Para autos y motos, ya se viene el "08" digital: ¿cuántas cédulas verdes ya se tramitaron por Internet? Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Empresas de alimentos prevén que eliminación del IVA sólo siga para los beneficiarios de planes

Empresas de alimentos prevén que eliminación del IVA sólo siga para los beneficiarios de planes
Creen que un eventual gobierno de Alberto Fernández cambiará la política de consumo: prevén que elimine Precios Esenciales y se modifique Precios Cuidados
Por Andrés Sanguinetti
18.10.2019 13.24hs Negocios

Las empresas y las grandes cadenas de retail que compiten en el segmento de consumo masivo ya esperan cambios en los esquemas de planes y beneficios que vienen implementado con el actual gobierno a partir de la llegada del Frente de Todos a la Casa Rosada.

En este marco y con el 55 Coloquio de IDEA que se está desarrollando en Mar del Plata como escenario, ejecutivos del sector estiman que los tres planes que forman parte de la estrategia oficial actual sufran cambios o directamente sean eliminados.

Desde las grandes cadenas de supermercados a los principales grupos fabricantes de alimentos y bebidas saben que la próxima gestión de Alberto Fernández tendrá una fuerte injerencia en el sector con el objetivo de dinamizar de manera inmediata la economía y salir de la recesión.

Admiten que para un gobierno de tono peronista, el consumo es una de las columnas fundamentales de la gestión y hasta se animan a anticipar que las "góndolas" serán el corazón de la política pública del próximo gobierno que encabezará Alberto Fernández.

Como el resto de los casi 1.000 empresarios y hombres de negocios que participan del Coloquio de IDEA que se desarrolla en los salones del hotel Sheraton de Playa Grande, dan como un hecho el fin del ciclo de Cambiemos y de Mauricio Macri al frente de la Casa Rosada.

En ese marco vienen manteniendo reuniones con voceros del candidato a presidente del Frente de Todos para delinear los planes que, según comentaron fuentes del sector, se implementarán a partir del 10 de diciembre.

En algunos casos, los encuentros son realizados bajo el paraguas de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) con referentes de Alberto Fernández como Daniel Arroyo y Matías Kulfas, entre otros.

Según algunas fuentes del sector que se encuentran participando del Coloquio de IDEA, el actual diputado nacional por el peronismo ya les anticipó que la eliminación del IVA a los productos de la canasta básica de alimentos se mantendrá pero como ciertas modificaciones.

No continuará siendo masivo para toda la sociedad sino que la rebaja será exclusiva para los sectores sociales más castigados por la recesión y que con ese objetivo se piensa en la creación de una tarjeta de beneficios que exclusivamente usarán los millones de beneficiarios de planes sociales.

La propuesta de Arroyo ya tiene en consenso del propio Alberto Fernández quien ya anticipó que creará el Consejo Federal Argentina contra el Hambre, que dependería directamente del Poder Ejecutivo y que sería comandado por Arroyo.

En el caso del IVA, la idea es que su implementación quede bajo control de este nuevo organismo y que deje de ser un tema de disputa con los gobernadores por el impacto fiscal que les generó a las provincias la medida tomada por el actual gobierno luego de haber sido duramente castigado con los votos durante las elecciones de las PASO.

"La idea es que el beneficio quede acotado a los que reciben alguno de los planes sociales para de esta forma inyectar más dinero en los bolsillos de quienes menos tienen y a la vez limitar el costo fiscal", aseguran desde las empresas alimenticias.

De esta forma, los sectores de clase media y alta tendrán que volver a pagar el IVA cada vez que compren uno de los 14 productos de la canasta básica que hoy no tienen este tributo en su costo de precios debido a que desde el Frente de Todos se toma como estrategia política basar las próximas medidas en los más de 11 millones de argentinos subsidiados de alguna forma por el Estado.

En cuanto al impacto fiscal, el uso de una tarjeta traslada ese costo a dicha herramienta. Esto, teniendo en cuenta que al tratarse de un impuesto coparticipable, la norma generó un conflicto con las provincias, y la Corte Suprema indicó que la Nación debía hacerse cargo del costo fiscal, con lo cual el debate será saldado seguramente una vez que asuma Alberto Fernández.

Con respecto a los otros dos programas en funcionamiento también serán modificados. Por lo menos, el de Precios Cuidados, que vence durante los primeros días de enero próximo y que permite a las cadenas ofrecer una canasta de más de 500 productos con aumentos regulados por el Estado.

En este caso, la propuesta sería reducir la cantidad de artículos para poder ser más eficientes en el abastecimiento, pero sumar primeras marcas para contar con precios de referencia que impidan al resto de los competidores incrementos mayores.

Si estos cambios finalmente se implementan, Precios Cuidados volverá a un esquema parecido con el cual se lanzó en el 2014, cuando abarcaba una canasta de 194 productos.

En cuanto a Precios Esenciales, vence a fines de octubre y hasta ahora no hubo contactos del Gobierno para negociar su extensión con las empresas que participan con sus productos en este plan que ofrece una canasta de alimentos a precios congelados desde abril pasado.

"No tuvimos ninguna reunión o llamado por parte de las autoridades para extender este beneficio por lo cual entendemos que no se seguirá usando, más que nada porque es imposible seguir con los mismos precios que hace siete meses con los actuales y próximos  niveles de inflación", estiman en las empresas y las cadenas del sector.

Expectativa de mayor inflación

Los empresarios también creen que dentro del paquete de medidas de urgencia que el próximo gobierno lanzará para poder reactivar el consumo en el corto plazo se encuentra la posibilidad de volver a emitir. En este sentido, los hombres de negocios señalan que si esto ocurre la inflación no bajará y que, por el contrario, seguirá subiendo.

Sin embargo, creen que Alberto Fernández podría permitir algunos puntos inflacionarios más si eso le asegura un cambio positivo de expectativas en el corto plazo y logra inyectar fondos a los bolsillos de los sectores más perjudicados por la recesión.

También esperan que otra de las medidas será descalzar las subas de los salarios de los incrementos de precios. Es decir, no atar los resultados de las negociaciones paritarias con los aumentos provocados a partir de la inflación.

"Esto es acordar una suba salarial pero ver la forma de que esos incrementos no tengan impacto en la canasta de alimentos y que los precios tengan retoques menores a los acordados para los sueldos", amplían desde las empresas.

En compensación, el gobierno y los gremios le permitirían a las compañías y las cadenas del sector la posibilidad de contar con pautas de productividad más beneficiosas como menores horas de trabajo o bajar el costo de las horas extra, entre otros.

Con todas estas medidas actuando de forma conjunta, en el sector estiman que habrá mejoras en el corto plazo en cuanto a un mayor consumo, en especial entre los segmentos de clase media y baja.

Pero más allá del contenido del próximo plan para reactivar el consumo, los hombres de negocios de este sector anticipan que las relaciones con el próximo gobierno serán nuevamente ásperas y ríspidas a la hora de negociar los cambios y pedir incrementos de precios.

Sostienen que si bien todavía no se conoce el nombre de quien comandará la Secretaría de Comercio Interior, las charlas y conversaciones tendrán un tono más problemático que las que tienen con Ignacio Werner, actualmente a cargo de ese organismo.

Los empresarios explican que la relación actual es fluida pero con malos resultados y anticipan que con el regreso del peronismo el vínculo será más ríspido pero quizá con mejores resultados.

Más allá de quien reemplazará a Werner a partir del 10 de diciembre, debido a que por ahora no parece haber un candidato ya bendecido por Alberto Fernández y teniendo en cuenta que el de mayores posibilidad como es Augusto Costa ya rechazó volver a ese puesto y se mudará a la provincia de Buenos Aires para formar parte del equipo de Axel Kicilof.

Otros nombres que suenan son los de Ariel Langer, quien fue subsecretario de Comercio Interior durante la gestión de Costa; y Paula Español, especialista en comercio exterior. Pero es improbable que terminen aceptando.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Te puede interesar