Sinteplast y miembro del comité ejecutivo de la UIA, reconoció que también espera que la inflación comience a bajar a partir de ahora.

“Bajará por la caída de mercado y la sequía de dinero que saca toda posibilidad de que los precios suban”, explicó. “La recesión hace bajar la inflación y le pone coto a los precios”, agregó.

Pero también criticó el nivel de tasas de interés, en el marco de una economía que no produce. “La realidad es que esto genera achique de mercado, de la torta que ahora va tener mucha sillas afuera de esa mesa, que causará una caída del PBI industrial del casi 3% para este año y del 1,5% para el próximo”, advirtió Rodriguez.

También dijo que el actual nivel de las tasas “está eliminando empresas, en especial las que estaban mal desde el primer cuatrimestre y que son las que van a desaparecer”.

De todos modos, y al igual que Goñi, considera que con esfuerzo se puede salir, y que la economía se puede reacomodar, aunque a un nivel de expansión mucho menor.

“Un escenario crudo, pero real con empresas que se irán presentando en concurso preventivo o convocatoria de acreedores y con otras que van a perdurar”, sentenció ante iProfesional.

El mismo panorama describió Eduardo Paladini, director de la empresa alimenticia que lleva su nombre.

“La inflación bajará el año próximo, pero me preocupa lo que puede pasar en materia social a fin de año por lo cual estamos hablando con las fuerzas de seguridad para poder contener los pedidos de las áreas más marginales”, detalló el empresario.

Su mirada se refiere además a la necesidad de que el Gobierno pueda recomponer un escenario de mejoría económica con el programa que ha adoptado primero para ordenar la inestabilidad financiera, y luego para reactivar la producción.

“En este sentido, las tasas son prohibitivas y atentan contra cualquier tipo de inversiones”, reconoció el dueño de uno de los mayores frigoríficos de la Argentina, para quien es necesario que se vayan reduciendo para reordenar la economía industrial.

“Creemos y apostamos por el país, y apoyamos a la Argentina y su faz productiva, que tiene que ser positiva por el largo plazo aunque ahora estemos pasando por una crisis profunda de la que hay que salir”, aseguró Paladini.

Las palabras de este empresario fueron refrendadas por otros representantes del sector de consumo masivo presentes en el Coloquio de IDEA, donde participan, entre otros, ejcutivos de las dos mayores cadenas de hipermercados del país como son Walmart y Carrefour. También de grandes petroleras como Pan American Energy, YPF y Shell,  y hasta los mayores bancos, tales como Galicia y HSBC, entre otros.

La mayoria de estos hombres de negocios también buscarán, durante estos tres dís de debate del Coloquio de IDEA analizar el escenario político actual y las consecuencias que el fracaso económico puede tener en el proceso electoral del año próximo para Cambiemos y para el propio presidente Mauricio Macri.

Por eso, todos escucharon atentos las definiciones de María Eugenia Vidal durnate la cena de apertura. La gobernadora bonaerense es una de las figuras destacadas del gobierno ante la mirada de los ejecutivos.

“Nosotros los necesitamos para sostener el empleo e incrementarlo, para sostener a las Pymes. Estamos generando una línea de crédito para descontar cheques, bajamos ingresos brutos, pero necesitamos que cuando trabajen con Pymes les paguen al día, que las ayuden a crecer", le dijo la mandataria bonaerense a los empresario durante su intervención.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar